5 tareas para delegar como propietario de un negocio

Estar al mando de una pequeña empresa requiere ponerse muchos sombreros: director, financiero, contador, vendedor, informático y ser el primer punto de contacto para la atención al cliente. Pasas tanto tiempo supervisando cada detalle de tu negocio, que a veces sientes que no tienes la oportunidad de tomar distancia para crear y concentrarte en el crecimiento. Poner en práctica tu visión de negocio requiere de un fuerte liderazgo y comunicación. Una de las claves para lograrlo es delegar algunas de tus responsabilidades. Esto te permitirá dedicarte a las ideas que hagan a la estrategia de crecimiento de tu empresa. Revisa a continuación cinco tareas que debes considerar delegar o para las cuales podrías subcontratar a otras personas:
01
de 05

Redes sociales

Getty Images
Getty Images. Getty Images
Si bien debes supervisar el mensaje general que comunicas a través de tus cuentas en las redes sociales, puedes quitar de tu lista de pendientes o actividades diarias la tarea de twittear o escribir blogs. Para ahorrar aún más tiempo, delega en la misma persona responsable de manejar las redes sociales, la tarea de escribir comentarios y gestionar los calendarios de publicación.
02
de 05

Tecnología

Getty Images
Getty Images. Getty Images
La actualización y mantenimiento de los sistemas de software por lo general requieren una importante inversión de tiempo. Delega esta tarea a uno de tus empleados que se sienta cómodo de operar los sistemas informáticos. Si no tienes a nadie en tu empresa capaz de tomar esta responsabilidad, considera en manejar el soporte de tecnología de manera externa.
Getty Images
Getty Images. Getty Images
El flujo de caja es el elemento vital de tu negocio, y saber los números del día a día de lo que entra, se debe y lo que hay que pagar siempre será importante. Sin embargo, la facturación, la contabilidad y otras tareas financieras y administrativas pueden ser manejas por un encargado del negocio. Pero recuerda, si subcontratas a alguien para llevar adelante estas tareas, debes programar revisiones regulares para supervisar las cuentas por cobrar, pagar y preguntar si hay un sistema en línea que puedas utilizar para un acceso instantáneo. Sigue leyendo »
Getty Images
Getty Images. Getty Images
Una vez que las pautas de atención al cliente están en su lugar, no hay ninguna razón para que tú sirvas como primer punto de contacto para todas las consultas o dudas de tus clientes. Entrena a uno de tus empleados con habilidades interpersonales y buena comunicación para responder a las inquietudes de tus clientes y/o contestar el teléfono. Sigue leyendo »
Getty Images
Getty Images. Getty Images

Un gran problema es tener más trabajo del que puedes manejar. Si tus recursos ya no dan abasto y se te presentan nuevas oportunidades de negocios, corres el riesgo de bajar la calidad o sobrecargar a tus empleados. Si este fuera el escenario, considera subcontratar la producción o utilizar la fuerza de trabajo de otra empresa o proveedor. De esta forma, puedes seguir edificando tu negocio sin tener que rechazar a nuevos clientes. Si estás pensando en esto, asegúrate de tener todo lo que esperas por escrito y trabaja con tu contador y abogado para cerciorarte que mantienes un cumplimiento estricto.

Para que el proceso de delegación sea exitoso:

 

  • Identifica qué tareas delegarás
  • Asigna responsabilidades y comunica tus expectativas
  • Prioriza las acciones y fija fechas de realización
  • Valida y verifica que los objetivos estén claros
  • Determina controles y seguimiento
  • Establece una comunicación sistemática

 

Como conclusión, para detectar cuáles son las tareas fáciles de delegar debes buscar ocupaciones donde no sea necesario hacer uso de tus conocimientos personales como emprendedor, y sí de tareas más mecánicas y repetitivas que consuman tu tiempo. Delegando gestionarás mejor tu negocio para dedicarte a las actividades que generan mayores ingresos y rentabilidad. Sigue leyendo »