8 pasos para diseñar un menú de bodas delicioso, original, y accesible

Arma el menú para tu boda fácil y rápido con estos consejitos

8 consejos para armar el menú de tu boda fácil y sencillo.
El menú de la boda es súper importante y memorable. ¡Elígelo como una experta!. Foto: Luca Trovato; Getty Images

Armar el menú para tu boda puede parecer toda una tarea pero en realidad no tiene porqué ser complicado. Claro que hay que varias consideraciones que querrás tomar en cuenta empezando con el presupuesto y terminando con chiquear y consentir a tus invitados…todo es importante. Aquí prácticos y sencillos pasos que puedes seguir para ayudarte a diseñar el menú perfecto para tu boda.

¡Empecemos!

1.- Antes que nada considera tu presupuesto.

40 a 50% del presupuesto de una boda se destina a la recepción, y de ésta cantidad una gran parte se destina a la comida y las bebidas.

Así que lo primerito que debes hacer es tener una idea clara y concisa de cuál es tu presupuesto para este apartado. Idealmente querrás saber cuánto quieres gastar por persona así como una idea general de cuánta personas esperas que asistan a tu boda.

2.- Define la logística de tu boda.

En dónde te casas, a qué hora, que tipo de evento estás planeando. Definitivamente no es lo mismo un menú para una boda primaveral celebrada en la mañana con una recepción al aire libre tipo brunch en un jardín botánico… que una boda invernal formal, celebrada por la tarde con una recepción en un salón de lujo. Simplemente no se espera lo mismo en el menú de una que la otra. Así que trata de tener bien definida la logística general de tu boda a la hora de planear el menú.

3.- Trabaja en equipo con el servicio de banquetes.

Con el presupuesto y la logística de tu boda en mano será mucho más fácil para ti elegir un servicio de banquetes que se adecúe a tus necesidades.

Como con todo proveedor de servicio querrás un servicio de banquetes que venga bien recomendado y con el que sientas buena química al tratar con ellos. A la hora de entrevistarte con ellos pregúntales cuáles son sus especialidades y solicítales que compartan contigo sus recomendaciones para el tipo de boda que estás planeando (y que también encaje con tu presupuesto).

4.- Ponle tu sello personal

No todas las bodas son cortadas por la misma tijera, de hecho, todas y cada una de las parejas son únicas y diferentes. Cada pareja tiene su propia personalidad, gustos, orígenes, estilo y visión personal para el día de su boda. Personaliza el menú de tu boda:

  • Incluyendo alguna de tus recetas favoritas o tal vez una receta de familia que te traiga tiernos recuerdos. Por ejemplo ese mole verde que tu abuelita solía hacer o ese mousse de chocolate que simplemente nunca puedes resistir.
  • Siguiendo una temática particular a su historia de amor, por ejemplo, si se conocieron en una nevería ¿quién dice que no pueden armar un menú tipo fuente de sodas? De hecho una pareja adorable que conocí celebro su boda con una recepción de postres donde su nieve favorita fue la estrella principal. (Cabe mencionar que especializar el menú por ejemplo a sólo postres, sólo canapés o tapas, o alguna otra especialidad puede resultar en una recepción súper única y especial… que también es amable con el bolsillo).
  • Honrando los orígenes étnicos de sus familias. Por ejemplo si tu familia viene de Puerto Rico y su familia de México , pueden armar un menú que incluya alguna receta típica de cada una de sus tierras.

    5.- Ofrece variedad.

    Si ofrecerás una bebida exclusiva asegúrate de ofrecer al menos dos versiones, por ejemplo una cremosa y una fresca (y claro cada versión con o sin licor). Si ofrecerás canapés a la hora del cóctel, considera ofrecer canapés frescos y canapés calientes, idealmente en estaciones fijas y también servidos por meseros. Si ofrecerás un buffet asegúrate que haya algo para todo mundo. En fin, el punto es considerar a tus invitados y asegurarte que todos disfruten de lo que con tanto cariño quieres compartir con ellos.

    6.- Presta atención a las necesidades de tus invitados.

    ¿Tienes amigos vegetarianos ? ¿Tal vez algún familiar tiene alguna intolerancia alimenticia (tal vez a los lácteos o al gluten)? Considera estos detalles a la hora de elegir el menú. Obviamente no planearás un menú en base a las necesidades alimenticias de todos y cada uno de tus invitados, creo que eso sería casi imposible.

    Lo que sí quieres es ofrecer un par de opciones para personas con necesidades alimenticias diferentes. Si sabes que habrá personas con necesidades alimenticias especiales consulta con tu proveedor de banquetes qué platillos puede preparar para acomodar estas necesidades.

    7.- Prueba la comida.

    ¡Esencial! El proveedor de alimentos con toda seguridad puede organizar una cata de un esbozo del tipo de menú que están planeado juntos así como de algunas de sus especialidades. Normalmente una cata suele ser para los novios, pero es probable que puedas contratar con el servicio de banquetes una cata para sus padres o dos o tres personas cercanas a ustedes. Siempre es mejor tener una segunda opinión sincera y desinteresada a la hora de hacer elecciones importantes.

    8.- Dale una revisadita al menú.

    Después de la cata platica con tu pareja y sus padres (o amistades) sobre el menú propuesto ¿Cuáles son sus puntos fuertes, qué le hace falta? ¿Armonizan entre sí los diferentes elementos? ¿Cómo puede mejorar y qué cambios le beneficiarían? Platica con el proveedor de servicio de banquetes y juntos finalicen el menú. Tal vez tome un par de intentos, pero realmente vale la pena prestar atención a este detalle tan importante. Cuando tengas un proyecto final de menú vuelve a consultar con sus padres y amigos y de estar todo bien recuerda confirmar con el proveedor de servicios el menú final dentro de los límites de tiempo que han establecido. Y ¡listo! Estás lista para consentir el paladar de tus invitados el día de tu boda.