Activar o desactivar el inicio rápido de Windows 10

01
de 01

Inicio rápido de Windows 10

Inicio-Rapido-Windows10
Foto © Microsoft

El inicio rápido de Windows 10 es una característica nueva que se estrenó en Windows 8 y 8.1. No la encontrarás en versiones anteriores. Su objetivo es optimizar de forma automática una serie de parámetros para hacer que el arranque se haga más deprisa cuando inicias Windows de cero. Es decir desde el equipo apagado.

Cómo activarlo o desactivarlo

  1. Pincha con el botón DERECHO del ratón encima del menú Inicio de Windows y selecciona en su menú Opciones de energía.
  2. Entras en la pantalla de configuración de opciones de ahorro y rendimiento de Windows 10. Busca a la izquierda el enlace Elegir el comportamiento del botón de inicio/apagado y pincha en él.
  3. Se abre la ventana de “Configuración del sistema”. Haz clic arriba en su enlace Cambiar la configuración actualmente no disponible (lo marco en la imagen de arriba). Ve a la parte de debajo de la ventana. Allí hay una serie de casillas con opciones que puedes activar o desactivar. Marca si no lo está ya la de Activar inicio rápido.

    IMPORTANTE:
    Si no aparece esa casilla cierra la ventana de configuración. Luego haz esto para activar la hibernación en Windows 10. Con ella ya activada repite los mismos pasos. Ahora ya sí debes salirte la casilla sobre el inicio rápido.
  4. Marca o desmarca la casilla correspondiente según quieras habilitarla o quitarla, respectivamente. En ambos casos pulsa después abajo a la derecha el botón Guardar cambios para confirmarlos.
  5. Regresas a la misma ventana de antes. Ciérrala y ve otras formas de mejorar el rendimiento del PC.

Problemas con el inicio rápido

Puede hacer que un equipo falle en algunos casos aunque en general sea una opción buena para la mayoría de ellos.

Desactívalo sólo si notas algunos de estos síntomas. También si tienes más de un Windows distinto instalado en el mismo PC.

  • Windows tarda mucho tiempo en iniciarse o apagarse. O no consigues que lo haga. Prueba estas soluciones si el PC no se apaga.
  • El PC se reinicia por su cuenta cuando sale la pantalla de login (donde hay que escribir la contraseña de Windows para entrar en él).
  • El equipo se bloquea sobre todo al arrancarlo o apagarlo.

Hay ocasiones en que es posible reparar la causa que le hace provocar esos fallos. Se deben con bastante frecuencia a que el equipo no esté bien actualizado en algún sentido. Intenta esto. Es bueno y útil hacerlo incluso si a ti no te da problemas este inicio acelerado:

Después de hacer todo eso intenta otra vez activar la opción. Quizá entonces ya no te dé problemas.