Aneurisma: la dilatación de un vaso sanguíneo

Es una dilatación localizada de una arteria por una degeneración de la pared

Aneurisma cerebral sintomas causas y tratamiento
Los aneurismas en el cerebro se producen cuando hay un área debilitada en la pared de un vaso sanguíneo. SCIEPRO | Getty Images

La palabra aneurisma proviene del griego ανευρυσμα y significa dilatación. El aneurisma es, por tanto, la dilatación o engrosamiento anormal localizado y permanente de una parte de un vaso sanguíneo, normalmente de la aorta (la arteria principal que sale del corazón para llevar la sangre al resto del cuerpo). Aunque también puede afectar al cerebro (polígono de Wilis). El aneurisma está causado por el debilitamiento de la pared del vaso sanguíneo.

Tipos de aneurismas:

Dependiendo de la zona afectada, los aneurismas se pueden clasificar en:

  1. Aneurisma de aorta (se denomina según el segmento del vaso afectado, de la arteria aorta ascendente a la salida del corazón y que puede afectar a la válvula aórtica, del cayado, torácico o abdominal).
  2. Aneurisma cerebral.
  3. Aneurisma de las arterias renales.

Causas del aneurisma

No se conocen bien las causas de los aneurismas. Algunos trastornos son congénitos y pueden estar provocados por defectos en algunas de las partes de la pared arterial.

Se sabe que la edad es un factor de riesgo en los aneurismas no congénitos junto a otros condicionantes cardiovasculares como los niveles de colesterol alto, la hipertensión arterial, o el tabaquismo.

Parece haber una relación entre la hipertensión arterial y los aneurismas aórticos abdominales.

  • Aterosclerosis: la formación de placas de ateroma provoca la destrucción de la media y el adelgazamiento de la pared. Ocurre en la aorta abdominal.
  • Degeneración quística de la media: se produce en los aneurismas disecantes de la aorta.
  • Defectos congénitos.
  • Infecciones (aneurismas micóticos).
  • Sífilis.
  • Traumatismo.
  • Vasculitis(inflamación de los vasos sanguíneos causada por un ataque del sistema inmunológico por equivocación).

Síntomas de aneurisma

La dilatación en sí misma puede no producir síntomas.

El problema se presenta por riesgo de rotura del vaso, o por la dilatación de la capa muscular de las arterias, que crea una falsa luz, es decir, la sangre “se equivoca” de camino, y se abre paso a través de las capas de la arteria.

Esto provoca que circule menos sangre por la arteria, pero, sobre todo, la falsa luz va seccionando la pared en dos capas, por donde se va abriendo camino la sangre, lo que provoca un dolor muy agudo. A veces, la falsa luz vuelve a conectarse con la verdadera, y como no circula tan rápido se coagula, con lo cual se produce una cierta reparación del daño. Por ello, la localización y tamaño de la disección son determinantes.

Cuando el aneurisma se produce cerca de la zona exterior del cuerpo, se observa dolor e hinchazón con una masa pulsátil. Por ejemplo, el aneurisma aórtico abdominal puede causar una masa pulsátil alrededor del ombligo.

Los aneurismas dentro del cuerpo y el cerebro no suelen presentar síntomas.

Cuando un aneurisma se rompe, provoca dolor, presión arterial baja, frecuencia cardíaca rápida (arritmia) y mareo. Estos síntomas dependen de la velocidad en que la sangre sale del vaso. Si escapa a goteo lento, el paciente observa un hematoma sin que recuerde golpe alguno.

En el caso de los hematomas cerebrales, se produce dolor de cabeza persistente, irritabilidad, hasta vómito o desorientación porque al salir la sangre del vaso comprime el tejido cerebral, ya que el cráneo es una caja cerrada y no puede expandirse. Si la ruptura da lugar a una salida de sangre masiva, el tratamiento rápido es decisivo y el riesgo de muerte es alto.

Diagnóstico del aneurisma

Para detectar esta enfermedad se utilizan varias pruebas de diagnóstico, en especial:

Tratamiento del aneurisma

Dependerá del tamaño y la zona donde se encuentre el aneurisma. Es posible que tu médico te recomiende revisiones regulares para comprobar el estado del aneurisma.

En algunos casos, se realiza una embolización endovascular.

Se coloca un stent para abrir un vaso sanguíneo o reforzar su pared y, al mismo tiempo, ocluye la falsa luz. Este procedimiento, que no requiere una intervención muy complicada, solo está indicado en algunos casos de aneurisma.

Respecto a la cirugía, esta dependerá del tamaño, de los síntomas y del tipo de aneurisma.

Con la edad, los vasos sanguíneos se vuelven más tortuosos, tanto las venas como las arterias, produciendo dilataciones y pequeños hematomas, que no están relacionados con aneurismas arteriales.

Prevención

Es importante que controles tu presión arterial alta, ya que favorecen la aparición de algunos aneurismas. Además de seguir una dieta balanceada, hacer ejercicio de manera regular y vigilar el colesterol alto. También es aconsejable que no fumes, ya que el tabaco es perjudicial especialmente para los vasos sanguíneos, y aumenta las posibilidades de sufrir un aneurisma.

Referencias:

Aneurisma. MedlinePlus. Biblioteca Nacional de Medicina de EEUU. Accedido: 12 de julio 2013.http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/001122.htm