6 señales de que todavía hay amor

pareja-enamorada.jpg
Juntos, a pesar de todo. Bert Hardy / Getty Images

Las relaciones de pareja atraviesan crisis y altibajos que pueden llenarnos de rabia y confusión. En medio de un momento difícil, ¿cómo saber si ha llegado el momento de decirse adiós o se trata solo de un bache temporal?

La crisis puede ser definitiva si no se trata de un desacuerdo temporal o motivado por un asunto muy concreto (discusiones sobre la familia política o al elegir el destino de sus vacaciones), sino una sensación continuada de que la relación no funciona por más que lo intentan.

En especial cuando sabes, aunque hayas intentado negarlo racionalmente o de cara a tus conocidos, que nunca tuvo futuro porque sus maneras de pensar o sus proyectos de vida son incompatibles. El amor está agonizando y eso te provoca un malestar permanente o casi: lágrimas, desesperanza, autoestima baja y sensación de vacío.

En otras ocasiones, sin embargo, no todo está perdido. En especial, cuando se dan todos o la mayoría de estos aspectos:

  1. Siguen haciendo planes de futuro. Esto es una prueba muy clara de que mantienen la ilusión y la voluntad de seguir juntos. Es una señal de unión sólida y madura. La energía necesaria para mantener un proyecto común es mucha, y no se mantiene viva si no hay amor. En cambio, cuando la crisis es grave, las ganas de huir de la compañía de la pareja son casi irresistibles.  

  2. Les gusta estar juntos. Aunque haya problemas y momentos en que desearías perderle de vista para siempre, y la convivencia es tan ardua que cada vez echas más de menos tus tiempos de soltera, en realidad su compañía te sigue gustando. Te conforta, te anima, te estimula, y sientes que cuando no está a tu lado te falta algo y estás más triste y sin ganas de arreglarte o de hacer cosas.

  1. Hacen las paces rápidamente. Están en crisis y eso hace que últimamente no dejen de discutir y hasta hayan dicho cosas que les gustaría haberse callado, pero siguen respetándose y su principal objetivo cuando hablan es entenderse y llegar a acuerdos beneficiosos para ambos. Además, no soportas la idea de andar por ahí enfadados, y te duele en el alma que tu pareja se sienta triste y pesarosa por tu culpa.

  1. Siguen atrayéndose y expresándose cariño. Dicen algunos que los amores reñidos son los más queridos, y ciertamente algunas parejas que discuten con pasión también se reconcilian con la misma fogosidad. Pero eso por sí solo no prueba que se siguen amando, sino que tienen buena química sexual. La prueba definitiva es que, además de encenderse mutuamente, se siguen abrazando, besándose, deseándose los buenos días o tomándose de la mano para expresarse su mutuo apoyo.

  2. Conservan el sentido del humor. Aun en medio de una crisis, son capaces de desdramatizar y hacer una broma de las que relajan la tensión en el ambiente, incluso si para ello tienen que reírse de ustedes mismos. Y siguen conservando las ganas de recurrir a sus historias divertidas compartidas y a las bromas privadas para sentirse cómplices uno del otro.

  3. Su corazón todavía se enciende al pensar en el otro. Por mucho que últimamente no se soporten, que se eviten y que fantaseen con hacer vidas separadas… sin que puedan evitarlo, al pensar en el otro siguen sintiendo un calor en el corazón, un deseo de estar juntos, de seguir disfrutando la vida de la mano, de sacar lo mejor de sí mismos para ofrecérselo al otro. Tal vez solo ocurra en contadas ocasiones, pero son suficientes para que comprendan que no quieren alejarse el uno del otro.