6 razones para celebrar tu período

Hay muchas razones para amar tu periodo menstrual
Hay muchas razones para amar tu periodo menstrual. Dan Sipple/Getty Images

Nosotras, las mujeres, conformamos la mitad de la sociedad humana, sin embargo la misma sociedad nos ha logrado convencer que somos defectuosas. Nos ha prohibido el paso a templos y temazcales. Nos ha convencido que somos sucias, que debemos escondernos durante una quinta parte de nuestras vidas. Y a lo mejor preferimos escondernos porque para muchas es un tiempo incómodo cuando queremos quedarnos en la cama en vez de salir a enfrentar el mundo.

Pero a pesar de las molestias que provoca la menstruación, el período menstrual puede ser una fuente de inspiración y agradecimiento.

Tu regla significa la renovación de cuerpo y alma

Pobre de los hombres que sólo pueden cambiar de propósito cada año... ¡Gracias a la sabia naturaleza, nosotras tenemos la oportunidad de empezar de nuevo cada mes! Mientras tu útero se limpia de las células viejas del ciclo pasado, toma la ocasión para deshacerte de tus vicios y establecer nuevas metas para el mes que viene. ¿Qué quieres lograr en este mes? ¿Qué necesitas? Tus propósitos pueden ser tan pequeñas o tan grandes como tú quieras. Y lo mejor de todo es que tendrás una nueva oportunidad en aproximadamente 28 días.

En la medicina Ayurveda, se dice que las mujeres viven más que los hombres porque el cuerpo femenino se desintoxica naturalmente cada mes. Puedes contribuir a este proceso tomando un agua de limón caliente cada mañana o un chocolate caliente (con poco azúcar, ya que los endulcorantes pueden empeorar los dolores menstruales).

El ciclo menstrual es un gran maestro

El sangrado de cada mes nos exige ser conscientes (para sentir y saber cuándo va a empezar). Nos hace más fuertes y resistentes, enseñándonos cómo aguantar y hasta ignorar el dolor y la incomodidad, cosas que son tan comunes e ineludibles en la vida; aunque no lo reconozcamos, es la fuente de nuestra fortaleza como mujeres.

Nos obliga a poner atención a nosotras mismas, lo cual sería un lujo para algunas mujeres bajo otras condiciones. Y tu período te pide ser más saludable, recompensándote con mayor regularidad y menor incomodidad si le haces caso.

La sangre menstrual es un indicador de salud

Aparte de señalar que no estás embarazada, el inicio de la regla indica que estás relativamente sana. Baja o sube demasiado de peso y te dejará de visitar tu flujo menstrual. ¿Tienes un período irregular o muy doloroso? Puede indicar un problema que merece atención médica. La duración de tu regla, su regularidad, las molestias que provoca y hasta el color y textura de la sangre son señas que puedes aprender a interpretar para mejorar tu salud en general. Un pequeño cambio en tu estilo de vida puede hacer una gran diferencia en cómo te sientes y tu regla es el mensajero que te lo hace saber, sólo tienes que adoptar el hábito de escucharla.

Tu período te da una razón válida para descansar

En este mundo moderno que nunca para de mover, el cuerpo femenino es un activista incansable por nuestro derecho a descansar. Pertenecemos a una sociedad que poco aprecia el silencio, la oscuridad y la quietud. Nos empuja a ser activas y productivas TODO el tiempo, pero nuestra biología tiene otros planes.

Alza tu voz y defiende tu cuerpo, la belleza del sueño y la importancia del descanso. Tómate una copa de vino tinto, come chocolate (preferiblemente chocolate oscuro, ya que el azúcar puede agravar las incomodidades de la regla) y descansa durante el peor día de tu regla. Recuerda que no estás sola... ¡te acompaña la mitad de la humanidad!

La menstruación nos unifica

A pesar de todas nuestras diferencias, la menstruación es una experiencia que (casi) todas las mujeres tenemos en común. Además, el hecho que el tema de la regla sea un tabú prácticamente nos hace parte una sociedad secreta, algo que podemos aprovechar en muchas situaciones si jugamos nuestras cartas bien.

Tu período te conecta con todo tipo de fuerzas mayores

Tu cuerpo responde automáticamente a la gravedad de la luna y te da una conexión única con la naturaleza completa.

Tenemos el poder de crear vida y la Madre Tierra nos habla directamente sin necesidad de traductor. Realmente es maravilloso, ¿no?