6 beneficios de trabajar como salvavidas

Ocean_City_Maryland_Lifeguard_Hurricane_Earl.jpg
Flyinhawaiian

Cada año miles de adolescentes de todo el mundo trabajan como salvavidas. En la inmensa mayoría de los casos se trata de un trabajo temporal que realizan en verano. Playas, piscinas y parque acuáticos a lo largo de la tierra se pueblan de estos jóvenes, generalmente vestidos con alguna prenda roja o blanca que los haga más visibles.

Los salvavidas o socorristas se encargan de vigilar la seguridad de nadadores, surfistas y otros practicantes de deportes acuáticos.

Para poder desarrollar el trabajo de vigilante o socorrista, en la mayoría de los países los jóvenes que se dedican a ello deben demostrar que son excelentes nadadores con mucha resistencia y realizar un curso que los enseñe a realizar primeros auxilios. Se trata de un trabajo ideal para adolescentes deportistas.

Además como trabajo temporal, el de salvavidas tiene una serie de características que lo hacen perfecto para las y los adolescentes.

Qué obtienen los adolescentes con el trabajo de salvavidas

 

  1. Desarrollan su sentido de la responsabilidad. Los chicos y chicas que trabajan como salvavidas saben que depende de ellos la seguridad de las personas que están bajo su cuidado y eso hace que adquieran un sentido de la responsabilidad que puede extenderse a otros ámbitos de sus vidas.
  2.  Aprenden primeros auxilios. Para ser salvavidas o vigilante de playa es imprescindible tener conocimientos de primeros auxilios. Es decir, saber qué es lo que hay que hacer cuando una persona sufre un accidente o algún tipo de trastorno en el agua. Saber primeros auxilios puede ser muy útil para sus vidas y no solo como vigilantes si no en su vida normal a partir de entonces en la que se pueden encontrar con situaciones que requieran el conocimiento de esos primeros auxilios. 
  1. Están al aire libre. Que sea una actividad que se realiza obligatoriamente al aire libre también es una ventaja. Después de todo un curso en el que la mayor parte de las horas se pasan dentro de la escuela o dentro de la casa, es muy recomendable que en el tiempo de vacaciones los adolescentes estén al aire libre. Si realizan el trabajo de salvavidas eso les obligará a pasar muchas horas en el exterior.
  1. Ganan dinero. El de salvavidas es un trabajo lo que significa que le da al adolescente unos ingresos. Realizar un trabajo en el tiempo libre es una magnífica idea para los adolescentes. Para los que durante el curso están muy ocupados porque además de la escuela practican deportes o tienen aficiones que les ocupan mucho tiempo, este trabajo de verano es perfecto porque en esos meses los chicos tienen más tiempo para dedicarlo a un empleo que les dará unos ingresos extra.
  2. Asimilan la importancia de las normas. Una de las cosas que descubren los adolescentes que trabajan como salvavidas es la importancia que tiene cumplir las normas. Y como son ellos los responsables de hacerlas cumplir para la seguridad de las personas que están bajo su cuidado eso hace que sean muy conscientes de la importancia que tiene que se cumplan para la seguridad de todos.
  3. Se hacen conscientes de los riesgos. Generalmente los adolescentes son muy poco conscientes de los riesgos. Incluso muchos de ellos los corren de manera grave sin darse cuenta de lo que están haciendo. Pero es más difícil que eso le ocurra a un joven o una joven que ha trabajado de salvavidas porque ellos saben perfectamente que lo que está en juego muchas veces es la propia vida.