Aprender a dibujar con el lado derecho del cerebro, Betty Edwards

El mejor libro para aprender a dibujar del natural

Aprender a dibujar Betty Edwards
Portada del libro 'Nuevo aprender a dibujar con el lado derecho del cerebro' escrito por Betty Edwards y publicado en español por Urano. © Urano

El libro Nuevo aprender a dibujar con el lado derecho del cerebro de Betty Edwards es el mejor libro para aprender a dibujar del natural. Las múltiples traducciones, ediciones y el ser un imprescindible en las bibliografías de asignaturas de dibujo artístico así lo abalan.

¿Comprar el libro 'Aprender a dibujar con el lado derecho del cerebro' o no?

Es un libro excelente con un método de enseñanza probado para todos los niveles y edades.

Referente imprescindible para los profesores de dibujo y 100% recomendado para cualquier persona interesada en aprender a dibujar del natural independientemente de su nivel o edad.

Enseña a perder el miedo a dibujar, a romper con la creencia de que no se puede aprender a dibujar si no se ha nacido con un talento innato, a ver y representar lo que se tiene delante (objetos, lugares, personas…).

Importante: Este libro se centra en el entrenamiento de la percepción visual con el dibujo del natural. Ni se enseñan técnicas de dibujo, ni cómo dibujar de memoria o usando la imaginación.

Pros:

  • Método efectivo.
  • Guía clara, detallada y bien ordenada.
  • Dibujos de estudiantes reales (antes y después).

Contras:

  • Algunos apartados son prescindibles.
  • La portada es espantosa.
  • El título es largo y poco comercial.

Descripción:

  • Páginas: 322
  • Tamaño: 19 x 24 cm (7,48 x 9,45 in)
  • Edición: Tapa blanda
  • Ilustraciones: En blanco y negro y a color
  • Índice: Prefacio, introducción, 12 capítulos, epílogo, apéndice, glosario, bibliografía.
  • ISBN: 9788479533809

Crítica de ‘Nuevo aprender a dibujar con el lado derecho del cerebro’

Aprender a dibujar con el lado derecho del cerebro se publicó por primera vez en el año 1979 y en su segunda edición se añadió un apartado para iniciarse en el dibujo a color.

Nuevo aprender a dibujar con el lado derecho del cerebro es como se tituló la revisión que se llevó a cabo en 1999.

En esta versión se ha completado el contenido mejorando los apartados con los que los lectores tenían más dificultades, se ha incluido un capítulo sobre luces y sombras y las partes al final del libro que ligan el dibujo con otras capacidades.

En la actualidad también se vende un libro de trabajo con más ejercicios relacionados con los métodos de aprendizaje del libro. No es imprescindible su compra, pero será de utilidad para quienes necesitan extra motivación para animarse a dibujar y continuar practicando lo aprendido.

El libro tiene su origen en los años de experiencia de Betty Edwards como profesora en una escuela donde su tarea principal era enseñar a dibujar a los alumnos, conseguir que para el final del curso todos hubiesen alcanzado al menos un mismo nivel básico de representación del natural.

Durante esos años la autora consigue identificar que la mayor dificultad con la que se enfrentan los alumnos no es la falta de un talento innato, la habilidad manual o el proceso creativo; sino la manera en que perciben lo que ven, cómo lo interpretan.

Edwards encuentra una explicación a su hallazgo en las teorías, por aquel entonces incipientes, que diferencian las funciones del hemisferio izquierdo (pensamiento analítico y verbal) y derecho (pensamiento visual) del cerebro.

El problema para dibujar del natural con el que se encontraban sus alumnos era que el pensamiento analítico y verbal (hemisferio izquierdo) era el dominante también mientras intentaban dibujar cuando la interpretación de un modelo del natural debería ser visual (hemisferio derecho). Tenía que enseñarles a cambiar su manera de ver, percibir y pensar para dibujar.

A partir de entonces Betty Edwards se especializa en el estudio de cómo se aprende a dibujar del natural. Llega a la conclusión de que dibujar es una habilidad global que tiene como prerrequisito aprender un set de habilidades básicas que con la práctica se vuelven automáticas.

Vaya, que dibujar es como andar en bici, leer o conducir. Todo el mundo puede aprender cómo hacerlo y una vez aprendido no se olvida. Seguir mejorando será cuestión de práctica, refinar la técnica y aprender cuándo aplicar cada habilidad básica.

Con Nuevo aprender a dibujar con el lado derecho del cerebro enseña:

  • Cómo hacer el cambio del pensamiento analítico y verbal al pensamiento y visual.
  • Las cinco estrategias de percepción que considera imprescindibles para dibujar del natural: percepción de contornos, espacios, relaciones, luces y sombras y percepción del todo.

Es una guía teórica y práctica, muy bien organizada, clara y cercana con dibujos de estudiantes reales y referencias a otros ámbitos que le son familiares al lector como punto de referencia. Las instrucciones son tan detalladas como se puede desear incluyendo la explicación de cómo funciona cada ejercicio, qué vas a experimentar, qué materiales necesitas y sus instrucciones paso a paso.

Es un clásico agradable de leer, interesante y sobretodo efectivo. Su punto más débil es su apariencia: la portada de la edición de Urano en español es espantosa y el título poco comercial. Será feote, pero su contenido es oro.