5 razones para incluir ejercicios aeróbicos en tu entrenamiento

Salud, vitalidad y estética en la misma sesión.

Como en un gimnasio, pero mejor: en casa. Foto: Sonia Strada

El ejercicio aeróbico es esencial a la hora de construir un cuerpo saludable y estético, y es un tipo de ejercicio que debe acompañar a cualquier rutina de pesas y plan de comidas, especialmente en las dietas para bajar de peso. Además de mejorar la parte psicológica que reporta todo ejercicio realizado a conciencia, el ejercicio aeróbico tiene sus beneficios particulares y adicionales. Repasamos aquí cinco razones por las cuales no debes dejar de hacer ejercicios aeróbicos en ningún momento del año:

1)Ayudan a controlar tu peso:

Si bien una dieta balanceada (y si quieres bajar de peso, una dieta hipocalórica) es imprescindible para controlar cuánto anotas en una balanza, la ayuda que puede prestarte una rutina de ejercicios aeróbicos es invaluable. Si los combinas con ejercicios con pesas, que es la mejor forma de frecuentar un gimnasio, es más conveniente dejar a los ejercicios aeróbicos para el final, de modo que las reservas de glucógeno almacenadas en el hígado ya estén casi agotadas y de ese modo el metabolismo deba echar mano a las reservas de grasa. A medida que se acerque el verano puedes acrecentar más tu frecuencia de ejercicios aeróbicos, de modo que cuando te quites la ropa en la playa tu cuerpo sea la envidia de los concurrentes.

2) Ayudan a mejorar tu salud cardiovascular:

Si realizas ejercicios aeróbicos de forma regular, tu frecuencia cardíaca tenderá a la baja; dicho en otras palabras, necesitarás menos pulsaciones para llevar a cada una actividad, lo que redundará en una mejor salud cardiovascular.

Se ha demostrado que individuos razonablemente saludables que no practican deportes ni hacen ejercicios aeróbicos necesitan entre 70 y 75 pulsaciones por minuto para bombear la misma cantidad de sangre que un individuo que sí realiza ejercicio, el cual requiere de sólo de 40 a 50 pulsaciones. Además, si combinas ejercicios con pesas con ejercicios aeróbicos, aumentas la capilarización muscular (la llegada de sangre a mayor cantidad de zonas musculares), por lo que los tejidos reciben más nutrientes y más oxígeno.

Todo esto redunda en una mejor salud y un mejor desempeño deportivo.

3)Ayudan a prevenir enfermedades graves:

El ejercicio en general y el ejercicio aeróbico en particular son responsables de disminuir el porcentaje de accidentes cardiovasculares y cerebrovasculares, además de decrecer el riesgo de padecer diabetes, osteoporosis e hipertensión arterial. Tu médico puede confirmar estas aseveraciones. Mira todos los problemas que puedes ahorrarte con sólo unos cuarenta minutos unas tres veces a la semana.

4)Ayuda a estirar tus músculos como parte de la preparación:

Si vas a realizar ejercicio aeróbico, sea en bicicleta fija, máquina elíptica o cinta, es imprescindible que lleves a cabo los estiramientos previos en la zona de brazos y piernas. Con los músculos precalentados, tu rendimiento será superior, y lograrás oxigenar e irrigar partes de tu cuerpo que quizás antes no cuidabas debidamente.

5)Ayuda a hidratar tu cuerpo incrementando el consumo de agua:

Durante el ejercicio aeróbico es más que aconsejable que consumas cada veinte minutos el equivalente a un vaso de agua, al menos. Luego del ejercicio también debes consumir agua para reponer lo que el cuerpo ha gastado a través del sudor.

La hidratación mejora tu nivel de homeostasis, la capacidad de un medio ambiente (en este caso, tu metabolismo) de permanecer inalterada. En otras palabras, incorporas agua, una sustancia esencial, en tu organismo.