5 claves para acabar adquiriendo el PC perfecto

2en1.jpg
Copyright Getty

Comprar un PC no tiene por qué ser una tarea compleja, aunque bien es cierto que la aparición de nuevos modelos en el mercado y la competencia de otro tipo de dispositivos como las tablets, ha complicado el trabajo, no desesperes, si estás pensando en comprar el PC perfecto no tienes más que seguir leyendo.

¿Pero, qué es el PC perfecto?

El Pc perfecto es aquel que dentro de tu presupuesto se adapta a tus necesidades.

Es decir no existe un PC perfecto per se, si no que existe uno para cada persona. Lo que a ti te puede valer a otra persona no.

Por suerte en este sentido los fabricantes de PCs han hecho su trabajo y los equipos se dividen en segmentos, solo hay que saber cuál se adapta a lo que tú estás buscando.

¿Cuáles son las claves para adquirir el PC perfecto?

Conoce tus necesidades. Esto es lo primero y lo más esencial. La mejor manera para conocer tus necesidades es ir planteándote una serie de cuestiones, ¿voy a usar este PC para trabajar o en casa?, ¿qué tipo de aplicaciones va a ejecutar?, ¿necesito moverlo?, ¿quiero que sea silencioso?, ¿quiero que sea actualizable?, ¿lo quiero usar para todo o voy a tener otro aparato, por ejemplo una tablet o un smartphone que me permita realizar parte del trabajo.

Esto te tiene que dar una toma de contacto con lo que quieres usar.

Ten en cuenta que no todos los PCs valen para todo. Una vez que tengas clara tus necesidades tienes que tener en cuenta que te ofrece el mercado:

PCs de escritorio. Cuando hablamos de PCs normalmente nos referimos a estos por ser el formato más antiguo. Aunque es cierto que su cuota de mercado ha bajado con los años la realidad es que siguen teniendo su público. En resumen, un PC de escritorio es para alguien que quiera tener la máxima potencia computacional, la más sencilla capacidad de actualización y no le importe que el equipo no sea portátil.

Los PCs de escritorio por ahora siguen aguantando en el ámbito empresarial pero vemos como tienen más problemas para entrar en nuestras casas donde esas necesidades no son tan importantes.

Mini Pcs de escritorio. Este tipo de equipos ha ganado mucha popularidad en los últimos tiempos. Nos encontramos con PCs como los NUCs de Intel pensados para usarlos por ejemplo junto a tu televisor. Suelen tener componentes de portátiles lo cual los hacen menos ruidosos y más pequeños.

Existen otro tipo de mini PCs de escritorio muy parecidos a los lápices USB los cuales tienen un conector HDMI incluido que añaden la posibilidad de usar Windows 10 en cualquier televisor.

Como ves la necesidad que cubren es muy específica, poder usar Windows en un televisor, por ejemplo para ver películas o consumir otro tipo de archivos multimedia.

Todo en uno. Hace poco parecía que este tipo de equipos se iban a comer todo el mercado, pero su alto precio y que los sistemas operativos solo en modo táctil no acaban de cuajar los relegó a un segundo plano.

Un todo en uno es para alguien que no le preocupe el presupuesto y que quiera un equipo con Windows muy compacto, todo cabe en un monitor, y controlarlo con el dedo, pero que no le importe que no sea portátil es decir no estamos ante una tablet.

Portátiles 2 en 1. En este caso nos encontramos con equipos que aúnan las prestaciones de las tablets y de los portátiles de ahí el nombre de 2 en 1. Su función es por tanto muy específica ya que están pensados para aquellas personas que quieran una tablet con la que también puedan realizar ediciones de documentos. Estos equipos pueden llegar a ser muy caros ya que si quieres potencias en equipos pequeños tienes que pagarlos.

Portátiles extrafinos. Son muy parecidos a los anteriores pero el teclado no se puede extraer. Pensados para aquellos que quieren usar el PC para algo más que ver internet o consultar el correo y llevarlo a cualquier parte. Como los anteriores si quieres potencia tienes que pagarla.

Portátiles tradicionales. Aunque no llegan a tener la capacidad de computación de sus hermanos de escritorio la realidad es que si quieres potencia y movilidad esta debe ser su elección.

Si fijas un presupuesto respétalo. Si quieres yo te cuento que pasa cuando realizas una compra. Primero todo ilusionado empiezas a mirar modelos y te das cuenta de que quizás por un poco más de dinero puedes comprar algo mejor así que finalmente te acabas comprando un PC que cuesta el doble de lo que tenías pensado.

Da igual si tu presupuesto es bajo, sencillamente adáptalo a lo que se te ofrece. Por ejemplo, jamás compres 2 en 1 o equipos extrafinos si el dinero es un problema.

No compres nunca el último modelo a menos que el dinero no sea tu problema. En todos los dispositivos electrónicos y los PCs no son una excepción se paga un extra por obtener el último modelo. Antes cuando era normal que cada generación de procesadores casi doblara la velocidad del anterior no había que hacer muchas cuentas para decidirse pero en la actualidad no merece la pena adquirir el último modelo a menos que no te importe pagar ese extra de más.

Configura tu equipo de la manera adecuada. Si vas a utilizar juegos, ten en cuenta que lo que más debes invertir es en la tarjeta gráfica. Si quieres un equipo que funcione de manera fluida compra un disco SSD. Se practicó por encima de todo, de nada te vale gastarte una gran  cantidad de dinero en un componente que no vas a usar.