Aguaje

Aguaje
Aguaje. Foto © Augusto Bravo

La región de la selva peruana se caracteriza por tener una gastronomía exótica, con platos llamativos y coloridos como por ejemplo: el famoso tacacho con cecina, el juane de yuca, el timbuche o el inchicapi de gallina entre otros. Los ingredientes de la zona tienen sabores intensos y colores llamativos, como el aguaje, el camu camu y el maracuyá, con los que se preparan sabrosos refrescos.

El aguaje, cuyo nombre científico es Mauritia flexuosa, también es conocido como ahuashi y achúa.

Es una palmera tropical de origen peruano que pertenece a la familia Arecaceae.Crece en la selva amazónica y su fruto tiene forma de piña, con poca pulpa comestible, ya que solo representa 12% del peso del fruto, siendo aceitosa y de un sabor agradable.

Esta planta crece en los pantanos de las zonas que se inundan, en los bosques húmedos y muy cerca de los ríos y quebradas. El ecosistema en donde crece bastante aguaje es llamado aguajal.

En la reserva natural Pacaya-Samiria en el departamento de Loreto, existe gran cantidad de aguajales, siendo considerada esta zona como el lugar de origen de esta palmera.

El aguaje tiene tanta importancia alimenticia para algunas poblaciones indígenas de la selva, que denominan a esta palmera como el árbol de la vida o el árbol del pan. Esta planta también se constituye como fuente de alimentación para muchas especies de animales terrestres y acuáticas.

Otras regiones del Perú, al igual que Loreto; en donde crece el aguaje de manera silvestre, son los departamentos de Huánuco, Ucayali y San Martín.

Descripción de la planta

El aguaje es un tipo de palmera cuyo tallo puede medir hasta 8 metros de altura y 40 centímetros de diámetro. Su corona tiene por lo menos unas 11 o 14 hojas compuestas de 2.5 metros de longitud. Los frutos que miden de 5 a 7 centímetros de largo y hasta 5 centímetros de diámetro, son de forma ovoide y con una cáscara con escamas de color rojo o guinda.

Crecen en racimos que pueden contener unos mil frutos. Su pulpa es de color amarillo y su semilla de color marrón o castaño.

Referencias históricas

Según está escrito en el Diccionario de Gastronomía Peruana Tradicional de Sergio Zapata Acha, el investigador, escritor y naturalista italiano Antonio Raimondi (Italia, 19 de septiembre de 1824 – Perú 26 de octubre de 1890), describe en sus Apuntes sobre la provincia litoral de Loreto, esta palmera Mauritia Flexuosa (aguaje):

Es una palmera de hojas dispuestas en abanico y que crece en los lugares húmedos. Este útil vegetal produce unos frutos escamosos del grosor de un huevo de gallina, los que son comestibles después de cocidos. Por incisión del tronco se obtiene un líquido azucarado, que puede fermentar y producir una bebida alcohólica…

El mismo Raimondi escribe en sus notas de viaje para su obra "El Perú", que el fruto del aguaje, de color rojo que tira a morado, presenta su superficie labrada en forma de enrejado, como escamas de pez; y que puesto en agua tibia obtienese una sustancia, que queda entre la corteza y la pepita, de color amarillo, con la que se prepara un exquisito dulce, o se diluye en agua potable y se toma como bebida.

Los destacados médicos Hermilio Valdizán y Ángel Maldonado en su libro La Medicina Popular Peruana de 1922, comentan también sobre sus usos: “Con la médula (del aguaje) se prepara una harina empleada en la alimentación; con la savia una bebida o chicha fermentada (departamento de Madre de Dios)”.

Propiedades

La pulpa del aguaje posee grandes propiedades nutritivas entre las que tenemos:

  • Posee aminoácidos esenciales para el cuerpo humano
  • Contiene aceites naturales vegetales y vitamina A muy buenos para revitalizar la piel, darle elasticidad y rejuvenecerla. También sirve para hidratar el cabello.
  • Posee antioxidantes que son buenos para regenerar y rejuvenecer las células.
  • Contiene muchos fitoestrógenos (hormona vegetal) que ayudan con los malestares de la menopausia, osteoporosis y la deficiencia de estrógenos.
  • Se cree que debido a que el aguaje posee sitosterol que genera hormonas femeninas (Fitohormonas o Fitoestrógeno), ayuda a moldear ciertas partes de la anatomía femenina como las caderas y los senos, incrementando su belleza. Algunos hombres evitan consumir esta fruta por la creencia popular de que contiene hormonas femeninas que ayudan a la fertilidad femenina y al al crecimiento de mamas. Esto no han sido demostrado de manera científica.
  • Muy bueno para combatir la deficiencia de vitaminas en los niños.
  • Por contener vitamina C, ayuda a combatir la disentería, el escorbuto y la tuberculosis.
  • La vitamina C que contiene, fortalece los dientes, las encías y los huesos.
  • Ayuda a mantener la sangre e intestinos limpios de toxinas, residuos grasos y gases.
  • Gran contenido de minerales y vitaminas que ayudan a tener un cabello, piel y uñas sanas.
  • Contiene una buena cantidad de ácidos oleicos que sirven para tener una buena salud.
  • Regula las características sexuales por tener buena cantidad de alfatocoferol (vitamina E).

Forma de consumo y usos

  • Se consume de forma natural pelando la cáscara y comiéndola fresca.
  • Se utiliza en la elaboración de refrescos, cocteles, mermeladas y helados. Un refresco con aguaje, muy popular en la selva, es la famosa aguajina.
  • Con las hojas se fabrican cordeles, cestas, etc.
  • Con el tallo tierno se puede extraer chonta o palmitos con los que se hacen ricas ensaladas

Receta del refresco aguajina

Para 5 porciones

  • 2 kilos de aguaje maduro
  • 1 litro de agua hervida y fría
  • Canela,  clavo de olor y azúcar al gusto

Preparación

Pelar la cascara de los aguajes. Retirar la pulpa que cubre la pepa y colocarla en un recipiente con 1 litro de agua hervida previamente con la canela y el clavo de olor. Estrujar  con las manos y luego colar.

Añadir azúcar al gusto y luego servir con hielo.