Ales y Lagers

la diferencia

El mundo de la cerveza es enorme, y es un poco complicado poder entender cuales son la diferencia entre todas las variedades. Pilsners, Pale ales, Stouts…todas usan diferentes ingredientes, temperaturas para crear la malta, hasta el agua puede provocar un sabor diferente. Pero, todas también típicamente usan una de dos variedades de levadura. Por ende, no es el color ni el aspecto que se usa para distinguir las cervezas, sino el tipo de fermentación. Es esta diferencia la que separa la gama de cervezas en dos: ales y lagers.
01
de 04

Lo más importante - la levadura

La levadura es lo que hace cerveza, cerveza. Al consumir las azúcares de la malta, estos pequeños organismos hacen que el wort, fermente. Crea CO2 y alcohol, el producto final siendo la bebida exquisita llamada cerveza. Pero no todas las levaduras que se usan son iguales.

02
de 04

Ales

En ales, las levaduras son denominadas altas, pues durante el proceso de fermentación suben al a superficie junto con la espuma que se crea. Con este tipo de levadura, se debe de fermentar entre los 15°C (60°F) a 24°C (78°F), pues es en este rango de temperatura, que la levadura puede crecer y vivir. Esta fermentación produce una cerveza con mucho aroma y con sabores más afrutados además de terrenales y complicados. Se fermenta durante un periodo corto, normalmente no más de unas semanas.
03
de 04
Los lagers, es la otra categoría de cervezas. Estas tienen que dejarse fermentar entre los 6°C (42°C) y 13°C (55°C), y se denominan levaduras bajas, por quedarse en la parte de debajo de los botes durante el proceso. El tiempo de fermentación es más largo que los ales; normalmente son de semanas a meses, por la temperatura más fría. Las levaduras bajas también producen menos sub-productos de la fermentación que son los que dan sabor. Por esto se considera que los aromas y sabores de los lagers son más limpios y frescos que los ales. Sigue leyendo »
04
de 04

Cómo servirlas

Por su espectro de sabor, la diferencia de temperatura de fermentación también afecta como se sirve la cerveza. Los ales se sirven a temperatura ambiente, algo que no es regularmente visto en Estados Unidos y Latinoamérica, pues la mayoría de los ales se producen y consumen en Europa. Esto se hace para poder apreciar los sabores que se desarrollan por la fermentación. Las lagers son invariablemente servidas frías, y al tener un espectro de sabor menos complejo, es más popular; 8 de cada 10 cervezas servidas en el mundo son de este tipo.

Y ahora la pregunta del siglo: ¿Cómo puedes distinguir un ale o lager si tienes la botella en frente de ti? Francamente, es muy difícil. Esto es porque no todos los productores anuncian el estilo de su cerveza en la etiqueta. Tampoco puedes distinguir la fermentación por color, lo cual ya se había mencionado antes. La razón de esto, es porque un ale puede ser de color claro y un lager puede tener sabores y aromas complejos que normalmente se le atribuyen a un ale.

Pero no te preocupes, si sigues los links de ale o lager de esta página, podrás encontrar más información sobre ellas, además de su historia, estilos más prevalentes, reseñas de botellas, etc. Esto te ayudará a que encuentres y explores las diferencias, y que puedas apreciar todas las gamas de sabores y aromas que la cerveza puede ofrecer.