7 señales de que solo le interesa el sexo

Presta atención a estos indicadores

Pareja en van teniendo intimidad
 Chris Whitehead/Getty Images

¿Quieres saber si ese hombre con el que tienes “algo” está interesado en ti como persona o solamente en pasarlo bien en la cama contigo? Presta atención a las siguientes señales y, si te identificas con todas o la mayoría, no te engañes a ti misma creyendo que cambiará. Si lo que buscas es una relación estable y feliz, es mejor que cortes por lo sano. Tal vez duela, pero nunca tanto como el seguir atrapada en una espiral de tristeza y frustración.

Señales que muestran falta de interés para una relación seria

  1. No te presenta a su gente—Siempre te propone citas a solas, y apenas te habla de sus amigos; menos aun de su familia. Si por casualidad se encuentran con un conocido de él por la calle, ni siquiera te lo presenta o, como mucho, te define como “una amiga” (o se limita a decir tu nombre).

  2. Te trata como a una amiga—O sea, con confianza y complicidad… pero sin romanticismo. No hay detalles cursis ni miradas arreboladas. Parece que ni se le pasa por la cabeza la idea de dedicar tiempo y energía a seducirte, sorprenderte con una cena romántica o compartir tiempo contigo sin practicar sexo.

  3. Se hace el interesante contigo—No te propone planes para asegurarse de que estarán juntos el fin de semana. Tal vez te diga que él es una persona muy independiente y a la que no le gusta planificar, presentándose ante ti como alguien superior y ocupado. También es muy probable que vaya por la vida de chico duro o decepcionado con las mujeres. No te dejes engañar ni enternecer por las poses. Evidentemente, si estuviera loco por ti correría a asegurarse de que pasas tu tiempo libre con él.

  1. Te hace saber que no quiere compromisos—Puede que te lo advierta desde el principio, o quizás te lo diga un poco más tarde, cuando ya sean oficialmente amigos con beneficios. Justo cuando tú estés empezando a mostrarte cariñosa y con ganas de hacer cosas con él fuera del dormitorio. Escucha sus palabras, pues son una advertencia. Ten cuidado con el error (muy femenino) de creer que contigo cambiará. Por supuesto que los hombres cambian cuando se enamoran, pero rara vez lo hacen con la mujer a la que le dicen que no quieren nada serio con ella mientras ven cómo se les entrega.

  1. Mide el tiempo que pasa a tu lado—Con él te lo pasas bien y hasta se te van las horas volando, pero siempre tienes la sensación de que hay un cronómetro colgando sobre tu cabeza. Y es que así es. Te llama para que pases la noche en su casa y tal vez desayunen juntos, pero después corre a explicarte que tiene mucho que hacer y, por supuesto, debe hacerlo solo. O queda contigo para pasar la tarde, aunque resulta que tiene un compromiso (que, por supuesto, no te incluye) ineludible por la noche.

  2. No te llama—Se limita a enviarte Whatsapps, siempre imprevisibles y algo interesados, ya que tarda muy poco en pasar del saludo, la foto o el comentario divertido a proponerte que se vean… donde y cuando a él le conviene, a menudo sin dejarte tiempo para pensártelo o modificar tu agenda.

  3. No te presta atención—Aunque no te trata mal, resulta que nunca se acuerda de las cosas que le cuentas o no te pregunta por los detalles de tu vida cotidiana (“¿Qué tal hoy en el trabajo?”) o tus sentimientos (“¿Sigues preocupada por la prueba que le tienen que hacer a tu madre?”). Tampoco te piropea ni fija la mirada en ti. Más irritante aún, la pasea por todas las mujeres que transitan alrededor. Y tampoco te escucha, porque está mucho más interesado en hablar él.