5 errores al tomar una curva en moto

01
de 01

Fallos comunes cuando trazamos una curva en moto

BMW R1200R
Foto © BMW Motorrad

Saber cómo trazar una curva es algo que no se aprende de un día para otro, pero si sabemos cómo evitar los errores más comunes cuando afrontamos una curva sobre nuestra moto es más sencillo que pronto seamos capaces de trazar cada giro con seguridad y eficacia, y alcanzar la mejor técnica para trazar una curva en moto.

Las curvas son uno de los momentos más delicados una vez que sabemos cómo conducir y manejar una moto. Como siempre, la experiencia se gana con la práctica, así como la confianza y nuestro propio disfrute, por lo que al igual que debemos ser conscientes de los 5 errores más comunes de principiantes en moto, hemos de conocer los posibles errores al trazar curvas para evitarlos en todo momento.

Cuando sepas cómo trazar curvas correctamente descubrirás que las curvas son la parte más divertida y excitante al conducir y manejar una moto.

  • No mirar lejos

En moto siempre hemos de mirar lejos, así sabremos adelantarnos a lo que tenemos por delante, y lo mismo ocurre cuando se trata de trazar una curva. De ahí la importancia de la mirada en moto.

Al llegar una curva nuestra mirada ha de buscar el punto de salida de la curva, así sabremos por dónde entrar, dónde está el ápice, y así la trazada nos llevará hasta el punto de salida correcto. Si miramos justo delante de la rueda delantera o únicamente el punto de entrada de la curva la traza será mucho más difícil, no será limpia y puede exigirnos rectificar en plena curva.

  • Llegar a demasiada velocidad

Otro error común es llegar a una curva a demasiada velocidad. Suele ocurrir que tras una recta larga llegamos a alcanzar mucha velocidad y a su final encontramos una curva que no esperamos y que puede ser más cerrada de lo que imaginamos.

No adecuar la velocidad al ángulo de la curva es un error y entrar en ella a velocidad más alta de lo debido nos obligará a inclinar más, y si no es suficiente nos sacará de la traza y quizá hasta de la curva.

Se conoce como "pasarse de frenada" al hecho de frenar poco y demasiado tarde antes de entrar en un curva, por lo que nuestra trayectoria tenderá a ser recta y no podremos girar siguiendo la trazada de la carrera. Si sabes cómo frenar en moto esto no debería ser mayor problema.

  • Miedo a inclinar

Es un problema muy común también, sobre todo cuando se está empezando sobre dos ruedas. La falta de confianza nos impide inclinar la moto en una curva para que ésta siga la trazada correcta y utilice las fuerzas de la inclinación para mantener la línea correcta. Este es uno de los miedos más comunes al ir en moto.

La confianza para inclinar la moto se gana con el tiempo y la práctica, pero nunca está de más, incluso para motoristas ya expertos, realizar un curso de conducción en circuito para practicar el paso por curva con toda tranquilidad. Verás que los límites de tu moto y de los neumáticos de tu moto están mucho más allá de lo que imaginas en un principio, y aunque para el cuerpo humano mantener una inclinación de ese grado resulta antinatural en un comienzo, verás que con la práctica todo es más sencillo y el miedo a inclinar con la moto desaparece.

Si llueve y tienes que circular en moto con agua  recuerda que tanto frenar como inclinar lo debes hacer con la máxima precaución y aumentando los límites de seguridad.

  • Usar el freno delantero

Al trazar una curva has de frenar antes de entrar y nunca mientras pasas por ella. Si cuando comienzas a trazarla crees que no alcanzarás el ápice debidamente aunque inclines un poco más para compensar, puedes en todo caso utilizar el freno trasero para corregir y reducir un poco tu velocidad, pero nunca el freno delantero.

Si frenas con el freno delantero las fuerzas harán que la moto deje de inclinar, se ponga recta y tu moto y tú os salgáis de la curva. Si es una curva de derecha tenderás a invadir el carril contrario, y si es una curva de izquierda hará que te salgas de la carretera.

Por eso recuerda: adecua tu velocidad antes de entrar en la curva y si has de hacerlo una vez dentro utiliza sólo el freno trasero.

  • Falta de práctica

Otro error es lanzarse a recorrer una carretera revirada y llena de curvas sin la experiencia suficiente. Recuerda que la práctica es el único camino para ganar experiencia, y a más experiencia más seguridad, y por tanto mayor disfrute. El tiempo y la práctica lo harán todo.

Practica a tu ritmo, sin prisas, y si puedes realiza algún curso de conducción de motocicletas, lo que aprendas en un día te servirá para el resto de tu vida.