Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF)

Sobre el órgano rector del atletismo y su importancia para el deporte

atletismo.JPG
Atletismo IAAF. Mardetanha - CC

La Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo, cuyo nombre oficial en inglés es International Association of Athletics Federation (IAAF), es el estamento encargado de dirigir todo cuanto se refiera al atletismo. Por tanto, es el órgano encargado de la reglamentación del atletismo, la organización de las diferentes pruebas y eventos, la regulación de los records establecidos para cada disciplina atlética en cada momento y otras tantas tareas importantes para el buen desarrollo de una de las disciplinas deportivas con más años de historia.

Historia

La Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo se fundó en el año 1912. Aunque lo hizo bajo otro nombre, Asociación Internacional Amateur de Atletismo. Su fundación se produjo tras la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de Estocolmo.

En sus inicios ya contaba con 17 federaciones nacionales de atletismo. Estos miembros han ido aumentando con el paso de los años, hasta llegar, tras más de cien años de existencia, a las 213 federaciones repartidas en seis organismos continentales. Desde la Confederación Africana de Atletismo (CAA) están inscritos 53 federaciones. Por la Asociación Asiática de Atletismo (AAA) hay 45 federaciones inscritas. Por su parte la Asociación Europea de Atletismo (EAA) aporta a 50 federaciones al estamento internacional. La Asociación de Atletismo de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe (NACAC) aporta a 32 federaciones. Por otra parte, la Asociación de Atletismo de Oceania (OAA) aporta 19 federaciones al órgano internacional.

Las 13 federaciones restantes provienen de la Confederación Sudamericana de Atletismo (CSA).

Por su parte, la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo ha tenido un total de 5 presidentes en su dilatada historia centenaria. El primer presidente del órgano internacional fue el sueco Sigfried Edström, que mantuvo el cargo entre el 1912 y el 1946, realizando numerosos bienes para el atletismo, en un periodo tan complicado para el estamento como fueron los inicios.

Tras estos más de 30 años, le sustituyó en el cargo David Burghley, procedente de Reino Unido. Su cargo se extendió entre 1946 y 1976. Tras él, otro europeo sería el encargado de dirigir el órgano. Se trató de Adriaan Paulen, de los Países Bajos. Su dirección, sin embargo, se acabaría pronto siendo, hasta el momento, el presidente con menos años en la dirección de la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo. Y es que el de los Países Bajos fue presidente entre 1976 y 1981. El italiano Primo Nebiolo se encargó de dicha dirección tras Paulen. Se produjo entre el 1981 y el 1999, un total de 18 años bien aprovechados. En el año 1999 subió a la dirección de la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo el actual presidente, Lamine Diack, el primer no europeo que ha dirigido el órgano. El senegalés lleva en el puesto un total de 15 años hasta el momento.

Competiciones

Hay un elevado número de competiciones que son dirigidas por la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo. Es por ello que solo vamos a nombrar las más importantes de todas las que organiza.

En primer lugar cabe destacar el Campeonato Mundial de Atletismo. Es la cita más importante de todas cuantos se celebran, puesto que tienen cita todos los atletas del mundo, sea cual sea la especialidad que practique.

También cabe destacar el Campeonato Mundial de Atletismo en Pista Cubierta, donde participan los mejores atletas de esta modalidad del atletismo.

El Campeonato Mundial de Campo a Través o el Campeonato Mundial de Media Maratón, dedicados cada uno a una modalidad de atletismo diferentes.

La Copa Continental de la IAAF, también ha sido una competición importante para cualquier atleta profesional. Así como la IAAF World Challenge o la IAAF Challenges.

Por último, cabe destacar la Liga Diamante, siempre a tener en cuenta para cualquier profesional del atletismo que quiera estar en la cúspide.