Anorexia nerviosa

Todo lo que necesitas saber sobre esta terrible enfermedad

Anorexia
Una adolescentes extremadamente delgada. Peter Dazeley. Getty Images

La anorexia nerviosa es una enfermedad muy grave que puede ser incluso mortal. Aunque puede afectar a cualquier persona, es mucho más frecuente entre las adolescentes. Una de cada cien chicas de entre 14 y 18 años padece este trastorno. Afecta también a los chicos pero en mucha menor medida. Por cada chico que la tiene hay quince chicas con ella.

Qué es la anorexia nerviosa

Esta enfermedad se caracteriza por que la persona que la padece se esfuerza en adelgazar.

La causa es que no ve su cuerpo como es sino distorsionado. Eso quiere decir que son personas que siempre se ven gordas y feas y creen que la única forma de estar bien es adelgazar cada vez más. Pero nunca están satisfechas con el grado de delgadez al que llegan.

Para conseguir adelgazar reducen hasta límites peligrosísimos la cantidad de comida que ingieren, hacen ejercicio hasta la extenuación, toman medicamentos laxantes y diuréticos y llegan a provocarse el vómito tras las comidas.
 

Cuáles son las consecuencias de la anorexia nerviosa

La mala nutrición y la pérdida progresiva de peso tienen consecuencias que pueden llegar a ser gravísimas y que se suman a los problemas psicológicos. Algunos de ellos pueden ser los siguientes:

Consecuencias físicas:

  • Problemas renales.
  • Problemas cardiovasculares. Los más frecuentes son bradicardia, presión baja y arritmias.
  • Estreñimiento.
  • Aumento de vello corporal.
  • Deshidratación de la piel. La piel se seca y se cuartea, en casos graves adquiere un tono amarillento.
  • Caída del cabello.
  • Pérdida de densidad ósea. Los huesos también se resiente lo que puede ocasionar que el adolescente no crezca lo suficiente y que sufra osteoporosis.
  • Retirada de la menstruación.
  • Muerte súbita. Aunque no es lo más frecuente también es posible que se produzca muerte súbita en casos muy graves.


    Consecuencias psicológicas:

    • El carácter se vuelve irritable.
    • Aparecen episodios de ansiedad.
    • Pueden aparecer depresión o fobias.


    ¿Quién puede sufrir anorexia?

    Muchos padres preguntan si hay adolescentes con mayor riesgo. La respuesta es que sí hay algunas características que comparten muchos de los enfermos. Estas son:


    Pero una vez dicho esto, también hay que aclarar que la anorexia es una enfermedad que puede afectar a cualquier persona, incluso a las que no tengan ninguna de esas características. Como también es cierto que millones de chicos y chicas que sí se ajustan a esa descripción jamás padecerán anorexia.
     

    ¿Cómo saber si un adolescente sufre anorexia?

    Hay algunas señales que pueden indicar a los padres de adolescentes que sus hijos sufren la enfermedad o están entrando en ella:

    • Se salta comidas con el argumento de que ya ha comido fuera de casa.
    • Las raciones que se sirve son cada vez más pequeñas.
    • Evita algunos alimentos considerados muy calóricos como las papas fritas.
    • Está perdiendo peso sin ninguna causa aparente.


    Estas señales pueden indicar que una chica o chico sufre anorexia pero no siempre es así porque algunos adolescentes pueden mostrar varias de esas características y no estar enfermos. Pero si los padres de un adolescente advierten varias de ellas en sus hijos, lo más recomendable es que investiguen para asegurarse de que su hijo no está enfermo.
     

    La anorexia es contagiosa

    El efecto contagio existe en este trastorno. Los médicos que la tratan recomiendan que cuando una chica o chico la sufre se esté muy atento a la reacción del resto de los miembros de su grupo por si alguno más la padece.

    Y es que cuando una chica o un chico comienzan a adelgazar, se corre el peligro de que sus amigos lo imiten.
     

    Qué hacer si tu hija o tu hijo sufre anorexia
    Si crees que tu hija o hijo padece anorexia hay algunos pasos que debes dar:

    • Asegúrate. Primero debes estar seguro de que el adolescente o la adolescente está enfermo.
    • Infórmate. Busca información sobre la enfermedad. Existen asociaciones en muchas ciudades que pueden proporcionarte información.
    • Lleva a tu hijo al médico. La anorexia es una enfermedad y como tal debe ser tratada por médicos. Lleva a tu hijo o hija a su médico y él sabrá dónde dirigiros.


    En qué consiste el tratamiento de la anorexia

    Generalmente el tratamiento de la anorexia es largo y complicado, además suelen ser frecuentes las recaídas. Los padres de adolescentes con anorexia deben estar preparados para un proceso que va a ser emocionalmente doloroso y en el que sus hijos van a necesitar la ayuda de toda la familia. El tratamiento de los enfermos de anorexia habitualmente requiere una intervención simultánea de varias áreas. Por una parte debe tratarse la parte nutricional y a la vez se suele recurrir a la psicoterapia para tratar la psicológica. En muchas ocasiones se recomienda terapia familiar y muchos de los enfermos también deben ser medicados.