Alimentos saludables para comer sanamente

Saber qué tienes que comer te ayuda a llevar una dieta saludable y no engordar

clasificacion-de-los-alimentos-por-su-funcion.jpg
La pirámide de la alimentación ayuda a entender los tipos de alimentos y su función. Comstock / Getty Images

Uno de los aspectos básicos en Nutrición es clasificar los alimentos saludables en la dieta y su función para obtener todos los nutrientes imprescindibles que el organismo necesita para crecer, repararse, conseguir energía o funcionar correctamente. De ahí que todas las guías alimentarias establezcan una clasificación similar que se recogen gráficamente en sus pirámides o ruedas de la alimentación.

Clasificación de los alimentos necesarios

Se puede establecer una clasificación en cinco grandes grupos de alimentos:

  1. Energéticos
  2. Plásticos
  3. Reguladores
  4. Fundamentalmente energéticos
  5. Complementarios

Los cuatro primeros grupos son los básicos en la dieta, es decir, aquellos que debemos consumir diariamente, en cantidades adecuadas para cubrir las necesidades del organismo (energéticas, plásticas y reguladoras). El quinto grupo lo forman alimentos cuya composición nutricional es poco relevante, o son exclusivamente energéticos (azúcar, por ejemplo) y eso impide que puedan recomendarse diariamente.

¿Qué son los alimentos energéticos?

Dentro de los alimentos energéticos necesarios en las dietas saludables se encuentran los:

Alimentos fundamentalmente energéticos:

  • Legumbres y frutos secos

Alimentos energéticos:

  • Cereales y derivados
  • Patatas o tubérculos
  • Grasas y aceites

Suponen el aporte de más del 50% de la energía total de la dieta.

Se caracterizan porque su contenido mayoritario es de hidratos de carbono (hasta un 85%) y tienen una baja proporción de lípidos y proteínas.

Ver también: Qué son los hidratos de carbono.

Dentro de este grupo también se encuentran las grasas y los aceites. Están constituidos de lípidos (100%) y su valor energético es muy elevado, tanto que en algunas guías alimentarias se incluyen dentro del grupo de alimentos complementarios ya que su consumo diario podría conducir a la obesidad.

Ver también: Qué son las grasas y tipos de grasas.

 

¿Qué son los alimentos plásticos?

Dentro de este grupo encontramos:

  • La leche y sus derivados
  • Las carnes, el pescado y los huevos

Estos alimentos permiten cubrir las necesidades plásticas del organismo, es decir, la formación de tejidos. No solo se necesitan durante la infancia, sino que durante toda la vida, el organismo está en continuo proceso de renovación con lo que es necesario aportar estos alimentos.

Ver también: Qué son las proteínas.

 

¿Qué son los alimentos reguladores?

Son aquellos cuyo aporte más destacable de nutrientes se centra en el aporte de micronutrientes que tienen una función reguladora de todas las funciones del organismo. En este grupo encontramos las vitaminas y minerales así como la fibra alimentaria. Esta última no está considerada como nutriente pero su función en el aparato digestivo es fundamental.

  • Frutas
  • Verduras y Hortalizas

Ver también: Qué son las vitaminasy Conceptos clave para entender los minerales.

Ver también: Los beneficios de la fibra y tipos de fibra.

 

¿Qué son los alimentos complementarios?

Los alimentos complementarios son quizá los más difíciles de definir. Simplificando mucho, son aquellos que no pueden incluirse en los demás grupos y que no pueden considerarse como alimentos esenciales en nuestra dieta saludable.

Si bien hay algunas excepciones. Por ejemplo:

  • El agua es un alimento complementario, pero es básica para la vida. Sin ella, nos moriríamos. Por tanto, es de consumo obligado. Se necesita consumir entre 1,5 y 2 litros de agua al día.

Ver también: Los riesgos de la deshidratación.

  • Alimentos fruitivos: No son nutritivos, pero aportan satisfacción al consumirlos. Su consumo debe ser moderado, ocasional e incluso restrictivo para algunas personas. En esta tipología encontramos las bebidas refrescantes y las bebidas alcohólicas.
  • Azúcar y productos azucarados: Su concentración 100% en Hidratos de Carbono Simples los convierte en alimentos cuyo consumo debe ser ocasional o en pequeñísimas cantidades diarias (una cucharada de café, por ejemplo).
  • Otros: Existen otros alimentos cuyo contenido graso no los hace recomendables para el consumo diario. Los quesos maduros, embutidos crudos o, incluso, los frutos secos estarían dentro de este grupo.

     

    Si quieres saber más sobre los alimentos que necesitamos, te recomendamos leer nuestraGuía: 10 pilares básicos de la Nutrición.