Aguacate para humectar el cabello

Getty Images

Desde muy pequeña siempre escuché que el aguacate engordaba muchísimo y por eso había que limitarse a comer una delgadísima tajada para acompañar un delicioso plato de arroz con pollo, frijoles rosados y platanitos maduros. Pero 20 años después, resulta ser que el aguacate no dispara tanto los kilos de la pesa o la báscula como erróneamente se creía; más bien se trata de un alimento súper recomendado para quienes desean mantener un peso y cuerpo saludable.

Con un alto contenido en fibra y proteína, el aguacate (también conocido como palta y cura en algunos países), contiene además ácidos grasos esenciales, mejor señalados como las grasas buenas que ayudan a bajar el colesterol malo de la sangre y evitar así enfermedades cardiovasculares. Además, este alimento, original de México y Guatemala, es rico en vitaminas A, B6, C, E y ácido fólico, las cuales son súper importantes para la salud de la piel, el cabello y las uñas. En particular, el alto contenido de glicéridos ácidos insaturados que contiene el aguacate hace que el cabello produzca más aceites naturales, haciéndolo brillar y brillar. También hace producir colágeno, lo cual es esencial para mantener la piel joven.

Sabiendo esto y que no engorda como pensamos por tanto tiempo, me doy el gusto de comer aguacate todo el tiempo, lo preparo en guacamole, en ensaladas, sobre huevos revueltos con chorizo, para acompañar un asopado de camarones y hasta me lo como con pan y un chorrito aceite de oliva extra virgen, pimienta y sal… ¡Qué delicia!

De tan sólo escribir este blog se me hace la boca agua… Pero tengo que admitir, que según saboreo un pedazo de aguacate como acompañante de cualquier receta culinaria, siempre que compro uno, separo una porción para preparar una mascarilla natural y que por lo general aplico a mi cabello cada dos semanas.

A continuación te explico la sencilla manera de prepara en casa uno de los mejores tratamientos que la naturaleza nos ha podido regalar para humectar el cabello.

Mascarilla de aguacate: A la hora de hacer un tratamiento para el pelo, puedes usar cualquiera de los más de 500 tipos de aguacates que existen, aunque expertos en cabello aseguran que el tipo Hass es el mejor por su consistencia cremosa. Personalmente, disfruto más el sabor aguacate mexicano o californiano, así que uso estas dos variedades para aplicarlas a mi melena. Lo más importante al preparar un tratamiento capilar es que el aguacate esté bien maduro.

Lo mejor de todo es que para preparar una mascarilla de aguacate solamente necesitas este fruto y listo. Dependiendo el largo de tu pelo corta un pedazo pequeño o grande, remueve la cáscara y comienza a majar la pulpa con un tenedor. Una vez logres una especie de crema bien majada lo puedes aplicar al pelo. Si deseas añadirle un poco más de consistencia a la mascarilla puedes agregar una cucharadita de aceite de oliva, el cual es reconocido también como un excelente tratamiento natural para el cabello por sus efectos de restaurar el cabello quemado, fortalecerlo, humectarlo y ayudar a minimizar el frizz ó pelo esponjado.

Y no sólo eso, su gran contenido en vitamina E funciona como antioxidante haciendo posible que el cabello crezca súper sano, fuerte y suave.

Cubre toda tu melena con la mezcla aguacate, pero en la mitad hacia abajo de tu pelo, sobretodo en las puntas, las cuales son la parte más necesitada de humectación. Peina con un peine de patas anchas y deja actuar la mascarilla por 20 – 30 minutos y finalmente procede a lavar tu cabello como de costumbre. Este tratamiento es recomendado para todo tipo de cabello. Desde la primera vez que lo apliques notarás más vida y brillo en tu melena. ¡Asegurado!

Si no consigues aguacate fresco, puedes optar por usar el aceite de aguacate que consigues embotellado, pero trato de conseguirlo orgánico o lo más natural posible para así asegurarte buenos resultados cuando lo uses como mascarilla.

Conoce aquí otras recetas de mascarillas naturales que puedes hacer en casa para hidratar tu pelo.