Antes de comprar Guía básica para comprar una cámara fotográfica

Man photographing with his camera
Fabrice LEROUGE/ONOKY/Getty Images

Consideraciones generales para decidir el tipo de equipo fotográfico que se requiere y las características que este debe tener.

¿Qué buscas en una cámara fotográfica?

Hace no mucho tiempo, cuando uno tenía interés en comprar una cámara fotográfica, no tenía que preocuparse por elegir entre trescientas marcas diferentes y modelos tan versátiles, que incluso incorporan la capacidad de monitorear el pulso cardiaco al tacto.

La acelerada evolución tecnológica impulsada por el voraz mercantilismo de nuestra era, ha provocado que hoy en día, nos sea difícil distinguir entre una cámara fotográfica y un teléfono celular. La mejor forma de asegurar una buena adquisición es primero, analizar tus requerimientos y después, confrontar las necesidades al presupuesto disponible. Antes de comprar debes preguntarte: ¿Qué es exactamente lo que buscas en una cámara fotográfica?

     

    Camara tipo "Snapshot"

     

    Si tu principal interés es capturar para la posteridad momentos memorables como ocasiones sociales, viajes, familia y similares, es muy probable que encuentres la mejor opción en una cámara tipo “Snapshot”. Las características principales de este tipo de equipos son:

    • Compactas y portátiles: Sus dimensiones comúnmente no exceden los 10 cm y gracias a su tecnología de lentes retráctiles, poseen cuerpos muy planos que llegan a caber hasta en una cartera.
       
    • Muy sencillas de usar: Ese Tipo de cámaras están diseñadas “A prueba de humanos” y normalmente lo único que se requiere para lograr una buena fotografía, es apuntar y presionar un botón. La cámara evaluará y calculará automáticamente los parámetros necesarios para adaptarse por completo a las condiciones de iluminación de la imagen, y poder asegurar el resultado. La mayoría de las cámaras de este tipo poseen además, programas o configuraciones predeterminadas que permiten enfrentar condiciones adversas como; deficiencia de luz, objetos en movimiento, contraluces y otros; e incluso las más modernas ¡Son capaces de distinguir una sonrisa!
       
    • Simplifican la administración y resguardo de las imágenes: Continuando bajo la premisa de ofrecer al usuario una operación sencilla, este tipo de cámaras comúnmente vienen acompañadas por un software de administración de archivos y un cable de comunicación tipo USB que permiten, a través de una interface muy amigable, descargar las fotografías en una computadora, visualizarlas, clasificarlas, hacer incluso sencillas correcciones y finalmente; respaldarlas en algún medio, enviarlas por correo electrónico, publicarlas en medios electrónicos o imprimirlas.
       
    • Por último, otra característica en este tipo de equipos es que son económicamente accesibles: Puedes encontrar cámaras de este tipo en un rango de costo que fluctúa entre los $80 y $450 dólares. Por su diseño integrado casi no requieren de accesorios costosos adicionales y las baterías y memorias utilizadas en estos dispositivos son también económicas y fáciles de conseguir incluso en tiendas no especializadas.

       

      Cámara semi-profesional

       

      Por otra parte, si lo que buscas es usar la fotografía como un medio de expresión, debes asegurarte de que el instrumento te permita manipular los diferentes parámetros involucrados en la construcción de una imagen.

      El tipo de equipos que puedes utilizar con propósitos artísticos va desde las cámaras “Point & Shoot” descritas anteriormente, a las semi-profesionales y profesionales. En este caso, los principales puntos a considerar para una elección acertada de equipo serían:

      • Determinar si estás interesado en conocer a fondo el arte fotográfico desde sus raíces y de ser así, lo mejor sería iniciar con una cámara analógica que utilice películas de nitrato de plata y aprender en una buena escuela el proceso completo que involucra la toma, el revelado y la ampliación de fotografías. Posteriormente aplicarás este conocimiento y constituirá una base fundamental para continuar con la fotografía digital.
         
      • En caso de que decidas saltarte el primer punto e iniciar de lleno con equipo digital, asegúrate de que la cámara que elijas, te permita manipular por separado y en forma manual los siguientes parámetros de control:
        1. Enfoque.
        2. Apertura (la cantidad de luz que incide al foto sensor de la cámara).
        3. Velocidad de obturación (la rapidez con la que se abre y cierra el diafragma de la cámara y que determina el tiempo en que el foto sensor, es expuesto a la imagen para su registro).
        4. Prioridad de uso o cancelación del flash (en caso de que el equipo posea uno incorporado).
        5. Balance de blanco (white balance, que es una calibración que permite ajustar la interpretación de la temperatura de color en la cámara).
        6. Por último, hoy en día existe una técnica relativamente nueva denominada HDR (fotografía de alto rango dinámico). Es un método experimental que basado en exposiciones múltiples variadas y el uso de una computadora, te ayuda a crear imágenes impactantes que superan las limitantes de contraste propias de la fotografía digital. Algunos equipos semi-profesionales y profesionales incluyen en sus programaciones la posibilidad de efectuar exposiciones múltiples variadas en un solo disparo, así que si tienes interés en experimentar la técnica HDR en tus fotografías, busca que el quipo tenga esta característica.

           

          Buena óptica

           

          El tamaño de la óptica es otro punto muy importante a considerar cuando busques calidad en la imagen. Es cierto que hoy en día incluso el diminuto lente de un teléfono celular ofrece 12 megapíxeles de resolución, sin embargo, la calidad de una imagen captada a través de un lente de buen tamaño, permite la entrada de la luz en abundancia y posee además una buena distancia hacia el sensor (para definir diversos planos de nitidez). Siempre es infinitamente mejor un objetivo de por lo menos 35 mm que un diminuto lente colocado a milímetros del sensor de la cámara.

          La posibilidad de adquirir un equipo semi-profesional o profesional que admita la incorporación de accesorios como lentes de diferentes milímetros, filtros ópticos, flashes de cabeza e intensidad variable, tripié y otros, aumentaran enormemente tu capacidad creativa y el dominio de las diversas técnicas utilizadas en la creación de imágenes.

             

            Equipo profesional

            Para concluir, si tu propósito es hacer de la fotografía una profesión, probablemente lo mejor sea que comiences por contemplar y experimentar los puntos anteriormente descritos e ir paso a paso. La adquisición de equipo fotográfico profesional, representa una inversión onerosa y cada fotógrafo va desarrollando sus preferencias con la práctica y de acuerdo a su experiencia individual.