Aprende a tejer, punto noruego

Aprende esta técnica paso a paso

El punto noruego, también conocido como punto escandinavo o Norwegian knitting/purling, es una técnica muy popular en el norte de Europa, particularmente en la Península Escandinava, Dinamarca y Países Bajos, que consiste en tejer todos los puntos sujetando la hebra de la labor con la mano izquierda.

Esta técnica se parece bastante en su ejecución al punto continental. En ambos casos la hebra se sujeta con la mano izquierda, pero mientras en el punto continental la hebra se enrolla alrededor del dedo índice y se eleva unos centímetros sobre la labor, en el punto noruego la hebra se trabaja directamente sobre el dedo índice, que permanece en su lugar. Así eliminamos la posible rigidez sobre la mano izquierda ocasionada por la tensión a la que se somete el dedo índice, recuciendo al mínimo los movimientos repetitivos, y consiguiendo así que la labor sea realizada de forma cómoda.

Al igual que el punto continental, esta técnica es especialmente interesante para tejedoras zurdas debido precisamente a que el manejo de la hebra de la labor se realiza con la mano izquierda.

01
de 05

Escoje un buen montaje

Montaje tejido o elástico
Montaje Tejido 07. Pilar R. Méndez

Como para todas las labores de punto es imprescindible comenzar con un montaje que nos sirva de base para empezar nuestra labor. Un montaje es, básicamente, una fila de puntos prediseñados sobre los que comenzar a tejer. Hay muchos tipos diferentes de montajes, y puedes elegir entre ellos dependiendo del efecto que quieras conseguir. Por ejemplo, el elmontaje elástico es una buena opción cuando estás aprendiendo esta técnica en concreto, porque para su ejecución tienes que realizar casi los mismos movimientos que para el punto derecho. Si quieres tejer una pieza que requiera un montaje más firme prueba con el montaje clásico, o el de hebra larga.

02
de 05

Punto derecho o Norwegian knit

Punto derecho noruego
Punto derecho noruego. (c) Pilar R. Méndez

Éste método para tejer el punto derecho es uno de los más cómodos que conozco para aprender a tejer desde cero. La hebra de hilo de la labor se maneja únicamente con la mano izquierda. Pero al contrario que para el punto derecho continental, la hebra se tensa sobre el dedo índice de una forma parecida a la que usan las ganchilleras, reduciendo los movimientos repetitivos a una mínima expresión.

03
de 05

Punto revés o Norwegian Purl

Punto revés noruego o Norwegian Purl
Punto revés o Norwegian Purl. Image (c) Pilar R. Méndez

El punto revés noruego, también conocido por Norwegian Purl. Aquí está lo realmente interesante de ésta técnica, lo que la diferencia de todas las demás. Guarda cierto parecido con el punto revés continental porque en ambas técnicas la hebra de hilo se maneja con la mano izquierda. Pero en el punto revés noruego la hebra no se sitúa delante de la aguja para realizar el punto, se queda detrás como para el punto derecho. El punto revés se consigue con un pequeño giro de muñeca. Y aquí tienes una descripción fotograma a fotograma que te ayudará a dominarlo.

No quiero engañarte, te va a costar un poco. Pero créeme, vale la pena el esfuerzo, y tus muñecas te lo agradecerán.

04
de 05

Cerrando la labor

Cierre elástico
Cierre elástico 010. Pilar R. Méndez

Cuando terminamos la labor necesitamos cerrar todos los puntos sobre los que hemos trabajado hasta el momento antes de poder dar uso a la pieza terminada.

El cierre tradicional es un clásico a tener en cuenta, que te servirá para la mayoría de las prendas, y puedes variar la holgura del mismo simplemente cambiando a una aguja unos números mayor que la utilizada para tejer la prenda.

Aunque para prendas para las que necesites un cierre muy elástico, como para un chal, usaríamos el cierre elástico y una aguja algo mayor para dar un punto extra de holgura al acabado.

05
de 05

Patrones gratis para principiantes

Toallas faciales, detalle
Toallas faciales, detalle. Pilar R. Méndez

Ahora que ya has aprendido esta técnica necesitas probarla, en este enlace podrás encontrar algunos patrones que te servirán para fortalecer tus conocimientos y que te estimularán a probar proyectos más interesantes.

Antes de lanzarte a tejer una nueva labor con esta nueva técnica es interesante probar antes tus nuevos conocimientos. Tejer una muestra de tensión no es lo más entretenido del mundo, pero te ayudará a afianzar tus conocimientos y adquirirás soltura al trabajar los puntos y algo más de control. O si no crees en tejer pequeños cuadrados de punto prueba a tejer algo pequeño y sencillo, como una toallita o una funda para el teléfono móvil.