Alaskan malamute

Un alaskan malamute
Foto: Daniel Piil~commonswiki

Historia

El alaskan malamute, o malamute de Alaska, es el perro de trineo ártico más grande y antiguo que existe. Primo del samoyedo, el husky siberiano y de los perros esquimales de Groenlandia y Labrador, obtuvo el nombre malamute a causa de las tribus nativas llamadas Mahlemut que poblaron el noroeste de Alaska. Uno de los primero criadores de malamutes, Paul Voelker, dijo que este cánido  probablemente fue el primer perro en entrar en contracto con el hombre y que las tallas de hueso y marfil creadas hace miles de años muestran un perro muy similar al malamute.

Este perro es descendiente de perros lobos domesticados que acompañaron a los cazadores paleolíticos que cruzaron el Estrecho de Bering y migraron al continente norteamericano hace 4000 años.  Fueron estos perros precisamente los que ayudaron al explorador Richard E. Byrd en su expedición antártica.

Grupo

Trabajo.

Aspecto

Los machos pesan de 79 a 95 libras (36-43 kg) y miden de 24 a 26 pulgadas (61-66 cm) de altura a la cruz. Las hembras son más pequeñas y pesan de 71 a 84 libras (32-38 kg) y miden de 22 a 24 pulgadas (56-61 cm) de altura a la cruz. Lo caracteriza su espeso pelo liso, y una cola emplumada que lleva enroscada sobre el dorso. Sus colores incluyen marrón y blanco, gris y blanco, sable y blanco, seal y blanco, rojo y blanco, negro y blanco.

Temperamento

Es cariñoso, fiel, simpático, tranquilo, juguetón y de gran dignidad.

Salud

Para disminuir las probabilidades de tener un Alaskan Malamute con problemas de salud o comportamiento, abstente de adquirirlo de una tienda de animaleso por internet.

No descartes la posibilidad de adquirir tu malamute de un refugio de animales o de un centro de rescate. Se recomienda que el futuro dueño se informe, ya que estos lugares tienen una gran cantidad de perros en espera de adopción y brindan la posibilidad de salvarle la vida a un animal. Considera no solo perros de pura raza, sino mestizos también.

Por su parte, los criaderos responsables se esmeran en tener pocas camadas de perros malamute y solamente perros saludables que van de acuerdo con el estándar de la raza.  

Si obtienes tu malamute de un criadero, asegúrate de que haya recibido los exámenes necesarios para descartar posibles enfermedades. Un criador responsable te entregará los resultados de sus exámenes y un certificado de pedigrí. Tendrás que firmar un contrato que te explique tus responsabilidades.

Expectativa de vida: 10-12 años.

Cuidado

Además del acicalamiento básico, el malamute requiere de pocos cuidados. Tiene mucho pelo pero con un cepillado a la semana es suficiente. Durante la época de muda, necesitará más cepillados y más mimos. Durante la muda, que será dos veces al año, tendrás que recoger su pelo por toda la casa. Como otros perros de trineo, tiene un gran metabolismo y aunque es muy activo, no requiere de mucha comida. Esto será un gasto más liviano para ti. No es aconsejable tener a este perro en un apartamento. Es un perro de trineo y está acostumbrado a pasar tiempo al aire libre. Necesita tener mucho acceso al exterior y vivir en una casa que tenga patio. El malamute adora a los niños. No obstante, como con todos los perros, a los niños se les debe enseñar a respetar al cánido y viceversa.

Actividad y ejercicio

Este perro requiere de ejercicio diariamente. De cachorro es una bola de energía. Aunque tendrás que ejercitarlo, no lo sobre ejercites, ya que sus huesos estarán en pleno desarrollo. Es un perro muy atlético. Le encanta correr junto a su dueño, hacer senderismo, nadar y llevar a cabo deportes caninos, tales como agility, No olvides jugar con él en la nieve.

Educación y entrenamiento

El malamute es un perro bastante educado, pero solo el adiestramiento positivo y constante te puede garantizar que tengas un perro feliz y equilibrado. Como todos los perros, necesita socialización. Preséntale tu mundo de manera gradual y de la forma más positiva posible. Para empezar, preséntale a todo tipo de personas de todas las razas, tamaños y edades, incluyendo extraños y niños. Es muy importante que el can también conozca distintos perros y otras mascotas, lugares desconocidos, sonidos e incluso  olores.

Esto tiene como objetivo que el perro aprenda a aceptar todo lo que tiene el entorno sin miedo, timidez o agresividad. Debes encargarte de la socialización del perro tan pronto lo obtengas y tener en cuenta que mientras más temprano empiece el proceso de socialización mucho mejor. Las primeras 12 semanas de la vida del perro son primordiales, pero un perro de cualquier edad puede ser socializado si su dueño utiliza el proceso debido. La obediencia básica también será imprescindible, ya que  establece las reglas para que tu perro pueda navegar una sociedad de humanos sin problemas. Te enseña a ti cómo comunicarte de forma básica con tu can, y le enseña a él que cada acción conlleva una reacción y que cuando se comporta de forma idónea siempre obtiene una recompensa, ya sea una delicia, un paseo, una caricia o palabras alentadoras. Entrenar a tu perro con adiestramiento positivo no solo es recomendable sino necesario si deseas tener un perro feliz, que te espeta y se divierte contigo.

Entrénalo para que te cede juguetes y comida en el momento que se lo pidas. Esto evitará problemas de dominancia y territorialismo en el futuro.

Tener un malamute conlleva muchas ventajas. Es un perro altamente cariñoso y adorable. Ningún vecino se quejará de que ladra, es muy silencioso. Lo que prosiguen son algunas de las desventajas del malamute.

Desafíos del malamute

1. Muerde objetos. Esto es muy común en perros, pero al malamute le encanta morder las cosas. Lo mejor es que lo entrenes a usar una jaula para que pueda estar en un lugar seguro y sin morder las cosas cuando no lo puedas supervisar.

2. Se resiste a la correa. En un principio, posiblemente no quiera andar con correa. No cedas ante esto. Enséñale a asociar la correa con consecuencias positivas, como una caricia, una delicia o un paseo.

3. Es reticente con extraños. Aunque el malamute adora a su dueño, es posible que no acepte a los extraños. Para esto lo más eficaz es socializarlo tan pronto obtengas al perro. Habla con tus amigos y familiares para que le den pequeñas delicias y mimos al malamute, de esta forma él asociará a las personas con premios.

4. Es intolerante y dominante ante perros  mascotas. De gran importancia es que le enseñas al perro a aceptar a otros perros y animales, independientemente del sexo, tamaño o raza. Ten en cuente cómo le presentas a otros perros y evita que se muestre dominante. Si lo hace, corrígelo de inmediato si el otro perro no lo hace. Sepáralo del otro perro si es necesario.

5. Es curioso, se aburre. El malamute necesita actividad. Si se aburre, la curiosidad lo puede meter en líos.  

6. Necesita estar contigo. Puede ser destructivo si lo dejas solo. Querrá pasar mucho tiempo junto a ti. Si tienes un trabajo que requiere de muchas horas de tu día, el malamute no es el perro para ti. Necesita vivir en la casa junto al resto de tu familia, nada de dejarlo en el exterior.

Sobre esta raza

El malamute necesita recibir una gran dosis de socialización para evitar que se muestre dominante o agresivo antes otras personas o animales. Lo recomendable es que le presentes a todo tipo de animales y personas desde muy temprano edad. Es un perro fuerte y decidido y aunque está diseñado para llevar cargas pesadas por largas distancias, no está hecho para ser perro guardián o para las carrera. Sin embargo, necesita que le des un “trabajo”. Si no lo mantienes activo, se aburrirá. Recuerda siempre que es un perro de trineo y por ende, está acostumbrado a trabajar bastante.

Es ideal para ti si…

  • Ya te has informado, comprendes las necesidades de esta raza y tu estilo de vida es perfecto para tener un malamute.  
  • Estás listo para tener una criatura llena de energía, lista para una nueva aventura cada día.
  • Has sido dueño de otros perro anteriormente, sobre todo de malamute u otros perros de trineo. Entiendes que este es un perro que requiere de un alto nivel de compromiso.