6 razones para no volver a fumar jamás

El tabaco duplica las probabilidades de sufrir un infarto

beneficios dejar de fumar, consejos dejar de fumar, enfermedades del tabaco, tabaquismo pasivo,
La OMS calcula que 8 millones de personas en el mundo podrían morir en 2030 a causa del tabaco, si no se toman medidas. © Daniel Hurst Photography | Getty Images

Si fumas estás duplicando el riesgo de morir de un infarto agudo de miocardio o de un accidente cerebrovascular. Si además tienes la presión arterial alta, tus posibilidades de desarrollar una enfermedad coronaria o una apoplejía se disparan.

El consumo de tabaco es uno de los principales factores de riesgo de varias enfermedades crónicas como las enfermedades cardiovasculares, el cáncer y los trastornos pulmonares.

Los efectos del tabaco

El tabaco mata a 6 millones de personas al año, y causa 600.000 muertes entre personas no fumadoras expuestas al humo de tabaco, según datos de la Organización Mundial de la salud (OMS).

En Estados Unidos, la cifra de muertes prematuras por fumar cigarrillos y la exposición al humo de tabaco se estima en 440.000 muertes anuales: cerca del 40% por cáncer, 35% por enfermedades cardiovasculares y apoplejía, y del 25% por enfermedades pulmonares.

Unas cifras escalofriantes que elevan al tabaquismo al estadio de epidemia. Incluso se le dedica cada año en mayo el Día Mundial sin Tabaco. La OMS calcula que 8 millones de personas en el mundo podrían morir en 2030 a causa del tabaco, si no se toman medidas.

¿Cómo afecta a la salud fumar?

Fumar acelera la velocidad del pulso. Además causa una elevación temporal de la presión arterial al incrementar los niveles de adrenalina en el flujo sanguíneo.

Aumenta los niveles de hormonas, provocando retención de sal y el estrangulamiento de los vasos sanguíneos.

También puede causar apoplejía, aneurisma de la aorta, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, asma, fracturas de cadera y cataratas. Además puede desencadenar neumonía y otras infecciones de las vías respiratorias, según advierte el Instituto Nacional del Cáncer.

El tabaquismo pasivo también mata

Pero los efectos perjudiciales del humo del tabaco, especialmente en espacios cerrados como todos sabemos, también afectan a las personas no fumadoras. De hecho, el artículo 8 del Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco reconoce que la exposición al humo de tabaco es causa de mortalidad, morbilidad y discapacidad.

El tabaquismo pasivo, además conocido como humo de segunda mano, es también causa de la cardiopatía coronaria y el cáncer de pulmón en adultos y del síndrome de muerte súbita en el lactante , y de bajo peso al nacer en el feto. La exposición al humo de tabaco en el ambiente produce 3.000 muertes por cáncer de pulmón cada año entre adultos que no fuman.

La OMS alerta de que casi la mitad de los niños del mundo (unos 700 millones) respiran aire contaminado por humo de tabaco, y más de un 40% de los niños tienen al menos un progenitor fumador. En 2004, los niños fueron víctimas del 31% de las 600.000 muertes prematuras atribuibles al humo ajeno.

El tabaco contiene más de 250 productos tóxicos

Se denominan productos del tabaco los que están hechos total o parcialmente con tabaco, sean para fumar, chupar, masticar o esnifar. El tabaco contiene nicotina, un ingrediente psicoactivo muy adictivo.

Además de otras sustancias perjudiciales para la salud . La OMS explica que en “el humo de tabaco hay unos 4.000 productos químicos conocidos, de los 250 son nocivos, y más de 50 producen cáncer en el ser humano”, como el cianuro de hidrógeno, el amoniaco y el monóxido de carbono. Este último es el principal causante de problemas arteriales, debido a que reduce la capacidad de la sangre para transportar oxígeno.

Dejar de fumar mejora la salud

La buena noticia es que la lesión cardiovascular ocasionada por el cigarrillo es casi completamente reversible. Tu riesgo comienza a descender el mismo día que dejas de fumar.

En tan solo un año, tu riesgo se reduce a la mitad- como informa la Asociación Americana del Corazón-, y pasados 15 años, disminuirá al nivel de alguien que nunca ha fumado.

¿Por qué debo dejar de fumar?

Te damos 6 razones que te ayudarán a tomar la decisión:

  1. Dejar de fumar es la medida de control de riesgo más importante de sufrir una enfermedad coronaria. Si no fumas vivirás más tiempo y tendrás menos posibilidades de desarrollar enfermedades del corazón, ataques al cerebro, enfermedades de los pulmones o cáncer.
  2. Recuperas los niveles normales del ritmo cardíaco y la presión arterial, anormalmente altos cuando se fuma.
  3. En tan solo unas cuantas horas, empieza a disminuir el nivel de monóxido de carbono en tu sangre.
  4. En algunas semanas, tu circulación mejorará, no producirás tanta flema y no toserás ni tendrás episodios de sibilancias con tanta frecuencia.
  5. Pasados varios meses de dejar de fumar, notarás que respiras mucho mejor. Tus pulmones se irán limpiando.
  6. Además, volverás a tener el sentido del olfato y del gusto, tu sistema digestivo retornará a la normalidad y aumentarás los años de vida, por si no fueran pocas razones para abandonar este hábito.

¿Cómo puedo dejar el tabaco?

Dejar de fumar no es fácil, y no sólo se trata de una cuestión de voluntad. El tabaco contiene sustancias adictivas como la nicotina que te lo ponen muy difícil. Pero lo más importante es que tomes la decisión de dejar de fumar.

Después puedes buscar ayuda. Hay grupos de apoyo, aplicaciones para móvil, asesoramiento profesional y tratamientos con o sin nicotina que te ayudarán a dejar de furmar.

 

Referencias:

Organización Mundial de la Salud (OMS). Accedido el 3 de agosto 2012.

U.S. Department of Health and Human Services. How Tobacco Smoke Causes Disease: The Biology and Behavioral Basis for Smoking-Attributable Disease: A Report of the Surgeon General. Atlanta, GA: U.S. Department of Health and Human Services, Centers for Disease Control and Prevention, National Center for Chronic Disease Prevention and Health Promotion, Office on Smoking and Health, 2010.

U.S. Department of Health and Human Services. The Health Consequences of Smoking: A Report of the Surgeon General. Atlanta, GA: U.S. Department of Health and Human Services, Centers for Disease Control and Prevention, National Center for Chronic Disease Prevention and Health Promotion, Office on Smoking and Health, 2004.

National Toxicology Program. Report on Carcinogens. Eleventh Edition. U.S. Department of Health and Human Services, Public Health Service, National Toxicology Program, 2005.

U.S. Department of Health and Human Services. The Health Benefits of Smoking Cessation. Rockville, MD: U.S. Department of Health and Human Services, Public Health Service, Centers for Disease Control, Center for Chronic Disease Prevention and Health Promotion, Office on Smoking and Health, 1990.