5 pasos para superar el miedo de hablar en público

Saber hablar en público es muy importante porque si lo haces bien podrás influir en la opinión de las personas que tienes enfrente, las cuales van a adoptar una postura favorable a lo que  le estás presentando u ofreciendo.

Saber hablar en público significa llegar al público con tus propias palabras, lograr transmitir tus ideas para que el público las pueda "absorber" y que además esté de acuerdo con ellas. Es decir, influir en las decisiones de otras personas, y para poder hacerlo bien, tienes que dominar muy bien la oratoria, tienes que saber muy bien de lo que estás hablando, tienes que creer firmemente en ello para poder transmitirlo con la fuerza necesaria al público.

Sigue estos 5 pasos para superar la ansiedad de hablar en público.

01
de 05

Prepárate

Hablar en público
Oratoria. Getty Images

Escoge tu tema favorito, imagino será sobre tu negocio o servicio. Junta todo la documentación que puedas sobre él, lee artículos, ve videos. Luego, resume toda tu presentación en una frase y úsala como guía, para desarrollar historias personales que la gente pueda identificar. Prepara el tema como lo más importante que hay en tu vida, siente verdadera pasión por lo que estás haciendo.

02
de 05

Practica

Cuando tengas lista tu presentación, reúne a un grupo de familiares y amigos y haz tu presentación. ¡Háblales con verdadera pasión! Después busca en asociaciones o cualquier otro sitio donde puedas dirigirte a otras personas desconocidas y háblales de tu tema, comprobarás comotienes más adeptos de los que tú en principio creías que pudieran estar interesados en tu tema. Vas a comprobar por ti mismo/a que hablar en público con pasión hace que muchas personas se interesen por lo que estás hablando.

03
de 05

Actúa

Los grandes oradores son artistas. Ellos expresan sus ideas de manera efectiva y con confianza. Imagínate que estás hablando con amigos en la sala de tu casa.

Si llegas a un lugar y te presentas con un “Hola soy Carlos/Sara y estoy encantado/a de estar aquí y conocer a todos ustedes”, ya no eres un extraño, ya eres amigo/a de ese grupo.

¡Ojo! Es positivo robarle una sonrisa al público, siempre y cuando no acudas a frases vulgares o fuera de contexto. Los mejores expositores son aquellos que no solo dan a conocer sus ideas, sino que entretienen al público.

04
de 05

Humanízate

Si quieres ser creíble tienes que mostrarte vulnerable. Si te esfuerzas por parecer perfecto generarás desconfianza en tu público. No te tomes demasiado en serio. Si en tus presentaciones te comportas de una manera natural e informal, serás mucho más auténtico e interesante.

Es importante respetar el profesionalismo del público, pero también es necesario establecer una relación humana e informal con ellos. Al hablar en un tono más distendido, proyectas la imagen de que eres igual a ellos.

05
de 05

Disfruta

Lleva un ritmo distendido y lento para transmitir seguridad, confianza y experiencia. Al usar pausas, además de aumentar la percepción del público, incrementarás la sensación de confianza y tranquilidad. Además, darás tiempo a que el público asimile los puntos clave y tendrás más tiempo para formular lo que piensas en frases más resumidas y concisas.

No presentes demasiado material. El hecho que una persona llegue con 100 diapositivas no es garantía de éxito en una presentación. Pactica una y otra vez con cronómetro si deseas calcular el tiempo que te llevará realizar la presentación frente al público.