5 Mitos del alcohol

01
de 05

Mezclar alcoholes te emborracha más rápido

Existen mitos urbanos en todas las ciudades del mundo que dictan que mezclar alcoholes – especialmente si estas en una buena fiesta – es malo para tu salud y provoca que uno se emborrache rápidamente, que tenga una cruda o “hangover” de míticas proporciones, o que se sienta mal después de algunas horas.

Muchas personas juran diciendo que si no toman un tipo de alcohol – sea tequila, ginebra, ron – entonces no tendrán consecuencias desastrosas que podrían venir de tomar alcohol de muchos estilos.

Lo cierto, es que tomar alcohol provoca varias reacciones en tu cuerpo, que son desde aligerar tu cuerpo y hacerlo sentir relajado, hasta perder el conocimiento y no recordar nada.

Pero, al combinar alcoholes – tal como lo hacen los cocteles – no afecta las consecuencias. Alcohol, es alcohol.

Hay unos que dicen, que al tomar primero cerveza y vino – dos bebidas ácidas – puede irritar el estómago, provocando que se absorba más rápido el alcohol que se toma después.

Esto no tiene base científica y probablemente resulta en la tradición de que personas empiezan tomando cerveza y vino y luego pasando a destilados más fuertes.

Eso si, mezclar alcohol puede ocasionar malestar estomacal, pues los ingredientes que contienen los licores especialmente (tienen mucha azúcar y especies) son pesados contra un estómago que no esta acostumbrado, y puede que te haga sentir peor de lo normal.

Lo más importante es medir la cantidad de alcohol ingerida, y cuanta comida tienes en tu estómago.

02
de 05

Tomar bebidas con un popote o pitillo te emborracha más rápido

Hay dos partes de este mito.

Uno, es que al tomar por un popote, se hace un vacío, por lo que se elimina el oxígeno. Al no tener oxígeno, teóricamente a uno se le sube más rápido las bebidas, por lo que uno se sentirá más borracho.

La otra parte del mito es la siguiente. Se dice que cuando uno toma con un pitillo o popote, esta persona toma más rápidamente su bebida, ingiriendo más alcohol en menos tiempo, lo que equivale a alcoholizarse en menos tiempo.

No hay base científica para ninguna de las dos partes. No hay estudios que demuestren esto y hasta el Instituto Nacional de Abuso Alcohólico mencionó que no evidencia que personas se emborrachan más rápido con un popote. Hasta Mythbusters, la famosa serie trato de comprobar este mito, el cual no puedo.

03
de 05

Cerveza te da panza chelera

Muchas hombres tienen panzas de cerveza. Las has visto, esas bolas que salen del cuerpo de un hombre como si tuviera un baloncesto atorado en su estomago. Unos científicos checos trataron de investigar si sí era cierto este mito.

Lo que encontraron, es que no hay relación entre la panza de un individuo y su forma de tomar. De hecho, la investigación demostró que si uno controla cuanto alcohol toma, este casi no se refleja en ningún incremento de peso.

Esto no quiere decir que si uno no toma cerveza no va a subir de peso. Si uno toma mucho, subirá de peso, pero no siempre se colocará en la panza. Lo que se descubrió, es que los hombres que tienen panzas enormes se lo deben a un gen en su DNA que dicta en qué parte del cuerpo se depositara la grasa acumulada.

Diferentes personas depositan su grasa en diferentes partes del cuerpo: unos en la panza, otros en los glúteos, otros en las piernas. Pero entonces ¿de donde salió este mito? Una teoría es por la cirrosis, que hace que se inflame el estómago.

04
de 05

El alcohol mata las neuronas

El mito es el siguiente: se supone, que cada vez que ingieres alcohol, este líquido subirá a tu cerebro y destruirá las partecitas que hacen que funciones como ser humano. Falso.

El mito empezó en 1830, cuando el Movimiento por la Templanza anunciaba que tomar alcohol era equivalente a destruir tu cuerpo. Muchas personas se la creyeron.

No fue hasta la modernidad, que se empezó a probar, que el alcohol causa muchas cosas si se toma en exceso, pero hay evidencia científica que demuestra que el alcohol no mata las neuronas, sino daña las dendritas, que son las conexiones entre las neuronas. Esta es la razón de porque una persona es un poco lenta al estar borracha. Lo bueno, es que el daño no es permanente; las dendritas pueden repararse por sí solas si es que no se toma en exceso. Tomar en exceso puede llegar a causar aún más problemas mucho más serios, físicos y sociales.

05
de 05

Comer antes de tomar te ayudara a estar sobrio

Esta frase tiene un poco de verdad. Comer antes de tomar alcohol es bueno, pues retarda los efectos del alcohol. Pero, si tomas mucho alcohol, tu cuerpo lo absorberá de todas maneras y uno se emborrachara, nada mas que no tan rápido. Esto sirve, pues al tardarse mas, el cuerpo tiene más tiempo para absorber el alcohol por lo que uno no se sentirá tan borracho. Además, si uno ha comido, tiene menos chance de que su estómago se irrite.

Pero, este mito es falso. Uno nunca puede estar sobrio si esta tomando alcohol.

Como siempre, tomar y disfrutar bebidas alcohólicas no significa que uno debe excederse. Toma con responsabilidad.