5 consejos para bajar de peso saludablemente

No siempre la forma más rápida es la más eficaz y segura.

Foto: JIP

Las dietas hipocalóricas son aquéllas que han sido diseñadas para hacernos bajar de peso a través de la menor ingesta de calorías. Dicho en palabras simples, nuestro cuerpo utiliza mayor cantidad de calorías de las que recibe a través de la alimentación, por lo que se ve obligado a echar mano a las reservas de grasa para que el metabolismo funcione correctamente. Esto redunda en un menor peso corporal y una figura más esbelta.

Te ofrecemos aquí cinco consejos para que tu descenso de peso sea lo más eficaz y saludable posible:

1)Consulta a un médico nutricionista:

Un médico nutricionistaes la persona más autorizada para indicarte que pasos debes seguir para bajar de peso saludablemente. Recuerda: si bien bajar de peso es un objetivo estético para la mayoría de la gente, la principal razón para hacerlo no es verte más bello sino disfrutar de un mejor estado de salud, ya que el sobrepeso trae aparejados graves trastornos metabólicos. Asimismo, un descenso de peso demasiado veloz también conspira contra tu estado de salud general.

2)Consume proteínas:

Estudios científicos muy fundamentados aseveran que incorporamos 4 calorías por cada gramo de proteínaconsumido, mientras que por cada gramo de carbohidratos o de grasas incorporamos 9 calorías. Haz la cuenta y verás que consumiendo una dieta rica en proteínas, moderada en carbohidratos y baja en grasas comienzas a bajar de peso.

Puedes hallar proteínas en las carnes rojas (consume cortes magros), pollo (sobre todo la pechuga), pescados, huevos, soja, leguminosas y productos lácteos, tales como el yogurt y la leche. Sin embargo, el exceso de proteínas también puede ser perjudicial, ya que interfiere con el metabolismo del calcio.

Consulta a un médico nutricionista para que te indique la cantidad adecuada para ti.

3)Modera tu consumo de carbohidratos y grasas en forma paulatina:

Si consumes carbohidratos y grasasen exceso, es bueno que los elimines de tu dieta, pero no en forma total, ya que también son vitales para el metabolismo, y no de manera abrupta, ya que esa pérdida seguramente generará el efecto rebote en la dieta que estés consumiendo: se trata de una reacción adversa por la cual el metabolismo interpreta que la retirada drástica de calorías provenientes de los carbohidratos y las grasas es una señal de alarma para el bienestar del cuerpo y se aferra con fiereza al tejido adiposo. Como consecuencia, se dificulta la disminución del peso, la persona se desanima, abandona la dieta y finalmente acaba por engordar. Debes evitar esta situación. En general, bajar entre un kilo y un kilo y medio de peso corporal por semana se considera saludable. Piensa que en un mes estarás bajando entre cuatro y seis kilogramos, lo que supone, al cabo de tres meses, una reducción de entre doce y dieciocho kilos. Cifras considerables.

4)No recurras a la automedicación:

Hay infinidad de suplementos para bajar de peso en el mercado.

Algunos prometen resultados sin ningún esfuerzo, otros aducen que su composición proviene de elementos naturales. Cualesquiera sean las bondades que ellos afirmen tener, no debes consumir absolutamente nada que no haya sido prescripto por tu médico. Recuerda que la automedicación no sólo suele suponer una pérdida de dinero, sino graves daños a la salud. Evítala.

5)Incorpora cereales, legumbres, verduras y frutas a tu dieta:

No sólo este tipo de alimentos, por su contenido de fibra alimentaria, es aconsejable en casos de sobrepeso, ya que con el mismo volumen alimenticio se consumen menos calorías, sino que es beneficioso para personas con elevado nivel de colesterol o con problemas de estreñimiento. Balancear una dieta rica en proteínas con fibras es ideal para bajar de peso y prevenir problemas de salud.