Actividades divertidas para la recepción de bodas

Top 10 actividades divertidas para recepción de bodas.
Sí. Esa es una piñata de bodas. Incluye unas cuantas actividades divertidas en tu recepción de bodas y disfrutar de ver a tus invitados divertirse como nunca. Foto: Alyson Aliano; Getty Images

¿Será posible que todos esos bailes y tradiciones de recepción de bodas no sean suficientes para mantener entretenidos a los invitados? La verdad es que las bodas más memorables y divertidas incluyen un par de actividades divertidas que pueden ser disfrutadas por TODOS los invitados. Esto incluye niños y personas mayores, bailarines desaforados y tímidos sin remedio…y toda la amplia gama de personalidades que de seguro encuentras en todas las familias y en todos los grupos de amigos.

Así que sin más… las top 10 actividades divertidas que puedes incluir en tu recepción de bodas para alegrar el día o la noche de todos tus invitados.

1.- Juegos y actividades de participación.

Organiza un programa de juegos y actividades con tu DJ o MC y ve más allá del típico tirar el ramo y la liga. Piensa juegos de sillas, limbo, acertijos mímicos con temática de la boda, y juegos de “cuanto conocen a los novios” con premios. Creéme:  todos tenemos un niño interior… ¡hasta los críticos adolescentes!

2.- Juegos de mesa gigantescos.

Ideales para bodas de día o al aire libre, pero igualmente divertidos en bodas en interior y a cualquier hora. Puedes incluir gigantescos conecta-cuatros, gatos, Jengas, scrabbles, hasta damas y ajedrez. El chiste en tener unos dos o tres de estos juegos gigantescos en lugares céntricos y verás como siempre hay alguien ahí.

3.- Rifas, loterías, juegos de adivinanza, y búsquedas de tesoro.

En cada lugar puedes poner un número de la tómbola o rifa así todos los invitados pueden participar en algún momento de la recepción se hace la rifa y el ganador recibe un premio.

También puedes colocar loterías con el tema de tu boda o la historia de su romance y el que gane puede gritar sus nombres. Pueden colocar tarjetas de adivinanzas en las mesas y provocar charla entre los invitados. Y pueden retar a sus invitados, ya sea por mesa o a nivel individual a completar una búsqueda del tesoro en la recepción.

4.- Estaciones fotográficas y fotomatones.

Ahora que existen todo tipo de apps para recopilar las fotos de la boda, instagram, snapchat, hashtags, y demás…casi parece pecado no tener una estación fotográfica o algún tipo de fotomatón. Hay muchas versiones de este asunto y desde que puedes incluir accesorios románticos o divertidos, o hasta figuras de cartón para fotografiarse (ya sabes dónde tú y tu pareja colocan la cabeza y de repente eres Luisa Lane y él Superman).

5.- Estaciones de cata.

Para los foodies y gourmand de tu vida…una estación de cata interesante puede volverles locos. Chocolates y champañas, quesos y vinos, canapes inusuales…bueno…maridajes interesantes o combinaciones gastronómicas novelty. No sé qué tan divertido sea para los niños pero un buen grupo de foodies podría hablar de esto por años y hasta adoptar un nuevo truco gastronómico gracias a ti.

6.- Estaciones de snacks o postres de ármalo tú mismo.

La clave es el “ármalo tú mismo”. Una de las ideas más populares son: Arma tus propias botanas locas con frutas, salsas, y guzguera variada. Arma tus propios smores (con unas brazas al lado claro está)…o decora tu propio cupcake o galletas (más inclusive con los niños)…o arma tu propio bolo con una amplia selección de tus dulces o galletas favoritas (mesa de postres te estoy viendo).

Nota que esta última puede doblar como recuerdo…o bolo de la boda.

7.- Karaoke.

Sí. El karaoke ha llegado a las bodas. Es divertido, es vergonzoso, es animado, y súper entretenido, ya sea que participes o no, todo mundo se divierte con el karaoke.  Apoyate de un buen KJ prepara tus canciones favoritas y rockanrrolea con tus invitados.

8.- Lip Sync Battle o Contienda de playbacks.  

Divertidisimo, facilísimo de incorporar a la boda, y no es necesario cantar….solo fingir cantar al tono de tu canción favorita. Un buen DJ, una lista de canciones, y algunos invitados audaces es todo lo que necesitas.

9.- Piñatas.

Sí leíste bien. Piñatas para grandes y chiquitos. Esto ya no es cosa de fiestas mexicanas y posadas. Estamos hablando de piñatas hechas y derechas para bodas. En formas de lo que mejor combina con el tema de tu boda y rellenas de lo que se te ocurra (dulces siguen siendo lo favorito de todas las edades aunque confetis y globos también son divertidos).

Lleva un par de piñatas (si tendrás niños invitados tal vez quieras designar una sólo para ellos) e invita a todos a quebrarla. Más memorable imposible.

10.-  Libro de invitados, consejos, fotografías, y scrapbooking.

Claro que puedes llevar un tradicional libro de firmas y un par de plumas. Pero si realmente quieres entretener a tus invitados y obtener de paso un memento totalmente especial y único para ti puedes mejorar la experiencia. Coloca un apartado en cada hoja donde pidas consejos de matrimonio o de vida a tus invitados. Incluye marcadores, pegamento, tijeras, decoraciones, listones, y lo que se te ocurra para que personalicen las páginas, y ¿por qué no? un polaroid para que se tomen la foto y tengas la foto, el consejo, y todos los buenos deseos de tus familiares y amigos en un solo lugar.

BONUS: Marryoke.

Como Karaoke pero de boda. ¿En español sería bodaoke? Quien sabe, pero es definitivamente una de las mejores ideas que he visto. Necesitas un videografo (hay hasta compañias especializadas), una canción tema, y un poco de edición. Pide a tu videografo que filme a tus invitados (individualmente, por grupos, o por mesas) cantando (o fingiendo cantar) una canción. Elige una canción romántica y/o divertida que te encante pero también que todos conozcan. Luego el videografo editará la filmación para crear un video musical con todos los invitados a tu boda cantando por turnos la canción tema de tu boda. ¡Genial! ¿no?