5 consejos para perder masa muscular saludablemente

Cambia tu cuerpo sin riesgos bruscos.

Foto: www.localfitness.com.au

¿A quién se le ocurre perder la masa muscular que se ha ganado con tanto sacrificio? Hay personas que ya no se sienten cómodas con masa muscular extra, quieren lucir una figura más estilizada o piensan practicar un deporte que requiere destreza y agilidad y la masa muscular puede ser un estorbo. Aquí te presentamos cinco consejos para perder masa muscular saludablemente.

 

1) No te apresures:

Así como no fue nada sencillo agregar músculo a tu cuerpo, tampoco es tan fácil librarse de él de manera razonable y gradual.

Las consecuencias de perder masa muscular de manera abrupta pueden afectar la capacidad del músculo de generar buen tono, además de darte un aspecto flácido y poco agradable. Traza un plan con metas de peso a lo largo de al menos tres meses, recordando que lo saludable es perder entre uno y dos kilogramos de peso por semana, no más.

2) Es más fácil perder músculo que grasa:

El peso es sencillamente peso, y un kilogramo de grasa pesa exactamente lo mismo que un kilogramo de músculo, pero eso no significa que equivalgan a lo mismo saludable y estéticamente. La grasa es una reserva de energía y nutrientes del cuerpo, lo que hace que éste luche por conservarla. Por el contrario, todo lo que tu metabolismo determine como peso muscular extra será liquidado si no se utiliza, de allí que debas ir regularmente al gimnasio para mantenerlo. Cuando quieras perder peso muscular, procura no ganarlo en grasa.

3) Maneja la dieta:

Perderás peso muscular con la dieta. Deberás someterte a una dieta hipocalórica, en la que las calorías que ingieras serán menores a las calorías que consumas en la actividad física y la actividad diaria. Si bajas tu ingesta de proteina, el músculo entenderá el mensaje. Pero no reemplaces la proteína por hidratos de carbono, porque engordarás.

Simplemente disminuye las calorías generales en lo que toca a proteínas, carbohidratos y grasas. Come fibras: frutas, verduras, cereales. Si tu dieta durante el perído de creación de masa muscular era de unas 4000 calorías diarias, deberías pensar el reducirla en unas 200 a 300 calorías a la semana hasta obtener el aporte calórico adecuado. Recuerda: no te alimentes mal ni dejes de comer. Ese error afectará tu salud. 

4) Maneja los pesos en el gimnasio:

Como ya no necesitarás de la totalidad de la masa muscular, bajar los pesos en los distintos ejercicios en el gimnasio es el mensaje que los músculos interpretarán bien: necesito menos de ustedes. Además, el menor aporte calórico que harás a tus músculos implicará que tendrás menos fuerza y por consiguiente, podrás levantar menos peso. Es así de sencillo. No intentes mantener tu nivel de peso en los ejercicios, porque podrías lesionarte. Si lo que quieres es perder músculo, utiliza menos peso, no más. 

5) No te excedas:

Los cambios de construcción son graduales, ya lo habrás notado cuando comenzaste a ganar músculo trabajosamente. Por el contrario, los cambios que implican deconstrucción son más bruscos. Cuidado con bajar de peso demasiado rápidamente, aunque sea peso muscular: puedes sufrir debilitamiento, daño óseo o cualquier otra lesión.