Anaïs Nin, erotismo en primera persona

Fue la primera mujer en publicar relatos eróticos en Estados Unidos

Anaïs Nin, escritora pionera en la literatura erótica.
Anaïs Nin, escritora pionera en la literatura erótica. Commons Wikimedia

Anaïs Nin (21 de febrero de 1903- Neuilly-sur-Seine, Francia) exploró como ninguna otra escritora el deseo sexual y el erotismo femenino, que para ella era una de las bases del conocimiento de la mujer, "tan indispensable como la poesía". Fue pionera en la publicación de relatos pornográficos y plasmó su intensa vida y su talento narrativo principalmente en sus diarios amorosos, sus cómplices a la hora de compartir sus aventuras, su libertad sexual y su descubrimiento como mujer.

Los escribió de forma constante desde los 11 años hasta su muerte, es decir entre 1914 y 1977.

Su técnica para narrar sus emociones íntimas, casi siempre en "caliente" tras haberlas sentido, y la valentía de compartirlas con la opinión pública la convierten en una escritora indispensable en la historia de la literatura.

Aunque no se sintió vinculada al feminismo político o activista, sí influyó en el movimiento al considerar que el autoconocimiento de la mujer y su manifestación por escrito es una de las fuentes de la liberación personal de la mujer.

 “Cualquier forma de amor que encuentres, vívela”.

Biografía

Nin se crió en uno de los barrios periféricos de París. Su madre fue Rosa Culmell cantante de ópera cubana de origen franco-danés, y su padre, el compositor y pianista cubano de origen catalán Joaquín Nin, que las abandonó cuando Anaïs tenía 11 años, edad en la que comienza a escribir.

La relación con su padre, que se marchó para casarse con una mujer más joven y con dinero, fue determinante para ella. Sus primeros escritos eran cartas en la que le pedía que regresase a casa y, ya en la madurez, como se recoge en 'Incesto', se reencuentra con él para seducirlo y luego rechazarlo como "castigo" por haberla abandonado de niña.

Su vocación literaria nació de la lectura de D. H. Lawrence, pero sus primeros trabajos fueron como modelo y bailarina hasta que se casó en La Habana en 1923 con Hugh Guiler y ambos se trasladaron a París. Allí comenzó a volcarse en su escritura, inició su relación (primero por correspondencia) con el escritor Henry Miller y estudió psicoanálisis, que ejerció en Nueva York tras emigrar en 1939 con el estallido de la II Guerra Mundial.

El autor de 'Trópico de Capricornio' es el más famoso de sus amantes. Mantuvieron correspondencia antes y después de su relación y compartieron juntos proyectos literarios, como la redacción de relatos pornográficos para un comprador anónimo que les pagaba 1 dólar por escrito.

Rupert Pole, su segundo marido, fue su compañero sus últimos años de vida hasta su muerte, en Los Ángeles, el 14 de enero de 1977, por un cáncer de ovarios, además de encargarse de la publicación póstuma de sus diarios inexpurgados.

La escritora se casó con él en 1955 pero sin haberse divorciado de  Guiler,  que conocía sus affairs y era partidario de una relación abierta. Llevó una vida en paralelo con ambos, entre Nueva York y California.

Sus diarios y otras obras

Anaïs Nin fue una de las primeras mujeres en firmar su literatura erótica y realizar pornografía desde la perspectiva de una mujer.

También creó su propia editorial, donde publicó en 1947 su obra 'En una campana de cristal'.

Además de sus famosos diarios, cuyos manuscritos originales constan de 35.000 páginas, ha escrito varias novelas como 'Invierno de artificio',  'La casa del incesto' o 'Delta de Venus', que la convirtió en pionera en publicar relatos eróticos en Estados Unidos, en 1939.

Gracias a sus escritos autobiográficos  'Incesto' (1932-1934) y 'Fuego' (1934-1937), editados por Siruela en español, conocemos mejor a la autora, cuya vida y literatura sigue siendo una referencia en autoras posteriores y actuales, como la cubana Wendy Guerra.

Escribió ambos diarios tras su obra más famosa 'Henry, su mujer y yo', más conocida como 'Henry y June' (1931-1932), en la que narra su triángulo amoroso con Henry Miller y su esposa June, que la inició en el safismo.

 Fue llevada al cine en 1990 por Philip Kaufman con María de Medeiros y Uma Thurman como protagonistas, aunque el filme está lejos de la calidad literaria de la obra.

"Yo he magnificado a Henry. Puedo hacer de él un Dostoyevski. Le infundo fortaleza. Soy consciente de mi poder, pero mi poder es femenino; exige combatir pero no vencer. Mi poder es también el del artista, de modo que no necesito la obra de Henry para magnificarme. No necesito que me alabe y, como soy artista antes que nada, puedo conservar mi yo –mi yo de mujer– en segundo término".  (Fragmento de 'Incesto')

Como en este libro, en todos sus diarios comparte su intimidad sexual y emocional sin autocensura y con la elegancia que caracteriza a su estilo. Son dos de sus etapas más transgresoras en la que prosigue su relación con Miller y narra las consecuencias del  incesto con su padre, Joaquín Nin, cuando se reencontró con él tras 20 años de distanciamiento.

Tanto 'Incesto' como 'Fuego' se reeditaron en español sin censura, como ella había querido, una vez fallecidas ya las personas aludidas. 

En 'Fuego', la segunda parte de la publicación, la acción transcurre entre París y Nueva York y aborda también su relación con el psicoanalista Otto Rank, discípulo de Freud, así como la Guerra Civil española y sus encuentros intelectuales con otros grandes como el artista Constantin Brancusi, y los escritores Alejo Carpentier y Rafael Alberti.