Alternativas sanas y naturales para combatir la gripe

sopa zanahorias
Tan deliciosa y fácil que querrás hacerla todas las semanas. Getty Images

Mi cocina es mi farmacia. Cualquiera que sea la condición física que necesita atención, sé que puedo encontrar alivio y cura para lo que mi salud necesite.

Para luchar contra la gripe, debes cuidarte y fortalecer el sistema inmunológico con una dieta sana, más verde y alcalina, y sopas curativas. Estas son algunas de las alternativas principales, con recetas, para combatir la gripe y fortalecer el sistema inmunológico todo el año:

1-Ajo

El ajo es un agente antibacterial natural súper poderoso que ayuda al cuerpo a combatir las bacterias foráneas e indeseables. La manera más poderosa, terapéutica y efectiva de consumir ajo es crudo, pero para muchos esto no es posible porque puede causar acidez y, en quienes tienen digestión lenta, puede causar gases y malestares digestivos. Para mí, la mejor manera es hacer una sopa de ajo como hacía mi mamá en invierno, al estilo "cura todo". 

Otra manera de consumirlo es hornear los ajos elefantes, y una vez cocidos, untarlos sobre pan con aceite de oliva o mezclarlos en otras recetas, como hummus o baba ganoush, por ejemplo. Su sabor fuerte habrá desaparecido y se tornará dulce y cremoso.

2-Vegetales con vitamina C

Ya sabes que la vitamina C fortalece el sistema inmunológico y combate los resfríos, pero además de tomarla en suplementos, ¿sabes dónde hallarla en la naturaleza?

Los cítricos como las naranjas y pomelos son fuentes excelentes, pero también puedes encontrarla en vegetales color verde oscuro como la col, espinaca, brócoli, rutabaga, repollitos de Bruselas, limón, granada o caqui.

Para darle un empujón a tu sistema, tómate a diario un batido verde de col, jugo fresco de limón y jengibre.

3-Descansa y duerme lo suficiente, controla el estrés

La falta de descanso y el estrés son dos de las principales causas de enfermedades. Dormir mal o pocas horas y el estrés debilitan seriamente el sistema inmunológico, haciéndolo vulnerable a las enfermedades.

¿Has notado qué fácil es enfermarte durante las fiestas? ¿O si tienes un examen, proyecto o presentación importante? Sí, el estrés es responsable de eso. Para combatirlo, además de comer sano, debes practicar alguna actividad física, como correr, caminar, bailar, hacer yoga, practicar meditación, relajación, ejercicios de respiración profunda, biofeedback o cualquier otra actividad que funcione para ti. Realiza una actividad que canalice tu energía y estrés, y asegúrate de dormir esas ocho horas diarias.

4-Agrégale más jengibre a todo

Amo el jengibre, así que para mí no es un problema consumirlo con lo que sea. Me encanta en los jugos, sopas, ensaladas, infusiones y refrescos, y hasta galletas y postres.

El jengibre también es un anti-inflamatorio y digestivo excelente, y además evita la formación de mucosa.

5-Deja el azúcar de lado

Deja que tu fuente de azúcar provenga de frutas frescas o secas, y vegetales de raíz o tubérculos (que tienen mucha vitamina C y son dulces y deliciosos caramelizados al horno, más aún si los acompañas con aceite de coco). Evita todo lo que sea azúcar refinada, gaseosas, pasteles, etc. El azúcar debilita el sistema inmunológico y causa mucha inflamación en el cuerpo.

Como verás, no es una buena combinación cuando quieres prevenir o combatir un resfrío o la gripe.

Recetas para tu salud