4 consejos para tu búsqueda laboral que nunca pasan de moda

Soñar con el trabajo ideal
Hombre soñando de día. Philpp Nemenz

4 consejos que nunca pasan de moda a la hora de buscar empleo

 

1. No huyas de la realidad.

La realidad: encontrar un buen empleo, como casi todas las cosas en la vida, requiere trabajo, dedicación, sacrificio, suerte y mucha paciencia. Lo demás, las historias que te cuenten, suelen ser fantasías. Pero la realidad es aburridad, no vende. Ni siquiera los reality shows son muy reales, ya que casi todo se ensaya y se prepara.

A todos nos gusta disfrutar del éxito de una super estrella, de admirar lo fácil que parece todo en la tele. Muy pocas veces tenemos el privilegio de vivir lo que ha tenido que hacer esa persona desde pequeño para lograr lo que ha conseguido, las horas de trabajo para progresar en su carrera, los sacrificios que ha tenido que hacer.

 

2. Deja la fantasía para el cine.

La fantasía: que un toque de suerte, una inspiración, es lo que siempre hace que nuestras vidas se transformen de una forma inmediata, que encontremos el empleo soñado. Es decir, pensar que todo nos puede llegar a pasar en un momento de iluminación es en lo que se basan las películas y los shows. Sentirse seducidos ante la fantasía es humano, aunque intentar replicar la gloria de una película o de un caso de éxito con solo desearlo no suele convertirse en realidad.  

 

3. Abandonar NO es de perdedores.

No hablo aquí de abandonar porque lo que intentas conseguir es duro, porque te sientes incómodo y frustrado al intentarlo.

No, me refiero a abandonar algo que has intentado mil veces con el mismo resultado, sin lograr avanzar lo más mínimo. Es decir, el candidato que, día tras día, se sienta enfrente de la computadora enviando currículum en las mismas webs, todo el día. Después de seis meses, no ha conseguido ni una entrevista de trabajo.

En esos momentos, muchos te dirán, “no abandones, abandonar es de perdedores”. Pero de perdedores es realmente hacer lo mismo mil veces y esperar un resultado diferente. Y abandonar no se refiere a un “lo dejo, esto no funciona”. Abandonar se refiere a cambiar de estrategia para poder intentar conseguir mejores resultados. Abandonar parece fácil de lograr pero muchas personas se ven inmersas, muchas veces, en situaciones que parecen inevitables, y se dejan arrastrar por la inercia del momento. Lo más cómodo es seguir adelante con lo que se hace cada día, sin plantearse ninguna pregunta incómoda.

 

4. Busca un mentor.

Busca una persona que sea capaz de hablarte de forma honesta (no muchos familiares son capaces de hacerlo) pero con calor humano. Es decir, no necesitas tampoco a alguien que, por muy sincero que sea, te vaya a hundir en un momento tan delicado. Aunque todo depende del tipo de personalidad que tengas, de lo que puedas aguantar en cuanto a crítica se refiere, contar con un mentor a tu lado incrementa tus posibilidades de seguir progresando en tu búsqueda. Cuando nos aislamos del mundo interior, esa voz interior a veces nos traiciona, criticándonos de forma injusta, haciéndonos sentir como un perdedor de verdad.

Y esa situación no nos lleva a nada bueno. Esa voz interior luego deriva en frustración, a veces parálisis, y un abandono del amor propio, algo nada aconsejable a la hora de enfrentarnos a la búsqueda de empleo. Por lo tanto, busca en tu red de contactos una persona seria, honesta y con ganas de ayudarte.