7 Cosas que no sabes de Oscar de la Renta

Oscar de la renta
Getty Images

Tras su fallecimiento, el 20 de octubre de 2014, a los 82 años, se han ido conociendo facetas de la vida de Oscar de la Renta, que el diseñador dominicano mantuvo fuera de las pasarelas y la prensa. No necesariamente fue que lo ocultara, pero el foco de su vida pública siempre fue su trabajo como creador de hermosos atuendos para las damas adineradas o famosas, que podían costear sus ropas. En privado, Don Oscar era un hombre diferente.

1. No tuvo hijos biológicos
 

Óscar de la Renta tiene un hijo, el también diseñador Moisés de la Renta, sin embargo, este talentoso joven de origen dominicano no es su descendiente biológico. Moisés de la Renta.  En 1984, tenía 52 años y se acababa de quedar viudo. En su trabajo con los orfanatos de la República Dominicana, unas monjas encontraron a un recién nacido en un contenedor de desechos en una exclusiva urbanización de La Romana. Impresionado con la historia, el diseñador decidió adoptar al huérfano y bautizarlo con el nombre bíblico de Moisés, "el entregado por las aguas".

“Siempre digo que Moisés y yo nos encontramos en un momento en que ambos nos necesitábamos emocionalmente”, manifestó Oscar de la Renta en su biografía.“En 1984, yo recién había perdido a mi primera esposa (Françoise murió de cáncer de seno) y pensaba que nunca me casaría de nuevo ni sería padre. Él cambió mi vida”.


 

2. Su mamá era española y su papá puertorriqueño


Su padre Oscar, agente de seguros, era boricua. Su abuelo Juan José Ortiz de la Renta, fue uno de los primeros alcaldes de Ponce. En diversas entrevistas Oscar de la Renta contó qque su padre fue a trabajar a Santo Domingo, donde conoció y se casó con su madre, María Antonia Fiallo.

3. Estuvo casado dos veces


Su primera esposa fue la francesa Françoise de Langlade, quien renunció a su empleo como editora de modas de Vogue en Francia para mudarse con él a Estados Unidos. Sobre su relación, Oscar resaltó en su biografía: “Por nuestros momentos felices y toda la gente que conocimos y se convirtieron en nuestros amigos, tengo que dar las gracias a Françoise”. Entre esas amistades estaban el escritor Truman Capote, el político Henry Kissinger, la periodista Barbara Walters y los duques de Windsor. Su segunda esposa y viuda es Annette Mannheimer.

4. Se dio el lujo de rechazar a Christian Dior dos veces

 

De la Renta tuvo dos oportunidades de trabajar para Christian Dior. La primera data de 1959, cuando aprovechó unas vacaciones en Francia para mostrar sus bocetos a la jefa del estudio de Dior y fue contratado. Oscar prefirió ser asistente del diseñador Antonio Castillo en París, en parte porque no dominaba el francés.

5. Le debe su carrera al sacrificio de su madre

El mismo lo contó. Irse de la República Dominicana "fue un enorme sacrificio porque mi madre padecía de esclerosis múltiple y sabía bien que si yo me iba a España nunca más me volvería a ver, porque moriría antes de mi regreso”.

Doña María Antonio Fiallo de la Renta estaba segura que el futuro de su hijo dependía de sus estudios y relaciones en el extranjero. Con esa valentía que procede de un gran amor maternal convenció a su marido. En 1950, el joven de La renta se fue a España. Su madre murió, y tal como ella lo había presentido, nunca más volvió a ver a su hijo.

6. Además de la moda su pasión era la jardinería

Oscar de la Renta contó que su madre dividó el jardín de su casa para que los niños aprendieron a amar la tierra. Oscar plantaba maíz y espinacas y se las vendía su madre. Allí nació su amor a la jardinería. Sus últimos días los pasó en su casa de Kent, en el estado de Connecticut, donde con su esposa Annette Mannheimer mantenían allí hermosos jardines.

Su primer perfume Oscar fue inspirado en En el jardín de su casa en la República Dominicana había un árbol Ylang Ylang, que perfumaba todo el jardín y en noches de fuertes brisas, al vecindario entero.

Ese mágico olor hacia volar la imaginación del pequeño y estaba convencido de que si pudiera embotellar el rocío que le caía en la madrugada lo podría vender como perfume.

7. El diseñador de la política


Además de ser embajador especial y senador vitalicio de la República Dominicana, Oscar de la Renta cuenta con más ex primeras damas entre sus amigas que cualquier otro diseñador. En una entrevista con la edición española de Vanity Fair, Oscar de la Renta contó: “La primera fue Betty Ford. Jackie Kennedy se empezó a vestir conmigo en el 65 ó 66... Para la señora Nixon no llegué a hacer nada, pero sí, y mucho, para Nancy Reagan y Hillary Clinton...Y Mrs. Bush. El 95% de la ropa que llevaba era mía. La prensa no la trató muy bien, pero es una señora extraordinaria”. Reconoció que su favorita quizá fuera Hillary Clinton, "con quien tengo una relación de mayor amistad”.