AMD Radeon R7 y R9, ¿Cuál comprar?

Foto cortesía PriceGrabber

5 de Noviembre de 2013. AMD ha renovado la nomenclatura que usa para denominar sus tarjetas gráficas y nos ofrece nuevos modelos. A partir de ahora va a usar como nombre una R seguida de un número y tres dígitos independientes para referirse a cada dispositivo.

La nomenclatura usada siempre ha sido objeto de controversia. Los fabricantes utilizan tácticas de marketing cambiando el número para que la tarjeta parezca de una generación mejor que la anterior.

Es más, es común que se cambien simplemente los nombres de los dispositivos sin añadir nuevas características o  potencia para poder seguir ofreciéndolas en el mercado.

Características comunes

Utilizo los nombres comerciales de AMD para que te sea más sencillo identificarlo a la hora de la compra. Ten en cuenta siempre que las características finales de la tarjeta depende de la empresa montadora como ASUS, XFX o Sapphire.

Arquitectura GCN. AMD no ha renovado la arquitectura interna de estas tarjetas. En concreto utiliza la arquitectura Graphic Core Next.

PowerTune. Es la tecnología más impresionante de estas tarjetas gráficas. Se trata de una nueva versión capaz de manejar de manera más eficiente la frecuencia de funcionamiento. Su manera de trabajar es muy sencilla:

1. Monitoriza la temperatura y potencia consumida. Esta es la mayor diferencia con la versión anterior. Además incluye contadores que se van actualizando según el tipo de operaciones que se ejecutan.

2. Si se llega a una determinada temperatura se baja la frecuencia de funcionamiento enfriando así la tarjeta.

De esta forma la potencia de computación que es capaz de ofrecer la tarjeta depende mucho del tipo de refrigeración usada. Si esta es muy eficiente el dispositivo será capaz de funcionar durante mucho tiempo a una gran velocidad.

Siempre ten en cuenta que la potencia consumida esta relacionada directamente con la frecuencia a la que el dispositivo funciona. A mayor potencia, mayor consumo. Además la refrigeración del tipo que sea necesita disipar esa potencia para que la temperatura no aumente de manera excesiva y el dispositivo se queme.

Eyefinity. Puedes configurar hasta seis monitores con una sola tarjeta en algunas configuraciones. Si vas a montar más de uno siempre mira las características concretas de la tarjeta que vayas adquirir ya que el montador puede cambiar el número de conectores externos.

Mantle. Esta tecnología nos ofrece dos mejoras. Posibilidad de usar parte de desarrollo tanto en PCs como en consolas y la capacidad de programar el hardware a bajo nivel. Gracias a esto se consigue acelerar los desarrollos y mejorar la velocidad que nos ofrece.

True Audio. Esta tecnología no la tienen todas las tarjetas. AMD ha añadido un chip adicional que se encarga sólo del sonido. Es lo que se conoce como un DSP. Su función por tanto es calcular ciertos efectos relacionados con los juegos tridimensionales.

El problema es que para usar esta tecnología es necesario que los programadores la incluyan en sus juegos.

Así que puede ser que se quede en solo en palabras y no acabe llegando a los programas.

¿Qué tiene cada una de especial?

Siempre ten en cuenta que esta es la configuración básica que nos da AMD. Depende del montador añadir o quitar ciertas características:

Todas las r7 soportan como máximo dos montadas en Crossfire.

R7 240. La menos potente de todas. Tanto este modelo como el siguiente solo los ofrecía AMD a montadores de equipos o sea que solo podías adquirirlas con PCs nuevos. En concreto son los modelos Radeon HD 8570 y 7510 OEM que incluyen 320 Stream Processors a una frecuencia de funcionamiento máxima de 780 MHz. No incluye true audio. Hasta 2GB de GDDR5 o DDR3. Ancho de banda hasta 72 gigabit/s. Precio de salida entorno a los $69.

R7 250. Antigua Radeon HD 8670 y 7730 OEM equipada con 384 Stream Processors, funcionando a un máximo de 1050 MHz con hasta 2 GB de memoria GDDR5 o DDR3.

Algunos modelos pueden incorporar GDDR5 en lugar de DDR3. No incluye true audio. Puedes encontrar modelos por $90.

R7 260x. Es una HD 7790 más rápida y con más memoria. Incluye 896 Stream Processors. Hasta 4GB de memoria. El núcleo funciona a un máximo de 1100 MHz. Incluye True audio. Puedes conectar hasta 6 pantallas. Acelera la codificación de video. Requiere alimentación adicional, tienes que conectarle un cable directamente desde la fuente. Precio sobre $140.

A partir de aquí todas pueden tener hasta 6 monitores, requieren de alimentación adicional y aceleran la codificación de video.

R9 270x. Se trata de la HD 7870 pero con PowerTune. Hasta un máximo de 1050 MHz. De memoria vienen equipadas con hasta 4 GB GDDR5. 1280 Stream processors.  Precio sobre $200.

A partir de aquí puedes tener hasta cuatro tarjetas trabajando en paralelo gracias a CrossFire:

R9 280x. En este caso es la HD 7970 con PowerTune. Puede alcanzar los 1000 MHz. 3 GB de memoria GDDR5.  2048 Stream processors. Precio sobre $300.

R9 290. 2560 Stream processors. Hasta 947 MHz. Precio sobre $400

R9 290X.  2816 Stream processors. Puede alcanzar los 1000 MHz. Precio sobre $550