5 consejos para quedar embarazada

Ya tomaste la decisión, ahora, ¡manos a la obra! Estos cinco consejos te ayudan a quedar embarazada y empezar tu embarazo con el pie derecho.

01
de 07

Visita a tu médico

©Hildara Araya

El primer paso que debes tomar hacia un embarazo saludable es visitar a tu médico. Tu cuerpo está a punto de empezar un proceso que lo pondrá a prueba y tomará toda tu energía, y es importante que estés saludable para asegurar el desarrollo óptimo de tu bebé y tu bienestar. Si existe alguna condición que pueda complicar un embarazo, este es el momento para diagnosticarla y tratarla.

Además, es probable que tu ginecólogo te prescriba ácido fólico, un suplemento que debes tomar antes de quedar embarazada para prevenir defectos del tubo neural en tu bebé, como espina bífida. También puedes empezar a tomar vitaminas prenatales, un suplemento que garantiza las cantidades mínimas requeridas para un embarazo saludable. Más información en  Un embarazo saludable: visita antes de la concepción
02
de 07

Frecuencia y posición de tus relaciones sexuales

Si bien es cierto que todo lo que necesitas es un espermatozoide exitoso para quedar embarazada, tus probabilidades mejoran al combinar frecuencia y el momento indicado. Tener relaciones de día de por medio durante la semana antes y la semana después de tu ovulación maximiza la cantidad y calidad de los espermatozoides. Además, las relaciones matutinas, después de una noche de descanso, garantizan una mejor reserva de espermatozoides.

En cuanto a la posición sexual más conducente al embarazo, en realidad no hay evidencia que señale a una específica, pero puedes tener en cuenta estas medidas que sí pueden ayudarte:

  • Permanece acostada durante 15 minutos después de tener relaciones sexuales.
  • No hace falta que hagas paradas de manos o levantes tus piernas, como en las películas, pero sí puedes procurar elevar tu pelvis cuatro pulgadas con una almohada para ayudarle a la fuerza de gravedad. 
  • No vayas al baño hasta que hayan pasado unos 15 minutos después de las relaciones.  
03
de 07

Identifica tus días más fértiles

quedar embarazada
©Getty Images/Martin Dimitrov

Tu óvulo es viable únicamente durante 24 horas en cada ciclo menstrual. Si logras determinar con exactitud cuándo estás ovulando aumentas tus probabilidades de concebir.

En un ciclo menstrual regular, la ovulación sucede alrededor de la mitad de tu ciclo. Es decir, si tu ciclo es de 28 días, en teoría estarías ovulando cerca del día 14. Sin embargo, estudios sobre fertilidad femenina demuestran que la variación es la regla, y sólo el 10% de las mujeres ovulan en esa fecha exacta. En realidad, el rango de tiempo fértil se puede dar entre los 6 y 21 días de tu ciclo menstrual, y las relaciones frecuentes entre esas fechas te dan mejores posibilidades de quedar embarazada.  

Para identificar tu momento más fértil puedes empezar con esta  calculadora de ovulación, vigilar tu temperatura basal, los cambios en tu flujo cervical o acudir a pruebas de ovulación

04
de 07

Vigila la cantidad y calidad de espermatozoides de tu pareja

cómo quedar embarazada
Mayor cantidad y calidad de espermatozoides te ayuda a quedar embarazada más rápido. ©Getty Images/Sebastian Kaulitzki

Para maximizar tus probabilidades, vigila que tu pareja evite ciertas actividades que pueden afectar el número de espermatazoides que libera durante las relaciones sexuales:

  • La ropa muy ajustada. Para producir espermatozoides, los testículos necesitan mantenerse a una temperatura menor a la de tu cuerpo y por eso deben mantenerse a cierta distancia. 
  • Agua muy caliente, como en un jacuzzi o baño, inhibe la producción de espermatozoides.  
  • Cuidados con la dieta. Más allá de los alimentos afrodisiácos, algunos nutrimentos favorecen o perjudican la fertilidad masculina. Por ejemplo, el consumo de licopeno, un antioxidante que se encuentra en frutas y vegetales color rojo como el tomate, fresas y chile dulce, ayuda a incrementar la cantidad y viabilidad del espermatozoide hasta un 70%, según un estudio de la Clínica de Cleveland. Otra investigación sobre fertilidad masculina apunta al consumo de productos de soya como un posible causante de baja concentración de espermatozoides. 
  • Procurar un estilo de vida saludable. Esto incluye evitar sustancias nocivas como el tabaco, marihuana, alcohol y cafeína, así como realizar actividad física. 
  • Evitar las fuentes de calor cerca de los genitales. Por ejemplo, mantener una computadora portátil sobre las piernas puede producir calor. Algo similar sucede con las ondas que emite el teléfono celular. 
05
de 07

Limita el estrés y cuida tu salud

Un embarazo feliz empieza con una madre sana. Limita el estrés y descansa: tu cuerpo lo necesitará.

Si fumas, nunca habrá un mejor momento para abandonar el hábito. El tabaco incrementa el riesgo de infertilidad en un 30%. Sus químicos afectan el moco cervical, lo que puede interferir en la recepción de espermatozoides. Además, corres el riesgo de tener un parto prematuro y mayores probabilidades de que tu bebé sufra del síndrome de muerte súbita.

Si consumes licor, déjalo de lado mientras intentas concebir. Ninguna cantidad de alcohol es considerada segura en un embarazo, y las probabilidades de malformaciones y defectos en tu bebé son demasiado grandes para correr el riesgo.

Mantén tu peso ideal según tu estatura. La obesidad puede causar complicaciones durante tu embarazo, como diabetes y problemas con tu presión sanguínea.

06
de 07

Tratamientos de fertilidad

La infertilidad afecta a 10% de las mujeres entre los 15 y 44 años de edad, según la CDC (Centers for Disease Control and Prevention, ente gubernamental encargado de velar por la salud de la población en general).

La mayoría de parejas sanas en edad reproductiva logran concebir en cuestión de un año. Si después de ese lapso no obtienes resultados, consulta a tu médico. Existen múltiples razones por las que puedes tener dificultad para quedar embarazada, pero éstas son casi siempre tratables.

07
de 07

¿Estás embarazada?

Una vez que empieces a tratar de quedar embarazada, recuerda estar pendiente de los primeros síntomas del embarazo, para que puedas iniciar tu cuidado prenatal.

Fuentes:
Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Planificación del embarazo. Accedida en línea 25 de octubre del 2015.
Chavarro, Jorge E., et al. Soy food and isoflavone intake in relation to semen quality parameters among men from an infertility clinic. Publicado en Human Reproduction. Vol 23, No.11 pp.2584-2590, 2008. Accedido en línea 25 de octubre del 2015.
Durairajanayagam, Damayanthi, et al. Lycopene and male infertility. Publicado en Asian Journal of Andrology. 2014 May-Jun; 16(3): 420-425. Accedido en línea 25 de octubre del 2015.
Stanford, Joseph B. and Dunson, David B. Effects of Sexual Intercourse Patterns in Time to Pregnancy Studies. Publicado en American Journal of Epidemiology. (2007) 165(9):1088-1095. Accedido en línea 25 de octubre del 2015.
Women'shealth.gov. Embarazo: tratar de concebir. Accedido en línea 25 de octubre del 2015.