8 cosas que necesitas saber de tu futura esposa

Antes de convertirte en marido, hay algunas cosas que necesitas saber de ella.

A couple celebrating moving in to a new home
A couple celebrating moving in to a new home. Gary Burchell

Tevas a casar, estás emocionado y ella es el amor de tu vida. Es simplemente perfecta. Es la futura madre de tus hijos, la mujer que deseas... y un montón de cosas más que tienes que conocer. Fíjate en la lista que te dejo, ¡te va a ser útil!

No siempre se verá como ahora

Si lo que más te gusta de tu prometida es cómo se ve, piénsalo dos veces antes de casarte. Las mujeres cambian su look constantemente y los hitos en su vida las impulsan a renovar su aspecto.

Si amas su pelo largo, quizá dentro de un mes te sorprenda con un corte radical, si te estimula su pecho mínimo, quizá mañana se haga una cirugía. Ganará peso con el tiempo, sus caderas serán más anchas y, en algún momento aparecerán arruguitas. Ella se va a ir pareciendo a sus hermanas mayores, a sus tías y a tu suegra. Será la misma, pero diferente.

Serás desbancado por un bebé

Cuando tengan un hijo, si lo tienen, el bebé pasará a ser su prioridad durante un tiempo. O para siempre. No hay nada que puedas hacer contra eso. El amor maternal, generalmente, desplaza del foco todos los otros afectos, sobre todo al principio. No es que no te ame, es que el nuevo rol y la abrumadora sensación y responsabilidad de ser mamá la tendrán noqueada. 

Estará en el baño  mucho más tiempo que tú

No te esconde nada. Está haciendo lo que haces tú pero, además, esperará a dejar todo impecable, tiene que peinarse, maquillarse, depilarse, verse varias veces en el espejo, hacer ese tratamiento de blanqueamiento de dientes, probarse algunas variantes de ropa, ponerse mascarilla en el pelo, ponerse crema...

etc, etc, etc. No te abandonó, está siguiendo su rutina. 

No va a cortar el cordón con su mamá, ni con sus amigas, primas, tías...

Sí, serás su esposo, juntos harán una familia, pero eso no significa que no vaya a consultar TODO con ellas. Por lo menos al principio. 

Hablando de embarazo...

Cuando tu futura esposa se embarace se va a convertir en otra persona.

Las hormonas se van a encargar de ello. Paciencia y amor. Son casi 10 meses que terminan en un bebé deseado por los dos, merece la pena, pero sería bueno que fueras leyendo un poco de información al respecto. 

Es voluble

Tu esposa puede cambiar de opinión muy rápidamente. Ellas son dinámicas y van cambiando. Puede no gustarle mañana lo que hoy adora, prepárate para vivir con un ser que se reinventa con las necesidades del crecimiento. Y te lo va a hacer saber, te voy avisando. 

Necesita que le digas cuánto la amas, aunque ya lo sepa

Porque si no se lo dices a menudo, ella pensará que dejaste de amarla. Aunque vaya contra toda lógica masculina, ella necesita escuchar, sentir y verificar que la amas. No seas tacaño con tus muestras de afecto, a ella siempre le van a encantar. 

Esos días del mes

Vas a empezar a convivir con una mujer. eso significa que, durante algunos días, vivirás con una mujer menstruante y, lo que es más complicado en muchos casos, con una mujer pre-menstruante. Tendrá cambios físicos y de humor, puede sentir molestias, dolores y ponerse de un humor terrible. O puede que no pase nada de eso y tenga un apetito sexual voraz... y haya que cubrir las sábanas con una toalla.

¡Buena suerte!