6 Tips para hacer perder peso y no volver a engordar

Cómo adelgazar saludablemente y no recuperar el peso perdido

Hacer dieta sin fracasar
Motívate variando los menús y huyendo de la monotonía. Imagen Glow Wellness / Getty Images

Pregunta: ¿Puedo adelgazar y no volver a engordar?

Respuesta: ¡Por supuesto! Lo mejor es que lo hagas de la mano de un profesional sanitario, despacio y que al final consigas comer bien y sin atiborrarte sin esfuerzo. Y es que creando el hábito de comer sano adelgazar o no volver a engordar será algo que ocurra sin darte cuenta

Por tanto, si te has comprometido a bajar de peso ¡enhorabuena! Pronto notarás que  adelgazar y comer bien tiene muchos beneficios para tu salud no solo para tu estética.

 

Aprende más sobre Nutrición y suscríbete a nuestro boletín de noticias semanal gratis y en menos de un minuto.

1.- Elige bien qué tipo de dieta vas a hacer

Antes de iniciar una dieta para perder peso, es importante que consultes con un profesional sanitario, es decir, un nutricionista o dietista para que te asesore sobre qué plan alimenticio es más adecuado para ti. Pero si has decidido hacerlo por ti misma, no te preocupes. Lo importante es que estás en el buen camino para librarte de esos kilos o libras de más.

Ahora te toca elegir qué tipo de dieta vas a seguir. Existen muchas dietas populares y debes buscar la que se adapte mejor a tus necesidades. Evita bajar de peso rápido. Quizá aumente tu motivación porque pronto ves los resultados. Pero las dietas rápidas cuentan con el inconveniente de que pueden ser muy restrictivas, producir un efecto rebote y además poco saludables. 

Puedes optar por una dieta Low-Carb.

Existen muchas y seguro que encontrarás el plan que más te convenga.

También valora si necesitas perder mucho o poco peso. Si es poco, igual simplemente necesitas cambiar algunos hábitos

 

Y si no quieres engordar en Navidad, sigue estos consejos:

  • 8 Maneras de no engordar en Navidad

 

2.- No elimines tus alimentos preferidos

La mayoría de las dietas te prohibirán comer tus platos preferidos. Y está bien si son ricos en grasas saturadas o azúcares. Pero bajar de peso no debe ser una tortura. Si lo sientes así pronto perderás la motivación. La clave está en variar la forma de prepararlos y encontrar maneras de cocinar más sanas. Existen aplicaciones de dieta para móviles y tablets que pueden ayudarte a comer más sano y a cocinar tus productos favoritos con menos calorías.

 

3.- Nunca te saltes una comida

Es uno de los peores errores que puedes cometer. Ninguna dieta, por estricta que sea, te dirá que dejes de comer en el desayuno, la comida o la cena. Sí te invitarán a reducir las porciones pero nunca a prescindir de las comidas principales. Si te cuesta mucho tomar algo a primera hora de la mañana, elige un yogur ligero o una pieza de fruta refrescante con una infusión o tu café. Aportará hidratos de carbono, necesarios para comenzar el día. Si tienes previsto salir a cenar y te espera un buen menú, no cometas el error de no comer nada a lo largo del día. Eso hará que elijas mal los alimentos, cometas excesos, asaltes el pan mientras te sirven el menú...

¿Resultado? Puedes engordar a pesar de estar a dieta.

Ver también: ¿Por qué estoy engordando si estoy haciendo dieta?
 

4.- Detecta los anuncios engañosos

Te los vas a encontrar en cada manzana. Jugos saludables, batidos detox, sandwiches vegetales, ensaladas variadas, granola... Todos ellos son alimentos sanos. Sí, lo sabemos. Pero algunos de ellos pueden añadir calorías extra y poner en peligro tu dieta.

  • Alimentos sanos que pueden engordar

 

5.- Huye de la monotonía

La monotonía es uno de los peores saboteadores de tu dieta. Lo ideal es que sigas de forma estricta las indicaciones del plan que has decidido seguir (generalmente incluyen recetas para bajar de peso) o compres algún libro de cocina para experimentar y evitar aburrirte mientras estás adelgazando.

 

6.- Si fallas, no te rindas

Todos cometemos errores y saltarse la dieta un día no significa que tengas que tirar la toalla.

Puedes solucionarlo al día siguiente comiendo más ligero o haciendo una dieta depurativa de solo frutapara compensar los excesos. Lo importante es que consigas alcanzar el objetivo que te has marcado y para ello debes estar motivado.