9 medicamentos para tratar la hipertensión

Existen varios tipos de fármacos para controlar la presión arterial alta

Medicamentos para la hipertensión
En algunos casos es peligro interrumpir la toma de medicamentos de forma brusca, ya que se puede agravar los síntomas. Habla antes con tu médico. BSIP/UIG | Getty Images

Los fármacos para tratar la hipertensión arterial o medicamentos hipotensores se utilizan hace muchas décadas para controlar la tensión arterial y prevenir las complicaciones. Han salvado miles de vidas y han prevenido derrames cerebrales e insuficiencia coronaria y renal.

Es importante que las personas que sufren hipertensión arterial controlen su presión en su propio domicilio. Recuerda que cuanto más alta es la presión arterial, mayores son los riesgos.

Cuando la hipertensón arterial no se trata, aumenta el riesgo de desarrollar una enfermedad del corazón.

Medicamentos para tratar la presión arterial alta

Este tipo de medicamentos se administra para mantener las cifras de tensión arterial igual o inferior a 140/90 mmHg, según los pacientes y las enfermedades concomitantes. El tratamiento tiene que ser individualizado. El médico eligiá un medicamento en función de varios factores (edad, sexo, etnia, colesterol, diabetes...).

Los tipos de fármacos más frecuentes que se administran para reducir la hipertensión arterial a través de mecanismos diferentes son:

  • Diuréticos

    Son el primer fármaco que se administra para tratar la presión arterial alta. Los diuréticos actúan sobre los riñones para que aumenten la eliminación de sodio y como esta molécula se elimina junto con agua, aumenta por lo tanto la cantidad de orina diaria o diuresis. De esta manera, se disminuye la cantidad de líquido de la sangre y la presión arterial se reduce.

    Los diuréticos suelen recetarse combinados con otras medicinas para la presión y a veces en una sola pastilla.

  • Betabloqueantes

    Los betabloqueantes bloquean los efectos del sistema nervioso simpático, el sistema que actúa aumentando la presión arterial como respuesta al estrés. Etso fármacos hacen que el latido del corazón sea más lento y con menos fuerza, disminuyendo las pulsaciones por minuto. Así, estos medicamentos ayudan al corazón a bombear la sangre de manera más eficaz y se consigue también disminuir la presión arterial.

  • Bloqueantes de los receptores de la angiotensina II

    Los bloqueantes de los receptores de la angiotensina II (en inglés) son las medicinas más recientes para la presión arterial que protegen a los vasos sanguíneos de una hormona llamada angiotensina II. Actúan contrarrestando el efecto que sobre los vasos sanguíneos tiene esta hormona y por lo tanto haciendo que se relajen y ensanchen, y la presión arterial disminuye. Parecen causar menos efectos secundarios que los inhibidores de la enzima conversora de la angiotensina.

  • Bloqueantes de los canales del calcio

    Los bloqueantes de los canales del calcio o bloqueantes cálcicos (en inglés) reducen el paso del calcio a las células del músculo cardíaco y de las paredes de los vasos sanguíneos más pequeños (arteriolas). Esto hace que los vasos sanguíneos se relajen y la presión arterial disminuya.

  • Inhibidores IECA

    Los inhibidores IECA (en inglés) impiden que el organismo produzca una hormona llamada angiotensina II. Por lo general, esta hormona hace que los vasos sanguíneos se estrechen. Los inhibidores IECA lo impiden, relajando los vasos sanguíneos. Ayudan a bajar la presión arterial.

Otros medicamentos que se usan, pero con menos frecuencia son:

  • Vasodilatadores (en inglés): actúan sobre el sistema nervioso o sobre la capa muscular de los vasos sanguíneos. Tiene un efecto que relaja los músculos de las paredes de los vasos sanguíneos. Se utilizan para tratar la tensión arterial, y suelen utilizarse como segundo fármaco cuando el otro no disminuye de forma suficiente la presión arterial.
  • Bloqueadores alfa: reducen los impulsos nerviosos que contraen los vasos sanguíneos. Así la sangre puede circular más libremente y la presión arterial disminuye.
  • Inhibidores del sistema nervioso: aumentan los impulsos nerviosos del cerebro para relajar y ensanchar los vasos sanguíneos. Esto hace que la presión arterial disminuya.
  • Inhibidores de renina: se utilizan desde hace poco tiempo. Su efecto relaja los vasos sanguíneos.

Los efectos secundarios de las fármacos hipotensores

Aunque habitualmente los pacientes toleran bien los medicamentos antihipertensivos, como todos los medicamentos, estos fármacos para tratar la hipertensión también pueden provocar efectos secundarios.

La mayoría son leves y se pueden controlar. Si una medicina no funciona correctamente, se puede escoger otra alternativa. Es importante informar al médico para que ajuste la dosis o cambie el medicamento.

Los efectos secundarios más comunes de los medicamentos para tratar la tensión arterial alta son:

  • Tos.
  • Dolor en el pecho o arritmias.
  • Diarrea o estreñimiento.
  • Vértigo o mareo leve.
  • Problemas de erección.
  • Sentirse nervioso.
  • Cansancio, debilidad o con falta de energía.
  • Dolor de cabeza.
  • Náuseas o vómitos
  • Erupción cutánea.
  • Pérdida o aumento de peso involuntaria.

Advertencias:

Es importante que informes a tu médico sobre los medicamentos, las vitaminas y los suplementos herbales de venta libre y con receta médica que tomas, así como algunos alimentos o bebidas para evitar la interacción del medicamento.

En algunos casos es peligro interrumpir la toma de medicamentos de forma brusca, ya que se puede agravar los síntomas. Habla antes con tu médico.

Esta información no debe considerarse asesoramiento médico. Por favor, consulta siempre con tu médico para obtener instrucciones de uso.

Referencias:

Kaplan NM. Systemic hypertension: Treatment. In: Bonow RO, Mann DL, Zipes DP, Libby P, eds. Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 9th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 46

Medicamentos Antihipertensivos. Medline Plus. Biblioteca Nacional de los EEUU. Accedido: 15 de febrero 2013 http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/007484.htm