Arterias coronarias

La obstrucción de estas arterias puede producir una angina de pecho o un infarto

Corazón humano
Sección transversal de un corazón humano, abajo a la izquierda el sistema coronario con la aorta, arteria coronaria, vena coronaria y vasos sanguíneos.

 Dorling Kindersley/Getty Images

Nuestro corazón está nutrido y oxigenado por su propio sistema vascular: dos arterias coronarias principales, distribuidas a derecha e izquierda. Estas arterias se ramifican desde la base de la arteria aorta y rodean el músculo cardíaco en el llamado surco coronario, localizado en la unión de las aurículas (situadas en la parte superior) y los ventrículos (en la parte inferior). Se trata de la circulación coronaria.

Su función es muy importante, porque aunque las cámaras cardíacas (aurículas y ventrículos) están bañadas por sangre de forma continua, la sangre del corazón no nutre el miocardio.

Anatomías de las arterias coronarias

Para llevar el suministro sanguíneo al corazón, las arterias coronarias se ramifican en:

  1. Arteria coronaria derecha (CD): riega el lado derecho del corazón, esto es: la aurícula derecha, el ventrículo derecho y el tabique interventricular. La parte derecha del corazón es más pequeña porque bombea sangre solo a los pulmones.
    • Rama auricular derecha: irriga el nódulo sinoauricular (SA).
    • Rama interventriculares posterior
    • Rama marginal de la derecha
  2. Tronco Común (TC): es el nombre que los cardiólogos le dan a la arteria coronaria izquierda. El TC se subdivide en otras dos ramas terminales más pequeñas. La parte izquierda del corazón es más grande y muscular porque distribuye sangre al resto del organismo a través del complejo sistema circulatorio.
    • Arteria Descendente Anterior (DA): riega ambos ventrículos y el tabique interventricular
    • Arteria Circunfleja (Cx): riega la aurícula izquierda y la parte inferior del ventrículo izquierdo

    Fase diastólica

    Estas arterias se comprimen cuando se contraen los ventrículos y se llenan cuando se relaja el corazón, es decir, el corazón se alimenta durante la diástole. Por esta razón, cuando el corazón late muy rápido, hay poco tiempo para la relajación y por ello, también disminuye el tiempo de riego al miocardio.

    Esta es la fase en la que los cardiólogos mantienen a las personas con problemas cardíacos con una frecuencia de 60 pulsaciones por minuto, y de ahí el efecto beneficioso de la medicación que hace más lento el ritmo del corazón.

    Venas coronarias

    El miocardio se drena a través de venas cardíacas que se vacían a su vez en un vaso dilatado en la parte posterior del corazón -seno coronario- que se vacía en la aurícula derecha.

    Las venas coronarias drenan principalmente la parte derecha del miocardio.

    Arterias coronarias calcificadas

    Cuando el corazón late muy rápido,—en momentos de excitación o cuando hacemos ejercicio intenso continuado- el miocardio necesita más oxígeno. Pero en el caso de que las arterias coronarias estén obstruidas el suministro sanguíneo es menor, por lo que no llega el oxígeno suficiente al corazón y se produce un dolor torácico lo que se conoce como angina de pecho. Si se ignora este dolor y la angina se prolonga, las células cardíacas que no reciben oxígeno pueden morir, lo que provoca un infarto de miocardio.

    Enfermedad de las arterias coronarias

    La causa principal de la obstrucción de las arterias es una enfermedad llamada arteriosclerosis o aterosclerosis. La enfermedad de las arterias coronariasse produce por la aparición de unas placas de grasa, colesterol, calcio y otras sustancias (ateromas) localizadas en las paredes internas de las arterias (endotelio), que pueden reducir o interrumpir el riego sanguíneo.

    Además de afectar a las principales arterias del cuerpo, la aterosclerosis (endurecimiento de las arterias) puede obstruir las arterias coronarias, produciendo lo que se conoce por enfermedad cardíaca coronaria (o CAD, por sus siglas en inglés).

    La arteriosclerosis es considerada la base de la enfermedad cardiovascular y aumenta tus posibilidades de sufrir un infarto o angina de pecho. Si además fumas, tienes la presión arterial alta (hipertensión) y eres diabético tus riesgo se duplican.

    Causas de la enfermedad coronaria

    Los factores de riesgo cardiovascular son condiciones que predisponen para que se produzca una enfermedad del corazón.

    Las alteraciones de los niveles de colesterol en sangre son un factor de riesgo cardiovascular. Cuanto mayor es la cantidad de colesterol total en la sangre, más posibilidades tienes de sufrir una enfermedad cardíaca.

    Se considera que el colesterol es excesivo cuando es mayor a 200 mg/dl. El problema se produce cuando el exceso de colesterol está producido por niveles elevados de colesterol-LDL o colesterol malo.

    Otras causas son:

    A más factores de riesgo, más riesgo

    Pero si además de tener alto el colesterol, fumas, tienes la presión sanguínea alta o eres diabético las posibilidades de sufrir una angina de pecho o infarto se agravan.

    Aunque los factores genéticos son importantes como causa de las alteraciones del colesterol, los factores ambientales,y sobre todo la dieta inadecuada y la falta de actividad física son determinantes para la enfermedad coronaria arteriosclerótica.

    Referencias:

    Arterias coronarias- Texas Heart Institute (Instituto del Corazón de Texas) Accedido: 10 de enero de 2013. http://www.texasheartinstitute.org/HIC/Anatomy_Esp/coroa_sp.cfm

    Enfermedades del corazón: MedlinePlus Enciclopedia Médica. National Library of Medicine– National Institutes of Health. Accedido: 18 de abril de 2012. http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/heartdiseases.html

    Aterosclerosis: Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre. Accedido: 10 de enero de 2013. http://www.nhlbi.nih.gov/health-spanish/health-topics/temas/atherosclerosis/