7 Razones por las que deberías hacer tu propia pintura casera + recetas

Crea tu propia pintura natural, mucho más segura para niños

Pintura de Crema de Afeitar
Ana Cabreira

Mis hijos usan un montón de pintura y pensé que estaba en problemas cuando ellos querían pintar y se me habían acabado la mayoría de los colores.  Pero la verdad es que este "problema" me llevó a buscar una receta y hacer mi propia pintura casera.

Ahora, meses más tarde, he hecho muchos tipos distintos. No sabía lo fácil que era y lo entretenido que iba a ser encontrar y probar recetas nuevas.

Si tienes hijos pequeños como yo, te invito a juntar los ingredientes y hacer pintura.

Aquí hay algunas razones que quizás te ayudarán a convencerte:

1. Ahorras dinero

Los niños pequeños usan mucha pintura y hacerla es mucho más barato que comprar constantemente. Verás como todas las recetas usan ingredientes que ya tienes en casa como harina, sal, colorantes de comida o maicena por ejemplo.

2. Sabes exactamente lo que están tocando tus hijos

Aunque la mayoría de las pinturas que venden en tiendas de arte o supermercado dicen "no tóxica", están llenas de químicos y colorantes que prefiero evitar para mis hijos. Yo uso recetas de pintura basadas en ingredientes comestibles, súper seguros para mis hijos.

3. Hay recetas seguras hasta para bebés

Si tu hijo se pone todo en la boca tienes que evitar las temperas hasta que esté mas grande... o puedes hacer tu propia pintura a base de yogur. Los bebés se pueden poner esta pintura en la boca, comérsela, y no tendrán ningún problema.

4. Puedes hacer variaciones

Altera la cantidad de los ingredientes y con la misma receta puedes hacer dos pinturas con consistencia muy distinta.

Disminuye la cantidad de ingredientes líquidos y tu pintura se volverá más pastosa. Además de una actividad de arte, la pintura sirve como actividad de estimulación sensorial.

5. Fomentarás la creatividad de tus hijos

No necesitarás limitar la creatividad de tu hijo que quiere usar toda la pintura en su obra de arte.

No importa si gasta toda la pintura verde (o todas), ya que tu sabes que en un ratito puedes hacer más. Tampoco tendrás problemas cuando ellos mezclen los colores o usen el mismo pincel en distintos frascos... sabes que hacer más pintura es fácil y económico.

6. Ayudarás a la autoestima de los pequeñitos

Invita a que los niños te ayuden a hacer las recetas. A ellos les encantará mezclar los ingredientes y transformarlos en pintura que luego pueden usar. Se sentirán súper orgullosos.

7. De seguro ya tienes en casa todo lo que necesitas

Los mejores ingredientes para hacer pintura son cosas que ya tienes en tu casa, ¡en serio!. Harina, sal, aceite, colorantes de comida, yogur, maicena y agua son algunas de las cosas que puedes necesitar. Revisa algunas recetas y ¡haz tu propia pintura!

 

Algunas recetas:

 

Si te sobra pintura puedes guardarla en un recipiente con tapa o bolsa tipo zip lock y usarla en el futuro.