Ahorrar dinero en la universidad

Consejos para abaratar la enseñanza superior

El comienzo en la universidad
La universidad suele ser una pesada carga financiera para las familias. David Schaffer/Getty Images

Tener a un hijo en la universidad es una alegría enorme para una familia pero a la vez es un peso tremendo para su economía. Pero y a pesar de que las universidades en Estados Unidos son muy caras existen formas de ahorrar dinero y hacer que la educación universitaria sea más asequible.

 

Cuándo hay que empezar a pensar en cómo ahorrar

Cuanto antes comiencen los padres a pensar en cómo ahorrar dinero para que los hijos vayan a la universidad más fácil será lograrlo.

Hay algunas estrategias que pueden adoptarse desde que los chicos o las chicas son pequeños y otras deberán ser tomadas en cuenta a la hora de buscar universidad o cuando los chicos o las chicas ya han comenzado sus estudios superiores.

 

Mientras los hijos son pequeños

Cuando los hijos aún son pequeños, muchos padres comienzan a ahorrar para su educación universitaria. Para ello existen cuentas bancarias específicas y libres de impuestos que ayudan a que esos ahorros crezcan. En su banco podrán informarle convenientemente sobre esas cuentas.

 

Cuando llega el momento

Hay muchas veces que llega el momento de que el adolescente comience sus estudios universitarios y la familia no tiene recursos suficientes para ello. No hay que darse por vencido. Hay formas de que los estudios superiores sean más baratos. A la hora de buscar universidad hay que tener en cuenta algunas prioridades. Quizá una de las prioridades sea la de encontrar una buena universidad para latinos y en muchos casos, también es una prioridad encontrar una universidad accesible para la economía familiar.

 

Cómo ahorrar

  1. Universidades de bajo coste. Existen universidades tanto públicas como privadas cuyo coste es mucho más bajo o que tienen políticas de generosas ayudas financieras. Investiga si entre las universidades que le interesan a tu hijo o hija hay alguna de ellas.
  2. Elegir una universidad cercana a la residencia familiar. Si tu hijo o hija asisten a una universidad que está próxima a la casa familiar podrá ahorrar mucho dinero en vivienda y alimentación. La media de ahorro en este caso puede ser de más de 6.000 dólares anuales.
  1. Comenzar en un community college. Los colleges comunitarios tienen, por lo general, matrículas mucho más baratas que las universidades. Una posibilidad para tu hijo o hija puede ser que empiece sus estudios en uno de estos centros y después continúe, tras uno o dos años de estudios, en una universidad.
  2. Becas para latinos. Existen becas específicas para estudiantes latinos. Comprobar todas las posibilidades es un buen consejo.
  3. Becas para estudiantes talentosos. La mayoría de los colleges y universidades ofrecen becas para estudiantes que han conseguido las calificaciones más altas en Secundaria. Si tu hijo o hija está entre ellos consulta las becas para estudiantes destacados que ofrecen las universidades o colleges que le interesan a tu hijo.
  4. Existe un programa federal de becas para estudiantes talentosos, el Programa Nacional de Becas al Mérito. Este programa concede becas a estudiantes destacados para cualquier college o universidad.
  5. Becas de los estados para estudiantes talentosos. También muchos estados ofrecen becas para los estudiantes que sobresalen.
  6. Becas para estudiantes con talentos especiales. La mayoría de las universidades ofrecen becas, a veces muy generosas, para estudiantes que tienen algún talento destacado en deportes, arte, música, etc… Si tu hijo o hija está en ese caso ponte en contacto con las universidades que le interesan para que te informen sobre esos programas.
  1. Muchas universidades ofrecen trabajos a tiempo parcial a los estudiantes que necesitan ayuda financiera.
  2. Algunas universidades ofrecen alojamiento y comida gratis a cambio de algunas horas de trabajo de los estudiantes.
  3. Algunas universidades ofrecen la posibilidad de combinar los grados de manera que el estudiante pueda graduarse en tres años en vez de cuatro, lo que abarata considerablemente los estudios.
  4. Algunas universidades ofrecen descuentos cuando varios hijos de una misma familia están matriculados en ellas.
  5. Algunas universidades ofrecen descuentos a los líderes estudiantiles o a los directores de periódicos o anuarios universitarios.
  6. Hay universidades ofrecen descuentos en la matrícula cuando el asalariado principal de la familia está desempleado.
  7. Existen universidades que ofrecen algunos tipos de ayuda especial a las familias con necesidades financieras que no han calificado para ayudas estatales o federales.

     

    La importancia de la información 

    Es muy importante informarse muy bien de todas las posibilidades para lograr que los hijos vayan a la universidad. Si los padres necesitan ayuda para acceder a esa información, los consejeros de la escuela de sus hijos podrán informarles y resolver la mayoría de sus dudas.