5 formas de conseguir patrones para hacer ropa de niños

Cómo sacarlos de otra prenda, de revistas y libros, o de internet

Conseguir patrones para poder hacer en casa la ropa o los disfraces a los niños no es difícil. Hace falta decisión y una valoración inicial sobre los conocimientos y técnicas de costura que dominamos. De menos conocimientos o experiencia, a más, podemos hacernos con libros y cursos de costura y patronaje, con revistas de patrones infantiles, acceder a sitios web especializados, sacar nuestros patrones de una prenda desecha, o copiarlos de la ropa que aún usamos. También se pueden pedir a amigas y vecinas, pero vamos a centrarnos en cómo conseguirlos por nosotros mismos.

01
de 05

Libros didácticos:

DSC07433.JPG
Libros especializados en costura y patrones para ropa de niños. Foto © Marian Álvarez

Tanto en las tiendas especializadas como en las librerías y centros comerciales generalistas, podemos comprar libros que nos enseñan a utilizar herramientas y realizar un patrón y a interpretar los signos y claves universales del patronaje, para poder acometer proyectos cada vez más completos o complicados. La mayor parte de estos libros incluyen proyectos para ir aprendiendo, que pueden ser muy útiles para realizar una primera camisa, vestido sencillo o pantalón a nuestros niños. Un ejemplo es este libro de la biblioteca de costura Singer llamado “Ropa para niños”.

02
de 05

Revistas de patrones

DSC07435.JPG
Revistas de patrones para niños. Foto © Marian Álvarez

Existen publicaciones periódicas, de fácil adquisición en librerías y kioscos, en prácticamente todos los países, que aportan modelos con patrones y explicaciones de cómo confeccionarlos. Si se quiere aprender a coser se puede comprar cualquiera de ellas y comenzar por un modelo sencillo, o con un disfraz, que es una prenda menos comprometida. Modelo a modelo y puntada a puntada, se acerca a la perfección mientras se aprende a coser y se divierte la modista. En la fotografía aparecen las revistas de origen español “Patrones niños”, “Patrones disfraces infantiles”, y “Espejito Espejito”. Además, la clásica y universalmente conocida publicación de origen alemán “Burda”, que cuenta con una revista específica para niños, y la publica en español.

03
de 05

Patrones gratis, o de pago, a través de internet

OS032ST1_wrapper.jpg
Un de los dibujos de la página de patrones para niños Oliver and S. Foto © Oliverands.com

Se puede encontrar en la red cualquier patrón para hacer ropa infantil que se pueda desear. No siempre son gratuitos, pero hay muchas costureras que ofrecen su sabiduría de forma libre. Se encuentran en  páginas de la red Pinterest, que aglutina pines de infinidad de enlaces a blogs y páginas donde ofrecen patrones gratis o de pago.

En sitios específicos como Sewing.org se encuentran patrones y explicaciones gratuitas. Y se pueden comprar a precios asumibles en sitios como Oliver and S, BurdaStyle o los de la plataforma Etsy, como Heidi and Finn. Hay muchísimos blogs, tanto en inglés como en español, que ofrecen patrones o indican dónde encontrarlos.

04
de 05

Deshacer una prenda desechable

ropa-deshecha.jpg
Una sudadera deshecha se convierte en un patrón base para prenda superior infantil. Foto © Marian Álvarez

Es una manera gratuita, sencilla y rápida de obtener un patrón. Con ropa en desuso, rota, de segunda mano, ect, podemos conseguir cualquier patrón que nos interese. Si sabemos coser poco, podemos deshacer prendas básicas, como sudaderas, camisas o blusas sencillas, falditas y vestidos, para obtener un patrón base, con el que cortar las piezas necesarias en una tela nueva y crear prendas.

Si somos un poco más expertos en costura, con un patrón base, como el de la sudadera de la foto, al traspasar al papel ese patrón, se pueden hacer las modificaciones que se deseen. Desde alargar el delantero y trasero para convertirlo en una chaqueta, cambiar el cuello para que sea con solapa, darle más forma a la zona superior de la manga para que sea tipo farol… Poco a poco se puede, incluso, aprender a escalonar un patrón para variar la talla en función del crecimiento de los niños.

05
de 05

Seguir las costuras de una prenda

Sacar patrones copiando de otra prenda del niño para hacer, por ejemplo, un disfraz. Foto © Marian Álvarez

Si se quiere copiar un modelo que ya tenemos en casa, pero que no queremos deshacer, podemos seguir con cuidado las líneas de las costuras para sacar los patrones de las piezas. Es algo más arriesgado porque puede existir un margen de error y variaciones de medida y forma, pero puede ser una forma rápida de obtener un patrón para trajes poco comprometidos, como disfraces, si no se es muy experto todavía. A quienes cuentan con experiencia en costura y patrones, les resultará sencillo corregir esas variantes de patrón, y crear moda infantil en casa.

Pedir ayuda y consejo

Una de las formas de conseguir moldes o patrones para hacer ropa, accesorios y disfraces a nuestros pequeños no es necesario introducirla en una lista, porque es la más obvia; preguntar a amigas, vecinas, madres, abuelas tías y el resto de allegados que se nos ocurran. La sabiduría de nuestros mayores, y de las amigas que ya han tenido hijos, o que tienen la costura como afición, puede ayudar, y mucho, a conseguir diseños exclusivos y lecciones de creatividad gratuitas, con un plus de complicidad y cariño.