8 ideas para celebrar el primer San Valentín como pareja

Primer San Valentín juntos.
Ideas para el primer San Valentín juntos. H. Armstrong Roberts ClassicStock.

Si llevas poco tiempo con tu pareja y todavía se están conociendo, es muy posible que no les apetezca celebrar el típico día de San Valentín, con sus cenas románticas, sus cartas de amor y sus ramos de rosas rojas. Todo eso puede resultar excesivo o artificial cuando aún no son una pareja estable. Pero si de todos modos quieren hacer algo especial el 14 de febrero, aquí tienes 8 ideas para celebrar el primer San Valentín como pareja.

  1. Cena sí, pero informal. No hace falta reservar en un restaurante caro ni arreglarse como para ir a una fiesta. Pueden cenar juntos en un fast food con estilo, ir de tapas por varios bares o elegir un sitio donde sirvan comida exótica. Sin más pretensión que pasar una noche agradable juntos.

  2. O bien, brunch o merienda. Tampoco hay por qué tener una cita justo esa noche. Si están cansados o tienen que madrugar, pueden quedar a media mañana para degustar un delicioso brunch en algún sitio bonito. O bien verse por la tarde para dar un paseo por el parque y meterse en una cafetería con encanto a merendar chocolate con churros, tortitas con nata u otras delicias.

  3. ¡A sudar juntos! No necesariamente (o no solo) en la cama. Hacer deporte en pareja también puede ser romántico y divertido. Sugerencias: un revitalizante paseo por la montaña, una tarde patinando sobre hielo, una carrera por el parque o una sesión de yoga (en muchos centros, la primera clase es gratuita). Seguro que el ejercicio físico les pone de buen humor y les anima a compartir confidencias y sentirse cada vez más unidos.

  1. Noche de cine. Ir al cine es un plan que va quedando en el olvido, pero que siempre funciona si se elige la película adecuada. No tienen por qué ir a la típica sala de proyecciones repleta de gente comiendo palomitas. Elijan algo con más encanto. Como una sesión de cine clásico en la filmoteca, un pequeño cine de películas extranjeras en versión original o, por qué no, el salón de su casa con una mantita y una buena selección de dvds románticos.

  1. Música en directo. Otro plan que siempre triunfará es ir a un concierto. No tiene por qué ser el de una súper estrella de rock. De hecho, es mucho más romántico y original elegir una opción menos multitudinaria. Algo como una velada de jazz en un pequeño club, una jam session en un bar o incluso un concierto de música clásica. Y si pueden bailar juntos en la pista, mejor que mejor.

  2. Recuerdos compartidos. Como todavía se están conociendo, el Día de los Enamorados puede ser un momento muy bonito para compartir algo más de sus vidas con el otro. Llévale a tu pueblo, al barrio donde creciste o a esa zona de tu ciudad que tiene un significado especial para ti. Paseen relajadamente y mientras cuéntale anécdotas de tu pasado e historias de tu infancia, háblale de cómo era tu vida cuando eras pequeña o de los sueños que tenías entonces. Y por supuesto, pídele que otro día él haga lo mismo contigo.

  3. Enséñale lo que sabes hacer. Todos tenemos un talento o habilidad especial. Y tu pareja, ¿ya conoce el tuyo? Pues el 14 de febrero es una buena ocasión para sorprenderle y pedirle que te sorprenda. Ya sea que seas muy buena cocinando, cantando o jugando al baloncesto, demuéstraselo. Compartir lo que mejor sabes hacer siempre te hace sentir de maravilla. Y a él le encantará admirarte y mostrarte sus talentos a su vez.