Actividad de estimulación sensorial con espuma de colores

01
de 03

Preparación (10 minutos)

Juego sensorial para bebés
Ana Cabreira

 Para hacer esta actividad necesitas:

  1. Un contenedor (nosotros usamos una caja de plástico organizadora)
  2. Una batidora eléctrica
  3. Detergente líquido de vajilla
  4. Colorantes de comida

¿Qué niños pueden hacer esto?

Esta es una actividad recomendada y muy beneficiosa para preescolares pero mi hija de 6 años también se interesó en esta actividad y la hizo sin problema con nosotros.

¿Que es la estimulación sensorial?

Estimulación sensorial es cualquier actividad que estimula los sentidos de los pequeños: el tacto, olfato, gusto, vista u oído.

¿Por qué es importante?

Los juegos o actividades de estimulación sensorial ayudan a desarrollar en los niños sus capacidades cognitivas , lingüísticas , sociales y emocionales, físicas y creativas. Los niños aprenden y se desarrollan explorando a través de sus sentidos.

02
de 03

Cómo hacer la espuma

Cómo hacer espuma para actividad sensorial
Ana Cabreira

Para cada color de espuma necesitas:

  • 2 cucharadas de detergente de platos
  • 1/4 de taza de agua 

Cómo hacer la espuma:

Pon los dos simples ingredientes en un contenedor mediano y batelos con una batidora eléctrica por 2-3 minutos o hasta que la espuma tenga una consistencia cómo la que ves en la imágen superior.  Luego agrega 2 gotitas de colorante de comida y bate nuevamente hasta que toda la espuma tenga color.

Haz lo mismo para cada color que necesites. En nuestro caso hicimos 3 colores.

03
de 03

Invita a tu pequeño a explorar

Actividad de estimulación sensorial para preescolares
Ana Cabreira

¡Es hora de explorar!

Invita a tu pequeño a jugar con la espuma y mezclar los colores, una vez que él o ella esté interesada déjalos explorar. Si esta es la primera actividad sensorial -programada- que haces, los niños pueden estar confundidos, si ellos lo necesitan muéstrales con el ejemplo. Una vez que se sientan seguros van a tomar las riendas de esta actividad.

En nuestro caso, mi hijo está acostumbrado a las actividades sensoriales y simplemente pongo la actividad frente a él y miro en silencio cómo él explora y descubre. Siempre estamos diciéndole a los pequeños qué hacer y qué no, pero este tipo de actividades es una buena oportunidad para dejarlos pensar, tomar decisiones, y moverse libremente. Las únicas veces que interrumpo la exploración es cuando debo hacerlo por la seguridad de mi pequeño, por ejemplo cuando intenta comer algún material no comestible.

Qué hará el niño:

En esta actividad no hay una respuesta o movimiento correcto y no hay un tiempo determinado (que jueguen mientras estén interesados).  Algunas cosas que tu hijo/a quizás hará en su exploración:

  • Tocar la textura de la espuma con manos, pies, etc.
  • Mezclar colores
  • Tirar espuma fuera del contenedor
  • Intentar meterse al contenedor
  • Poner un juguete en la espuma y luego tratar de encontrarlo (los juguetes de baño o muñecas de plástico hacen la exploración súper entretenida)

No te desanimes

He escuchado comentarios de mamás que no hacen este tipo de actividades porque sus hijos no parecen interesados, pero explorar es algo natural en todos los niños y además muy importante. Puede ser que tu primera actividad sensorial dure 2 minutos y tu hijo pierda interés, pero te aseguro que si sigues haciendo este tipo de actividades, tu pequeño se irá sintiendo más cómodo y la exploración durará más.

Si quieres ver más actividades sensoriales y otras actividades en familia, no olvides seguirnos en Facebook. Me encantaría ver fotos de tus pequeños haciendo esta actividad.