Alimentos antiinflamatorios

Cómo combatir la inflamación y sus enfermedades

Los procesos inflamatorios son uno de los grandes desafíos de la medicina actual, y es que participan en un sinnúmero de enfermedades, desde artritis hasta dolores de cabeza, de alergias hasta algunos tipos de cáncer. Si bien la inflamación es un mecanismo de defensa, una protección del cuerpo contra agentes externos, aliviar estos procesos con alimentos anti inflamatorios puede devolver la salud, en ocasiones con mejor éxito que los medicamentos, que son en cambio nocivos para el hígado.

01
de 08

Pescado y Omega 3

Kathleen Brennan / Getty Images

 El Omega 3es un alimento de moda porque su desaparición en la dieta (como resultado de la alimentación de vacas con cereales y la aparición de los aceites vegetales en la cocina) sacó de balance la relación Omega 3 - Omega 6, e hizo a nuestro cuerpo más propenso a inflamarse.
Por eso, comer pescados como salmón, arenque y sardinas, ricos en Omega 3, ayuda a reducir la inflamación. También son benéficas las fuentes vegetales, como chía y linaza.

02
de 08

Crucíferas

Foto © [Abbish Falcón / Flickr]

 Todas las plantas crucíferas son excelentes antiinflamatorios, además de fuentes de minerales. Purifican la sangre, desintoxican el hígado, combaten metales pesados y mejoran la salud en general. 

Vegetales como la col rizada, la mostaza, las coles de Bruselas, los berros , el brócoli y tantos más de esta familia son aceptados en todas las dietas porque son beneficio puro. 

03
de 08

Bayas y sus polifenoles

José Eduardo Valadés

Los arándanos son excelentes anti inflamatorios. Funcionan en especial para combatir las hemorroides, gracias a su contenido rico en polifenoles. Pero no son las únicas bayas que combaten la inflamación, y mientras mayor variedad, mayor beneficio. Si has escuchado de las cualidades milagrosas de las bayas de Goji, el Acaí o la baya del Saúco, no dudes en probarlas, pero sin descartar las cualidades de fresas, moras y cualquier baya comestible que crezca en tu región. 

Existen miles de bayas comestibles, pero no todas llegan al mercado. Si tienes acceso a bayas silvestres, no dudes que pueden ser deliciosas y anti inflamatorias.

04
de 08

Cúrcuma

 Sin duda es difícil cocinar con cúrcuma, pero si te gusta la comida hindú, no limites el festín, ya que el curry debe su sabor característico a este vegetal, familiar del jengibre. 

Sus cualidades anti inflamatorias la han recomendado para el tratamiento contra la artritis (al grado que se elaboran medicamentos a base de ella, pero nada como un buen curry medicinal), y también se usa de manera efectiva en medicina alternativa contra diabetes y ronquidos.

05
de 08

Coco y vitamina E

José Eduardo Valadés

El coco debe a la vitamina E sus cualidades anti inflamatorias, pero a su variedad de minerales el resto de sus propiedades nutritivas. Su consumo es particularmente efectivo como protección contra el sol y para problemas respiratorios.

Es antioxidante, y el aceite puede aprovechar estos beneficios si se usa sobre la piel o sobre el cabello. Además, es la mejor grasa vegetal para cocinar, ya que es estable a altas temperaturas. Los beneficios del coco son abundantes.

06
de 08

Té verde, contra los radicales libres

Foto © [Meng He / Flickr]

 Se le critica por su contenido de cafeína, pero una taza diaria de té verde es como Nirvana líquido. Su contenido de catequinas y de vitaminas A, C y E permiten calificar al té verde como antioxidante.

Es un aliado contra el cáncer y la bebida por excelencia en la macrobiótica, amén a toda la gastronomía japonesa. En demasía, disminuye la absorción de vitamina B12 y hierro, algo que podría preocupar sobre todo a vegetarianos.

07
de 08

Piña y bromelina

José Eduardo Valadés

 La piña es un remedio casero que debe sus propiedades a la bromelina, sustancia anti inflamatoria que combate los ronquidos. Tiene importantes cualidades diuréticas y ayuda a digerir carnes (por eso es común en algunas culturas el toque agridulce de la carne con piña). Ayuda en las infecciones en vías urinarias, a tratar úlceras así como acidez estomacal y al ser una fuente de fibra combate estreñimiento y absorción de azúcares.

08
de 08

Soya y derivados

Foto © [joyosity / Flickr]

Las fuentes de proteína, salvo las carnes rojas, son anti inflamatorias. Las proteínas ayudan a reparar tejidos dañados y a reconstruir músculos. La soya, al tener uno de los más altos contenidos de proteína en el mundo vegetal, es un excelente anti inflamatorio. Cuidado con la soya transgénica, cada vez más común, y con su consumo excesivo.

El tofu, una especie de queso elaborado tras la cocción de la soya, es una forma de procesar las toxinas de la soya (ácido fítico, oxalatos, saponinas...) y hacerla comestible, pero debe hacerse en moderación. Otra alternativa es el germinado o brote de soya, y la mejor opción, sin la menor duda, es el miso.