Alergia en casa - muebles que la provocan

Cuida tu salud eligiendo muebles y acabados que no provoquen alergia

silla-vintage-cuero-envejecido
Silla vintage de cuero envejecido, acabado recomendado para evitar alergias. Foto © Maisons du Monde

Muebles y alergia pueden estar muy relacionados. Elegir el mobiliario para que contenga el menor número posible de alérgenos y sustancias irritantes es una cuestión muy importante.

Especialmente en el caso de hogares sensibles a la alergia al polvo o con enfermos de asma, investigabar los niveles o focos de riesgo alejarán o acercarán algunas enfermedades. 

Los ácaros, el polvo y el moho que se depositan en los muebles son causa de estas patologías.

Puedes sumar el pelo de las mascotas, si tienes, e incluso el humo o la contaminación exterior que se deposita en los muebles.

Es importante tener en cuenta estos aspectos para tener una casa libre de alergias.

¿Qué acabados de muebles son más alérgicos?

  • Los muebles tapizados con tela recogen alérgenos mucho más fácilmente. También son más difíciles de eliminar, especialmente en sus capas más profundas.
  • La piel, polipiel, cuero y el vinilo son buenas elecciones en el tapizado de sofás y sillones porque recogen menos  ácaros. También son más fáciles de limpiar con sustancias específicas, especialmente los que no son de cuero o piel auténtica.

Tipo de maderas de los muebles que evitan alergia: 

La madera maciza lisa pintada o barnizada suele acumular menos ácaros y sustancias alérgicas que las que los muebles hechos con madera prensada.

No obstante hoy en día prácticamente todos los muebles están hechos con este tipo de maderas, incluso los que nos presentan o parecen de madera maciza.

En realidad lo que llevan es una chapa de madera noble que recubre paneles de madera prensada. 

Este tipo de madera incluye los tableros laminados, el aglomerado, las maderas contrachapadas, el tablero de densidad media conocido también como de DM, y algunas otras que tienen otra composición con más cola u otros componentes químicos y han surgido en los últimos años.

Seguro que en tu casa tienes algún mueble de melamina que responde a este tipo de pieza. 

Comprar muebles que no provoquen alergias

Un mueble ideal para evitar la alergia sería de líneas sencillas, madera maciza y tapizado en piel. Ya existen, también, tratamientos de los materiales con los que se consiguen sofás antiácaros.

Pero los muebles de madera actuales que son fabricados en serie, en su mayoría, responden al tipo de material del que hemos hablado antes: tienen corazón de madera prensada.

Así es que cuando tengas que elegir alguno, procura que sean revestidos con láminas plásticas que aíslan un poco más este aglomerado de madera de las emisiones de formaldehído.

Los muebles y estanterías de cristal son una buena alternativa también. Deben tener puertas para evitar que acumulen demasiado polvo pero son fáciles de limpiar.

Los muebles de madera maciza tienen un precio muy superior pero son menos proclives a causar alergias. El barniz y la pintura que suelen cubrirlos en varias capas aíslan las posibilidades de emisión de alérgenos de la propia madera. 

Dentro de las maderas duras o maderas blandas también hay algunas más alérgicas que otras.

Elige acabados en pinturas ecológicas que tengan garantía de nulas emisiones de productos tóxicos.

Esto es especialmente importante en las habitaciones infantiles tengan tus hijos alergias o no. 

Las precauciones con los muebles de madera deben extenderse también a los suelos, alfombras y cortinas o estores. Son lugares donde los ácaros del polvo encuentran también un lugar donde anidar y mantenerse. 

¿Tenéis algún tipo de alergia en casa? ¿Sabéis como limpiar para eliminar los ácaros del polvo?