Abrazos para seducir según el Ananga Ranga

Cómo abrazar con seducción, amor y pasión

Abrazos apasionados Ananga Ranga
Aprende el arte de seducir con estos abrazos apasionados. ©David Troncoso/Photolibrary/Getty Images

El Ananga Ranga describe ocho maneras de abrazar que consiguen encender el amor apasionado. Según esta obra de la antigua India, siempre es necesario dedicar tiempo a los "placeres externos", que son las caricias que preceden a la relación sexual.

Los sabios han dicho que antes de la relación íntima, es necesario encender el deseo del menos apasionado, a través de ciertos preliminares que incluyen variados abrazos, caricias y besos”.

Así comienza el Ananga Ranga, que fue escrito con la intención de ayudar a las parejas a mantener el amor y el erotismo a través del tiempo. Los placeres externos despiertan los sentidos, reducen la timidez y aumentan el deseo. Después de estas caricias, los amantes tomarán posesión uno del otro durante el sexo.

El arte de la seducción puede ser utilizado por mujeres y hombres, sin embargo, en este caso, el Ananga Ranga deposita en la mujer la posibilidad de iniciar los placeres externos. Atrévete a dar este primer paso, independientemente de tu género. En el amor, las oportunidades se crean en cada momento y se cultivan a lo largo de la relación de pareja. La confianza y la comunicación son esenciales para lograr la intimidad y conexión que requiere una relación apasionada.

A continuación, descubre los 8 abrazos del amor apasionado del Ananga Ranga:

1. Abrazo que simula trepar un árbol (Vrikshadhirudha)

El hombre está parado y la mujer pone un pie sobre unos de los pies de él, mientras eleva la otra pierna hasta la altura de los muslos de su compañero, presionándolo.

Luego ella abraza su cintura entre sus brazos, sosteniéndolo y presionándolo con fuerza, mientras se inclina sobre él y lo besa como si estuviera bebiendo el agua de la vida.

2. Abrazo que mezcla la semilla de sésamo con la cáscara del arroz (Tandul)

El hombre y la mujer están parados, uno frente al otro.

Ambos ciñen fuertemente la cintura de su pareja, mientras el pecho de cada quien se dobla un poco hacia atrás. Luego, tratando de estar quietos y sin moverse, acercarán y estrecharán firmemente sus zonas genitales, aún vestidos.

El contacto entre los genitales femeninos y masculinos a través de la ropa puede ser muy erótico, y es un excelente preludio para ir calentando lentamente las aguas del deseo femenino. De acuerdo al Tantra, se crea un campo electromagnético entre ambos, ya que el pene tiene polaridad positiva y la vagina, polaridad negativa.

3. Abrazo donde las frentes se tocan (Lalatika)

En este abrazo los cuerpos están unidos estrechamente y expresan un inmenso cariño. Los brazos ciñen la cintura del otro, los cuerpos están derechos, y la pareja tiene contacto a nivel del pecho y el estómago. Las frentes se unen, y pueden tocarse los rostros entre sí a través de las mejillas, los ojos o las cejas.

Esta forma de abrazar profundiza el amor y el cariño entre la pareja, ya que los une a nivel del corazón, que corresponde – según el yoga – al cuarto chakra, el centro energético del amor incondicional.

4. Abrazo desde las caderas y los muslos (Jaghan-alingana)

El hombre se encuentra sentado y la mujer se sienta sobre sus muslos, mientras lo abraza y lo besa con profundo afecto.

En respuesta a sus apasionadas caricias, él sube seductoramente la ropa de ella, deslizando sus manos desde sus muslos hacia arriba, la besa y le acaricia el cabello – despeinándola – en señal de pasión correspondida. Para variar este abrazo, el hombre puede sentarse sobre el regazo de ella, si su peso lo permite. Este sensual abrazo nos recuerda que siempre podemos ser creativos a la hora de demostrar nuestro amor a nuestra pareja.

5. Abrazo en el que el pecho toca el cuerpo del otro (Viddhaka)

El hombre se sienta quieto, con los ojos cerrados, y la mujer se coloca muy cerca de él, mientras pasa su brazo derecho sobre su hombro y acerca su pecho al pecho de él, abrazándolo fuertemente. Él responde a su abrazo con igual intensidad.

En este abrazo también interviene el chakra del corazón, que es de naturaleza expansiva y femenina, y en este sentido, los senos de la mujer son un punto focal para su erotismo y para invitar al hombre a integrar el amor con la sexualidad genital.

6. Abrazo usando los muslos (Urupagudha)

La pareja está de pie, ambos abrazados. El hombre coloca las piernas de la mujer entre las suyas, de manera que la parte interna de sus muslos esté en contacto con la parte externa de los muslos de ella. Este tipo de abrazo es muy agradable para quienes están muy enamorados, mientras se besan de cuando en cuando.

7. Abrazo de leche y agua (Dughdanir-alingana)

El hombre se encuentra recostado de lado en la cama, y la mujer se coloca cerca de él, frente a frente, mientras lo abraza estrechamente. Los brazos y piernas de ambos se entrelazan, y permanecen juntos así, hasta despertar el deseo entre ambos de forma premeditada.

8. Abrazo de la enredadera que se enrosca al árbol (Valleri-vreshtita)

La pareja está de pie, y la mujer se sostiene a la cintura de él, mientras pasa su pierna alrededor de su muslo, besándolo suave y constantemente, hasta que la respiración de él se vuelva algo ahogada, como si tuviera un resfriado. Ella debe procurar imitar a una enredadera que se encuentra envolviendo al árbol que la sostiene.

Incorpora a las artes del amor todos estos abrazos, y descubre a qué nuevos niveles de placer te pueden llevar en la relación íntima con tu pareja.

Fuentes:

Malla, Kalyana. The Ananga Ranga. Editado por Richard Francis Burton (1885).