Actividades para hacer con tu perro en el verano

El verano es el momento. No hay mejor manera para decirlo. Es el momento para disfrutar, vivir, gozar, y pasarlo muy bien. Si tienes un perro, mejor todavía. Él te puede acompañar a muchos sitios, solo tienes que informarte. No lo saques afuera cuando la temperatura esté muy alta. Él estará más cómodo en casa con el ventilador encendido o con el aire acondicionado. Pero cuando la temperatura sea propicia, llévalo contigo y no olvides lo indispensable: su correa, collar e identificación, una botella de agua y algunas delicias. Todas estas actividades te ayudarán a socializarlo y te unirán más a él.
01
de 08

Comer al aire libre

Foto © FreeDigitalPhotos.net
Muchos restaurantes con terrazas, jardines o patios les dan la bienvenida a los perros. Infórmate sobre los restaurantes de tu comunidad, algunos incluso están hechos pensando en tu amigo cánido y tienen comida y agua para él. Nunca lleves a tu perro a un restaurante si tiene malos modales. Socialízalo y edúcalo con comandos de adiestramiento para que se porte bien, se tumbe a tu lado y no moleste a las personas a su alrededor. En un restaurante, el perro se tiene que quedar cerca de su dueño y llevar la correa puesta siempre.
02
de 08

Ir a la playa

Foto © Getty Images / Megan Maloy
Acostumbra a tu perro al agua para que no le tenga miedo y llévalo a nadar desde que sea un cachorro. Colócale un chaleco salvavidas si no sabe nadar y siempre supervísalo, ya sea en una piscina o en la playa. Cada playa tiene sus propias reglas. En algunas puedes llevar al perro solamente en temporada baja mientras que en otras son admitidos todo el año. Infórmate antes de llevar al perro y cuídalo de las olas.
03
de 08

Dar un paseo

Foto cortesía de SPIbelt
No hay nada mejor que disfrutar de tu comunidad cuando hace buen tiempo. Los paseos mejoran el estado de ánimo de la personas y en el caso de tu perro, también lo necesito. Llévatelo a dar un largo paseo. Si tu perro jala la correa, utiliza un arnés especial.
04
de 08

Pasar un rato en el parque

Foto © Peter Griffin / PublicDomainPictures.net
Muchos parques tienen espacios y horarios designados para que andes con tu perro sin correa. Es un buen momento para que él pueda caminar y correr al aire libre. Si tienes un perro que acude a la llamada dentro y fuera de la casa, participa. Si tu perro aún no acude a la llamada, enséñale. Es un comando divertido e imprescindible. También puedes llevarlo a un parque de perros donde podrá socializarse con otros canes.
05
de 08

Jugar afuera

Foto © Abel Pagola de Luna
Pueden jugar a que te traiga la pelota, tira y afloja o frisbee. Lleva algunos juguetes que le encanten y prepárate para ejercitarlo.
06
de 08

Ir a un partido de tu equipo favorito

Foto © Kaitlin Herrmann
¿Te has informado para ver si puedes llevar a tu perro a un partido de fútbol, béisbol o baloncesto? Las Grandes Ligas, por ejemplo, permiten que los aficionados al béisbol lleven a sus amigos cuadrúpedos a varios partidos de la temporada. Les ofrecen un espacio para sí al igual que agua y hasta los invitan a una parada de perros.
07
de 08

Viajar juntos

Foto © Irma Cedeño

Aunque el protocolo para viajar en avión puede resultar más estresante, si cuidas a tu perro puedes viajar muy a gusto con él en coche. Cómprale una jaula o un cinturón de seguridad hecho para él, protégelo y detente en la ruta para que pueda ir al baño.

08
de 08

Luchar por una causa

Todos los años hay un sinfín de caminatas con motivación benéfica. Ya sea para abogar por la investigación del SIDA o para mostrar tu apoyo a las víctimas de cáncer, tu perro puede ir. Seguramente le encantará estar contigo y tú harás muchos amigos por tener un acompañante como él.