Avena: un remedio, 9 soluciones

La avena es un plato típico de un desayuno saludable. Se puede comer dulce o salada y es un cereal rico en nutrientes, popular porque nos ayuda a controlar nuestros niveles de colesterol.

Pero además de un desayuno típico, la avena tiene diversos beneficios para nuestra salud, que podemos aprovechar. Aquí te compartimos diez distintos remedios que puedes hacer con avena.

01
de 09

Ayuda a adelgazar

Avena. Getty Images

La avena es uno de los 7 alimentos recomendados para combatir la grasa abdominal. Ayuda a activar el metabolismo y produce sensación de saciedad. Según la Revista de Nutrición, la viscosidad de un plato de avena nos ayuda a sentirnos satisfechos por horas. Además, la avena sustituye grasas nocivas por Omega 3 y elimina toxinas de la sangre.

02
de 09

Para el cuidado del cabello

Aunque a muchas personas sorprenda, en realidad no necesitamos champú ni jabón para limpiar el cabello. Nuestro pelo produce un aceite con que se limpia a sí mismo si lo dejamos tranquilo, pero que nuestro cabello pierde y/o produce en exceso por los químicos con que lo lavamos.

Una forma natural y saludable de cuidar nuestro cabello es mezclando avena triturada con bicarbonato de sodio. El bicarbonato eliminará residuos y la avena es ideal para regular los niveles de grasa en nuestro cabello. Enjuaga después de unos minutos y tendrás el efecto de un maravilloso champú hecho en casa

03
de 09

Ayuda a combatir el cáncer

La avena es uno de los alimentos recomendados por la Revista Internacional de Epidemiología para combatir el cáncer. Según un estudio, las mujeres que consumen regularmente avena tienen hasta 40 por ciento menos probabilidades de contraer cáncer de mama. 

04
de 09

Reduce los niveles de colesterol y glucosa

Diversos estudios avalan el consumo de avena como alimento para combatir el colesterol y de azúcar en la sangre, con o sin el uso de medicamentos. Por lo tanto, quienes tienen riesgo de enfermedades cardiovasculares y pacientes diabéticos o prediabéticos, pueden beneficiarse del consumo regular de avena.

05
de 09

Alivia la comezón

Muele la avena seca en un procesador hasta obtener un polvo fino y envuélvelo en una tela o malla. Utilízala como esponja de baño durante la ducha, ya sea con o sin jabón. La avena ayuda a reducir la irritación causada por picaduras y es suave con la piel, por lo que también puede utilizarse en varicela y otras afecciones cutáneas.

Pon unas gotas de equinácea en tu malla con avena para incrementar sus beneficios. 

06
de 09

Energía sostenida

Si tienes altibajos de energía es posible que tu dieta no tenga buen control del azúcar. En lugar de mantenerte despierto con azúcares y café, prueba comer avena unas tres horas antes de una actividad intensa de ejercicio o trabajo. Sus carbohidratos complejos mantendrán estables tus niveles de energía. 

07
de 09

Prepara un baño desestresante

Otra de las bondades de la avena es que ayuda a relajarnos, tanto como alimento como a nivel tópico. Haz una mascarilla o prueba la esponja de avena, pero incorpora un poco de leche entera tibia y miel. Disfruta del olor y del poder rejuvenecedor de la avena así endulzada. Al final, serás un postre tú misma. 

08
de 09

La avena es exfoliante

Un plato de avena cocida es una excelente mascarilla y un muy buen remedio para combatir el acné. La avena absorbe grasas y ayuda a remover suciedad y células muertas, devolviéndonos una piel joven y sin exceso de grasa. 

09
de 09

Ayuda a eliminar malos olores

La avena absorbe y neutraliza olores en espacios cerrados. Abre un paquete de avena y déjalo en el refrigerador para eliminar los malos olores. Para un efecto más poderoso, puedes combinarla con bicarbonato de sodio, que tiene efectos similares, sobre todo en espacios húmedos.