9 riesgos de la fertilización in vitro

Conoce los principales riesgos que la FIV implica

In vitro

JUAN GARTNER/Getty Images

Como en todo procedimiento médico, la fertilización in vitro, conlleva algunos riesgos. Este procedimiento tiene cinco fases generales; la estimulación ovárica, la extracción de ovocitos, la fertilización en el laboratorio, la transferencia y la prueba de embarazo—y en los casos de éxito con su respectivos embarazo y parto.

Principales riesgos de la Fertilización In Vitro (FIV)

  1. Síndrome de hiperestimulación ovárica: 
    El hecho de inyectarse medicamentos como el citrato de clomifeno, la hormona gonadotropina menopaúsica humana o la hormona luteinizante para estimular la ovulación puede propiciar este síndrome.
    Los síntomas son dolor e hinchazón abdominal, diarrea y vómito. Suele durar una semana y son provocados por la inflamación de los ovarios.
    En muy raras ocasiones se manifiestan síntomas más intensos como aumento de peso y pesadez al respirar. Mantén informado a tu doctor de cualquiera de estos síntomas.
  1. Embarazo múltiple: 
    Parte del procedimiento rutinario de la FIV es la transferencia de varios embriones, con el objetivo de que al menos uno se implante, sin embargo en ocasiones se implantan más de uno. El riesgo más grande para la salud de la madre es en realidad durante el parto. Para los bebés de un embarazo múltiple el parto prematuro y el bajo peso son los riesgos más comunes.
  2. Cáncer ovárico: 
    El uso de medicamentos para estimular la producción de óvulos puede incrementar el riesgo de enfermarse de cáncer de ovarios. Dependiendo del criterio de tu doctor él o ella limitará el uso de citrato de clomifeno.
  3. Complicación en la extracción de ovocitos: 
    En muy raras ocasiones la aguja de succión utilizada para extraer los ovocitos llega a causar sangrado, infección o daño en los intestinos, la vejiga o algún vaso sanguíneo. Además, también existen los riesgos relacionados con la anestesia general.
  1. Parto prematuro: 
    Según la Clínica Mayo, existe evidencia de que el uso de la FIV como tratamiento de reproducción asistida aumenta ligeramente el riesgo de nacimiento prematuro y del nacimiento con bajo peso. Lo anterior no exclusivo de los embarazos múltiples, aplica también a los embarazos de un solo embrión.
  1. Sangrado durante el primer trimestre: 
    Este fenómeno es más común en los embarazos asistidos por FIV. Si es tu caso, el doctor te dará las precauciones que debes tomar.
  2. Pérdida de embarazo: 
    Cuando la FIV se realiza con embriones "frescos" (que no han sido sometidos al proceso de congelación y de descongelación) el porcentaje de aborto involuntario es el normal de 15 a 20 por ciento. Sin embargo, el uso de embriones que han sido congelados puede incrementar este riesgo.
  3. Embarazo ectópico: 
    De acuerdo con la Asociación americana del Embarazo (APA, por sus siglas en inglés), alrededor de 2 por ciento de las mujeres que recurren a la FIV tienen un embarazo ectópico. Para aquellas mujeres que ya han sufrido un embarazo ectópico su riesgo es mayor.
  4. Defectos congénitos: 
    Se cree que el uso de FIV puede incrementar la posibilidad de que el bebé tenga defectos de nacimiento, tales como enfermedades cardiacas, del sistema digestivo o paladar hendido (conocido comúnmente como labio leporino). Hace falta que se realicen más estudio sobre este tema ya que no hay evidencia directa que lo compruebe.

Conviene terminar resaltando que cualquier embarazo conlleva riesgos tanto para la madre como para el bebé.

Algunos son más que otros, pero todos implican cierto nivel de riesgo.

Fuentes:
American Pregnancy Association: In Vitro Fertilization: IVF. Recuperado el 18 de mayo de 2012
Mayo Clinic: In vitro fertilization (IVF). Recuperado el 18 de mayo de 2012
Collective, T. B. (2011). Our Bodies, Ourselves.The Boston Women's Health Book Collective. (J. Norsigian, Ed.) Boston: Touchstone.