Arte mesolítico

Duración y características del arte durante el Mesolítico

Arte mesolítico
Pintura rupestre monocromática, esquematizada y en movimiento característica del Mesolítico. Racó de Nando / Benassal

El Arte Mesolítico reúne las manifestaciones artísticas desarrolladas en la Prehistoria desde finales del Paleolítico Superior hasta el Neolítico (ver: Etapas de la prehistoria). Algunos autores dividen esta época en dos periodos distintos: el Epipaleolítico y el Mesolítico, mientras que otros utilizan ambos términos indistintamente como sinónimos.

Duración del Mesolítico

El Mesolítico coincide con el final de la Era Glacial del Pleistoceno.

Un cambio climático progresivo de temperaturas más altas que repercutirá en la inundación de zonas costeras, la desaparición de ciertas especies animales y el crecimiento de los bosques.

Los expertos no han llegado aún a un consenso para datar este periodo (inicio, final y duración), siendo por lo general considerado una etapa enmarcada entre el año 10.000 a.C. y el 8.000 - 5.000 a.C.

Características y economía de las sociedades del Mesolítico

El hombre del Mesolítico sigue siendo mayormente nómada con alojamientos de invierno y de verano. La subida de la temperatura permite que pase de vivir en cuevas a construir las primeras chozas en abrigos rocosos. En ciertas regiones costeras con abundante alimento durante todo el año se establecen asentamientos más sedentarios.

El aumento de las zonas boscosas da lugar a una mayor producción de vegetales que junto a la migración o desaparición de ciertas especies animales provoca varios cambios con respecto a las sociedades del Paleolítico Superior:

  • Economía que combina la recolección de productos vegetales y la caza de animales más pequeño (incluido el desarrollo de la pesca).
  • Alimentación más variada.
  • Producción de nuevos utensilios líticos especializados.

Características del arte mesolítico

Tal y como ocurre con el Paleolítico Superior, históricamente el estudio de las culturas prehistóricas del Mesolítico se ha centrado en el análisis de los yacimientos en Europa enfocándose en tres ciclos artísticos principales:

  1. La cultura aziliense de la cornisa cantábrica y del Pirineo francés.
  2. El arte rupestre escandinavo del norte de Europa.
  3. La cuenca del Mediterráneo occidental (ver: Arte levantino).

Estas muestras de arte mesolítico encontradas hasta la fecha son pocas, pero suficientes para corfirmar la continuación de la producción de arte parietal y sobre todo de arte mueble.

Se trata de una industría de piedra en la que destacan la talla de obsidianas y otros filos cortantes con tendencia a la microlitización (reducción del tamaño de los instrumentos) e innovaciones propiciadas por la variedad en las actividades económicas y la diversificación de la alimentación.

Como consecuencia de los primeros asentamientos y la reducción de los viajes, la creación se estuatillas se cree que fue menor. Aún así se han encontrado esculturas muy estilizadas de bulto redondo y otros artefactos decorados con dibujos geométricos.

Aunque la cerámica no se desarrolla plenamente hasta el Neolítico, esta es una de las artes que  destaca durante el Mesólitico con fines principalmente utilitarios y una decoración simple con trazos geométricos rojos.

La mayoría de la pintura mesolítica emplea un solo color, el rojo. Se trata de una pintura abstracta, principalmente signos geométricos, sobre paredes u objetos pequeños como piedras pulidas, conchas o dientes.