Arte académico

Academicismo y sus rasgos más distintivos

Arte academico
Ejemplo de arte académico: Police verso (1872) de Jean-Léon Gérôme. Dominio público/Phoenix Art Museum

Arte académico, también llamado academicismo, tiene su origen como indica su nombre en las academias de arte. Y a estas instituciones hacen referencia sus dos significados principales:

  1.  Academicismo como tendencia artística—El arte académico es una corriente artística consecuencia del éxito e influencia de las teorías educativas y estéticas de la Academia de Bellas Artes de París durante el siglo XIX. Este modelo fue imitado en multitud de academias de arte imponiéndose como modelo oficial en buena parte de Europa y América.
  1. Academicismo como calificativo—También se denomina arte académico a aquel cuya creación es consecuencia directa de las doctrinas de una academia contemporánea al artista.

Sin duda se sigue asociando a las obras producto de las tradiciones clásicas características de las academias del siglo XIX, pero el concepto se ha ampliado con el tiempo y abarca también otras innovaciones que han sido asimiladas por completo por las instituciones oficiales y forman parte del nuevo repertorio de las academias.

Es decir, se trata de una característica cambiante: lo que en el pasado fue rompedor y polémico, puede con el tiempo convertirse en académico.

Arte académico: Características

Algunas características del academicismo del siglo XIX son también rasgos distintivos de obras más actuales consideradas académicas:

  • Conservador—Al enseñarse y perpetuarse el uso repetitivo de un modelo artístico concreto, las obras de arte académicas adolecen de originalidad.
  • Virtuosismo técnico—Las obras al estar limitadas a unos patrones que coartan en buena medida individualidad se valoran principalmente por su calidad técnica. Como consecuencia, un artista académico aspira a su perfeccionamiento.
  • Arte oficial—Las academias además de instruir su modelo artístico lo difunden con exposiciones y premios que apoyan a las obras que siguen su modelo ignorando a las demás.

    Además de estas características generales, otras particularidades más específicas del academicismo como corriente artística del siglo XIX son:

    • Clasicismo: El arte ha de incorporar las tradiciones artísticas clásicas basadas en la razón y la técnica.
    • Importancia de la línea y el color: Hasta el siglo XIX se mantenía una discusión entre las escuelas pictóricas que favorecían el dominio del color o de la línea. El academicismo considera ambos elementos del arte importantes y aspira al dominio técnico de ambos simultáneamente.
    • AlegóricoLa representación de conceptos abstractos a través de representaciones figurativas se considera la forma más elevada de arte.
    • Idealización: Se busca la representación de verdades eternas que evocan las formas platónicas. En la práctica esto significa la simplificación y generalización de las formas apartándose de las imperfecciones y singularidades del realismo naturalista.
    • Jerarquía de temas: Ordenados de mayor a menor importancia:
    1. Temas alegóricos y moralizadores: históricos, religiosos, mitológicos, literarios.
    2. Pintura de género
    3. Retrato
    4. Bodegón
    5. Paisaje
    • Historicismo: Una innovación propia del academicismo consiste en la representación las escenas históricas con mayor rigor procurando evitar los anacronismos.